Suscriptor digital

Delicias del fútbol argentino: el Federal C, un torneo con ¡266 equipos!

El duelo de los dos Mandiyú de Corrientes: ¿para cuál hinchar?
El duelo de los dos Mandiyú de Corrientes: ¿para cuál hinchar?
Nadie podrá quitarle su impronta integradora: en la categoría más baja de la AFA hay equipos de todas las provincias del país; historias mínimas de clubes homónimos, de presos y nombres extraños
Hernán Cortés
(0)
4 de febrero de 2016  • 07:00

De Ushuaia a La Quiaca. Al igual que el emblemático disco de León Gieco, el torneo Federal C es el único de los certámenes organizados por la AFA que tiene la particularidad de unir, literalmente, los dos extremos de Argentina. Tercero en jerarquía luego de sus correlativos A y B, el Federal C, cuya presente edición comenzó el fin de semana pasado, reúne a 266 clubes (si suena exagerado, vale mencionar que el año pasado contó con 371) que se expanden por todo el territorio nacional y sueñan –en el caso de superar cuatro categorías más- con el ansiado desembarco en Primera División.

El campeonato está dividido en 75 zonas agrupadas por cercanía geográfica (Patagonia, Litoral, Cuyo, provincia de Buenos Aires, por ejemplo) en las que los equipos juegan todos contra todos y luego disputan los play off que culminan con cuatro ascensos al Federal B.

¿Quiénes intervienen? En general, los ganadores de las ligas regionales donde compiten. Pero también puede darse el caso de que los clubes participen por invitación. O que otros que en principio confirmaron participación finalmente desistan de hacerlo. Signo distintivo del fútbol argentino, las irregularidades no están exentas y el fixture se termina de conformar recién sobre el cierre del año.

El Federal C no solo llama la atención por su exhaustiva forma de disputa. Dada su heterogeneidad, que integra tanto instituciones sólidas como otras que rozan el amateurismo, es al mismo tiempo una cantera inagotable de historias mínimas y curiosidades que lo hacen apasionante. Aquí, un repaso de algunas de ellas:

Un camión con varias sucursales

La injerencia de Hugo Moyano en el fútbol no se limita a la presidencia de Independiente y al cargo de su cuñado Claudio "Chiqui" Tapia en la AFA. Su última incursión en el deporte es el Club Social y Deportivo Camioneros, representante del gremio que comanda el secretario general de la CGT. Fundado en 2009 y con campo de deportes propio en Camino de Cintura, el club presidido por Pablo Moyano, hijo mayor de Hugo, tuvo su paso por el Federal C antes de ascender a la siguiente categoría, en 2012. En principio, el plantel estaba integrado únicamente por afiliados, pero con el tiempo fueron incorporándose viejos batalladores del Ascenso, como los delanteros Jeremías Caggiano y Diego Ceballos. En su zona, Camioneros había eliminado a dos gremios con perfil más bajo: SAT (Televisión) y Mutual UTA (Transporte). Son justamente los transportistas, por Buenos Aires, y la Mutual de Camioneros de Río Grande (Tierra del Fuego), bastión moyanista en el fin del mundo, los representantes sindicales de esta edición.

Moyano en la fiesta del club

El volver a empezar del Negro Cáceres

Fernándo Cáceres, el exdefensor de la selección, tiene su propio club
Fernándo Cáceres, el exdefensor de la selección, tiene su propio club

Si la madrugada del 1° de noviembre de 2009 hubiese sido una más para Fernando Cáceres, es posible que su club nunca hubiese existido. Luego del asalto que le causó una seria lesión cerebral, el "Negro" se aferró más que nunca a la vida y hoy es el presidente del Fernando Cáceres Fútbol Club, club que creó en 2013 para impulsar su Fundación y que, luego de ganar la Liga de Luján, accedió al Federal C. "Ayudo al técnico, soy presidente. Trato de colaborar en todos los aspectos del equipo, pero lo que más me interesa es estar en contacto con los chicos en el campo de juego", contaba Cáceres en una entrevista con LA NACION hace unos meses. Por el momento, el ex defensor de la Selección puede estar conforme: el FCFC debutó el domingo con una victoria sobre la UTA por 3 a 2.

