Suscriptor digital

Los jefes del Estado Islámico en Libia, víctimas de un misterioso francotirador

Fuente: Archivo - Crédito: Alejandro Pagni
Los yihadistas sospechan que un francotirador anónimo habría asesinado a tres líderes del ISIS en los últimos 15 días; no descartan la posibilidad de que exista una red de apoyo en favor de este tirador
(0)
29 de enero de 2016  • 17:16

Un misterioso francotirador mató, el sábado pasado, a uno de los jefes del ISIS cuando salía de una mezquita en el centro de Sirte ( Libia ), una de las ciudades preferidas por el coronel Muamar el Gadafi y que ahora se ha convertido en la capital libia de la organización yihadista. Otros dos líderes del EI también murieron, recientemente, a manos de un tirador .

El líder Abdulah Hamad al Ansari murió por el disparo de un francotirador. Además, el pasado 15 de enero fue asesinado Hamad Abdel Hady, uno de los jefes sudáneses del ISIS, en la carretera de Bengasi, al noreste de Libia.

Según The Libya Herald, la muerte de Al Ansari provocó una intensa y precipitada búsqueda del francotirador, pero la misma no tuvo resultados. Los yihadistas empiezan a estar muy preocupados porque en quince días tres de sus principales jefes han caído bajo las balas del misterioso tirador. Incluso, creen que podría tratarse de un tirador de élite que causó estragos entre los defensores de Gadafi.

"El terror se ha instalado entre las filas del Estado Islámico tras la muerte de Al MuhajIr, disparan al aire para atemorizar a la población al mismo tiempo que buscan al francotirador", publicó Libya Prospect

La primera víctima de este tirador fue, al parecer, Abu Mohamed al Dernaui, muerto el 19 de enero cerca de su casa. Los tres lugares donde ha actuado están muy alejados unos de otros. Al Ansari, abatido la noche del sábado, se encontraba cerca de la universidad de Sirte y el Centro Ouagadogou, el antes lujoso recinto de conferencias y eventos donde resistieron Moamar Gadafi y sus leales en el 2011 y que ahora utilizan los yihadistas

Además, según el periodista italiano Daniele Raineri, tanto Al Ansari como Al Dernaui eran militantes de Ansar al Sharia en Sirtey y antes de que el Estado Islámico irrumpiera en la ciudad, hace un año. Miembros de Ansar al Sharia fueron pasándose al EI cuando esta organización tenía aún escasa presencia en el país, básicamente en Derna. Raineri recuerda que un líder religioso del EI, Husein al Qarami -también ex Ansar al Sharia- fue tiroteado en julio de la misma manera cuando salía de una mezquita.

Sobre la identidad de nuestro hombre se cree que podría tratarse de un especialista que causó estragos entre los defensores de Gadafi en los últimos días de la batalla de Sirte, y en la que los francotiradores fueron protagonistas tanto en el bando rebelde como en el gadafista. El caso es que tampoco se sabe quién fue aquel tirador. Se especula con la posibilidad de que exista una red de apoyo en favor de esta persona.

The Libya Herald especula con la posibilidad de que exista una red de apoyo al francotirador. Un especialista de este tipo no solo necesita ser capaz de colocarse en el lugar más adecuado y tener vías de escape aseguradas después de efectuar su disparo mortal sino que necesita, sobre todo, información fidedigna sobre dónde y cómo encontrar a sus blancos. De momento, salvo Al Qarami, ninguno de los asesinados por el tirador de elite figura en la lista de los líderes del Estado Islámico en Libia, donde la organización yihadista dispone de más de 2.000 combatientes.

Esta matanza selectiva se produce en vísperas de una anunciada operación militar encabezada por Estados Unidos contra el EI en Libia, que podría comenzar en unas semanas, según informa The New York Times.

La Vanguardia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?