Siete hábitos para dejar la oficina a las 5 de la tarde sin culpa: trabajar más horas no significa hacerlo bien

Expertos en recursos humanos advierten sobre la importancia de fijarse límites horarios para asegurar un mejor desempeño
Stephanie Vozza
(0)
1 de febrero de 2016  

Si usted sigue en la oficina después de las 6 de la tarde, el problema tal vez no sea su carga de trabajo; quizá no esté trabajando de modo eficiente. "Es extremadamente difícil, si no imposible, dejar la oficina a las 5 si una es desorganizada", dice Laura Stack, autora del libro Hacer las cosas correctas bien: cómo pasa el tiempo el ejecutivo efectivo. "La gente trabaja demasiado tiempo y demasiado duro porque es ineficiente, desorganizada y pierde el tiempo durante el día."

Parte del problema es que el límite de las horas de trabajo se ha desdibujado. "Es raro encontrar a alguien que trabaja de 8 a 5 y luego se va", dice Stack. "La mayoría lleva trabajo a casa, verifica su correo y hace llamadas mientras está en la práctica de deportes del hijo." Pero si se concentra en ser más productivo en la oficina puede irse a hora. Hay siete hábitos que le ayudarán a irse y llegar a tiempo para la cena a casa.

1. COMIENCE EL DÍA TENIENDO EN MENTE EL FIN DEL DÍA

Mucha gente no sale del trabajo a hora simplemente porque no tiene la expectativa de hacerlo, dice la consejera de carreras Lea McLeod. "En cambio siguen el flujo del día laboral, trabajando en lo que les toque y no fijan tiempo en su agenda para el trabajo prioritario", dice. "Entonces al final del día sigue habiendo una pila de trabajo, todo porque no planificaron para irse a las 5." Por la mañana identifique a qué hora se quiere ir por la tarde. Póngalo en su agenda, ponga una alarma en su celular o simplemente hágase el compromiso psicológico de partir a esa hora, sugiere McLeod.

2. TENGA CLAROS SUS VALORES

Se puede ver lo que una persona valora realmente mirando dos cosas: su chequera y su agenda, dice Kevin Kruse, autor de 15 secretos que conoce la gente exitosa sobre el manejo del tiempo. "La mayoría de la gente dirá que valora a su familia y amigos. La mayoría de la gente diría que su meta es ser un gran padre o madre. La mayoría de la gente diría que la salud es importante. Pero nuestras acciones revelan la verdad", dice.

3. DÍGALE A LA GENTE CUÁNDO SE TIENE QUE IR

Cuando le dice a sus colegas y jefe el horario en que piensa irse, es más probable que lo cumpla, dice McLeod. Fije las expectativas definiendo los límites. "Al alentar a sus colegas a avisarle con toda la anticipación posible de cualquier pedido y fijar la expectativa de que no va a estar disponible después de hora, evitar encargos o reuniones de último momento", dice. "Dígalo con firmeza", agrega Stack. "No tema decirle a los demás: «Me voy a las 5 y en horario todos los días. Tengo un compromiso a las 5.30». No es asunto de ellos que su compromiso sea con usted o su familia. La gente tiende a apoyar cuando alguien hace públicos sus objetivos."

4. HAGA LO MÁS IMPORTANTE PRIMERO

Si pierde tiempo con tareas de bajo valor, como responder correo y fijar reuniones, es posible que no llegue a hacer lo importante. Esto puede hacer que tenga que trabajar hasta tarde para terminar las tareas críticas, dice McLeod. Para mantenerse en horario sugiere crear una lista con dos columnas. En el lado izquierdo enumere tres a cinco prioridades de las más críticas que sean su responsabilidad. En el lado derecho enumere todas las actividades que hace durante el día. "Al final del día compare", agrega McLeod. "¿Cuánto de lo que logró de la columna de la derecha da soporte a sus prioridades clave en la columna izquierda? Si no se corresponde bien debería revaluar el trabajo que elige hacer durante el día."

5. COMIENCE LAS REUNIONES ANTES DE LAS 4 DE LA TARDE

Si tiene control de los horarios de las reuniones asegúrese de que la última comience a las 4 y termine a las 4.30. "Tache su agenda a partir de las 4 todos los días, de modo que la gente no pueda fijar encuentros con usted", dice Stack. "Y no le pida a la gente que comience proyectos a las 4.45. Respete su derecho a tener una vida también."

6. DÉSE UN TIEMPO DE TRANSICIÓN

No saldrá por la puerta a tiempo si no se da tiempo para aflojarse, dice McLeod. Sugiere bloquear los 20 minutos previos a la hora de partida prevista para terminar con los detalles, como archivar papeles, organizar su espacio de trabajo y asegurarse de que se haya respondido los correos importantes. "Trate estos últimos minutos como una reunión importante con su jefe o un cliente", comenta. "No deje que nada interfiera y no deje que nadie organice una última reunión con usted. Este es un tiempo prioritario no negociable."

7. ADVIERTA QUE EL TRABAJO SEGUIRÁ ALLÍ MAÑANA

Siempre habrá cosas en su lista de cosas por hacer e incendios que apagar, pero no tiene que ser esclavo de ello, dice Kruse. "Esto es uno de esos conceptos simples que una vez que se asimila puede cambiar su vida en forma dramática", agrega. "La verdad es que siempre habrá más para hacer, así que usted decide -no importa de qué se trate o qué fuego hay que apagar- cuánto tiempo está dispuesto a invertir en el trabajo cada día."

Política de incentivos

Hora de salida

Para poder alcanzar un equilibrio saludable entre trabajo y vida social, en muchos casos los especialistas recomiendan programarse una tarea después de la oficina. "Sumarse a una clase o grupo que se reúna a una hora fija después del trabajo es un incentivo para manejar su día, de modo de irse de la oficina a la hora indicada", asegura. "Otra opción para los padres que trabajan es ponerse como meta la hora en que hay que retirar a los chicos de la escuela", explica la consultora Lea McLeod.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.