Suscriptor digital

Joan Cwaik: "Es fundamental tener flexibilidad a la hora de poder de entender tecnologías"

El emprendedor anticipa un cambio dramático en el mercado del trabajo que obligará a una reconversión
Florencia Carbone
(0)
1 de febrero de 2016  

Joan Cwaik está convencido de que en la vida hay que funcionar como un diamante: el núcleo central -la esencia- es uno, pero en el mundo actual es imperioso explotar las diferentes facetas. A los 25 años es uno de los emprendedores tecnológicos más reconocidos del país. Su ecléctico currículum confirma que aplica la teoría del diamante a la máxima potencia: su nombre está relacionado con el aquadance de Marcelo Tinelli, el robot que limpia piscinas y el que corta el césped, pero también con la ONG Research Darwin, que fabricó la primera prótesis con una impresora 3D para un chiquito de 11 años que nació sin una mano. El 18 y 19 de abril próximo, en Miami, Cwaik será uno de los oradores en eMerge Americas, una plataforma de promoción e incentivo de la innovación y la tecnología, punto de encuentro entre emprendedores e inversores. Allí, junto con otros tres representantes de América latina contará cómo la robótica está impactando en nuestra vida cotidiana y cómo nos veremos afectados por ella en los próximos 20 años.

-¿Qué es tecnología disruptiva?

-Cuando una tecnología llega a un punto que promete cambiar de modo drástico directa o indirectamente la vida cotidiana, un negocio o un paradigma social, es el momento en el que se vuelve disruptiva.

-¿Por ejemplo?

-El Bitcoin (la primera moneda electrónica), que promete que a corto o mediano plazo desaparezca el dinero en soporte papel. O la impresión 3D, que está amenazando -y eso también trae oportunidades- a la producción tradicional. Muestra que en el futuro potencialmente podremos producir cualquier cosa desde nuestro hogar, desde un alimento hasta una prótesis o un tenedor. Así como la computadora personal descentralizó el poder hacer y la información, la impresión 3D descentralizará el poder productivo industrial. La robótica promete que en 15 o 20 años reemplazará 40% de las tareas que hoy son hechas por seres humanos.

-¿Eso significa que desaparecerán fuentes de trabajo?

-En vez de pensar qué pasará cuando todos quedemos desempleados, me preguntaría qué habilidades tenemos que formar como profesionales para en un futuro cercano poder convivir con máquinas cada vez más inteligentes, para aprovechar eso y maximizar nuestros negocios, nuestra vida cotidiana, para lograr mejores patrones de bienestar social.

-¿Qué habilidades hay que desarrollar para seguir trabajando a corto o mediano plazo?

-Hoy estamos formando profesionales que cuando arrancan la carrera, saben que en 4 o 5 años quizá la mitad de lo que vieron quedará invalidado. Es fundamental tener flexibilidad a la hora de poder entender tecnologías. Crecimos en un ambiente que nos enseñó a manejar dinero en efectivo, a que si queremos comprar algo tenemos que ir a un local minorista, si queremos importar una pieza se hace de cierta forma y que hay ciertas tareas que no se le pueden dar a una máquina. Hay que tener la suficiente apertura mental para superar esos modelos.

Profesión: emprendedor tecnológico

Empresa: Maytronics

Edad:25 años

Sus desarrollos incluyen trabajos en robótica, impresoras 3D, realidad virtual e inteligencia artificial

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?