Suscriptor digital

Mauricio Macri y Elisa Carrió, a un año de la foto que cambió el tablero político

Hace doce meses, el líder de Pro y la diputada de la CC anunciaban su alianza electoral
(0)
31 de enero de 2016  • 11:47

Hace doce meses, Mauricio Macri y Elisa Carrió patearon el tablero político. En pleno verano, anunciaron a través de sus cuentas de Twitter y Facebook que disputarían la candidatura presidencial en las PASO. Se gestaba Cambiemos, el frente electoral que llevaría al líder de Pro a la presidencia.

La decisión no fue sorpresiva. El acuerdo se oficializó después de varias semanas de negociaciones, que incluyeron encuentros entre ellos y sus colaboradores de confianza. La diputada nacional de la CC había pegado el portazo pocos meses antes del frente amplio UNEN, el espacio que fundó para competir en las legislativas de 2013, por Macri. Se había enfrentado con los principales referentes de la fuerza progresista -Fernando "Pino" Solanas y Hermes Binner-, quienes rechazaban su idea de hacer un acuerdo electoral con el líder de Pro para enfrentar al kirchnerismo. Pero había un "socio" dentro de UNEN que sería clave para la estrategia de Carrió: el ex jefe de la UCR, Ernesto Sanz , quien también aspiraba a sentarse en el sillón de Rivadavia.

"Queremos que haya una alternativa competitiva frente a los que nos gobiernan hace décadas [...] Sellamos la unidad y competiremos en las elecciones internas abiertas para que ustedes puedan elegir cuál es la mejor propuesta, sin que nadie pierda su identidad", decía el mensaje de seis párrafos que publicaron Macri y Carrió en las redes sociales para oficializar la alianza. El texto estuvo acompañado por una foto que se sacaron en el parque Thays.

La jefa de la Coalición Cívica reveló tiempo después que decidió anunciar el acuerdo electoral con Macri de forma tan anticipada -a fines de enero- para presionar a la UCR, que reuniría a todos sus dirigentes en la convención de Gualeguaychú. El radicalismo se dividía entre los que avalaban un pacto con el Pro -Sanz- y los que rechazaban un acercamiento - Julio Cobos y Gerardo Morales -. "Cuando todos se van de vacaciones, hacemos la alianza con Mauricio. Y la hago para condicionarla a la asamblea [radical] de Gualeguaychú. De esa conversación personal salió un acuerdo político que se iba a concretar de acuerdo a la decisión de la UCR. Ahí cambiamos la elección de Gualeguaychú, donde Sanz tuvo un rol esencial", contó en octubre pasado.

Sanz triunfó en Gualeguaychú y la UCR aprobó su candidatura presidencial: competiría contra Macri y Carrió en las internas del denominado frente Cambiemos. Cobos, que impulsaba u acuerdo que incluya a Sergio Massa (Frente Renovador), fue el gran derrotado de la histórica convención.

La victoria de Macri en las internas de Cambiemos no provocó fisuras en el espacio. Carrió y Sanz se convirtieron en sus principales socios políticos. "Reivindico mucho el acuerdo de enero con Mauricio. Él resistió contra un establishment que presionaba, pero sostuvo la estrategia que lo llevó a la victoria. Había que pasar el peor momento, que era en junio, cuando todos decían que éramos imbéciles por no juntarnos con [Sergio] Massa", recordó la líder de la CC tras la victoria de Macri en el ballottage del 22 de noviembre pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?