La doble vida de Mandiyú

Muchos se preguntarán qué fue de la vida del Deportivo Mandiyú, aquel club correntino que puede jactarse de ser uno de los dos equipos argentinos (el otro fue Racing) que tuvo a Diego Maradona como entrenador. Actualmente en la zona 55 de Federal C, la historia de Mandiyú tiene, además de la presencia del excapitán de la selección en su banco de suplentes, otros hitos que podrían valer para un argumento cinematográfico. En 1988, durante uno de sus siete años en Primera División, sorprendió a todos peleando mano a mano con San Lorenzo por un lugar en la Copa Libertadores (finalmente, se clasificó el Ciclón), para luego descender en 1992 y desaparecer del mapa futbolístico. Producto de un oscuro negociado de su presidente, el diputado menemista Roberto Cruz, el club se fundió y no se presentó a jugar un torneo hasta bastante tiempo después. Mientras la institución preparaba su retorno a la liga correntina, un grupo de socios intentó una refundación paralela. Resultado: hubo dos Mandiyú, el tradicional Deportivo y uno nuevo al que le antepusieron la denominación Textil, en medio de un clima de disputas legales por el nombre. Como corolario surrealista, la Copa Argentina de 2012 enfrentó a ambos clubes en una instancia decisiva, pasando de ronda el original. Tras aquietarse las aguas, hoy Mandiyú volvió a ser uno solo y busca, si no se da el ascenso, al menos un poco de paz.

¿Banfield? ¿Cuál Banfield?

En Puerto Deseado, Banfield juega sobre una alfombra... de tierra
En Puerto Deseado, Banfield juega sobre una alfombra... de tierra

Se sabe que en el mapa futbolístico abundan los clubes homónimos, es decir, aquellos que a la hora de bautizarse toman el nombre de otro a modo de homenaje. Por ejemplo, ¿cuántos Independientes tapizan el país? ¿Y cuántos Huracanes? Lo que no es tan habitual es que el Federal C permita descubrir que hay un Chacarita Juniors en Azul (Buenos Aires) y otro en Aimogasta, una localidad periférica de La Rioja. O un All Boys en Santa Rosa (La Pampa), a más de seiscientos kilómetros de Floresta. Por no hablar de algún hincha de Banfield radicado en Puerto Deseado (Santa Cruz) que fundó un club con el mismo nombre. Continuando con las curiosidades, hay clubes del Federal C más antiguos que muchos otros de las divisiones principales, incluidos los cinco grandes. Es el caso de los bonaerenses Mercedes, que existe desde 1875, y Buenos Aires Al Pacífico (Junín), fundado en 1892.

A la cancha en patrullero

Entre las particularidades del Federal C, la edición de 2011 tuvo al primer equipo en la historia del fútbol argentino conformado por personas privadas de la libertad. Todo comenzó cuando Pioneros, con un plantel compuesto por 21 detenidos, un exrecluso y tres agentes penitenciarios de la unidades 21 y 41 de Campana, se alzó con la liga local y logró ingresar al torneo. Con el permiso judicial para participar, el equipo debutó frente a Everton, en La Plata, y para su traslado en micro se requirieron tantos patrulleros como para escoltar a La Doce o a los Borrachos del Tablón, operativo que se repitió en los siguientes encuentros. Quizás esa desconfianza (al fin y al cabo, nada impedía sospechar que alguno de los internos intentara escapar) afectó el rendimiento deportivo: Pioneros perdió por goleada casi todos sus partidos y quedó afuera en la primera fase. Al año siguiente fue invitado nuevamente a participar, pero sin los presos.

Los 7 equipos con nombres más particulares

Platense, formado para la foto. ¿El de Vicente López? No, el de Añatuya, Santiago del Estero
Platense, formado para la foto. ¿El de Vicente López? No, el de Añatuya, Santiago del Estero

  • Mar del Plata (Caleta Olivia). Que un club que dista más de 1600 kilómetros de La Feliz se llame así se debe a que Mar del Plata es un populoso barrio de Caleta Olivia.
  • Fontana (Trevelin). Parece un homenaje a la Fontana di Trevi romana, pero en realidad es un tributo al Coronel Luis Fontana, gobernador de Chubut que descubrió el valle (así se llama también la plaza principal del pueblo).
  • Los Canales (Plottier). Es un derivado de un club de Golf que queda en la localidad neuquina de Plottier. Primero fue una escuelita de fútbol del citado club.
  • Ever Ready (Dolores). Se llama como la legendaria pila, pero es la traducción literal de "siempre listos" (el club data de 1920).
  • Platense (Añatuya). Hay un "calamar" en esta localidad de Santiago del Estero, a 920 kilómetros de Vicente López. ¿Lo habrá conocido el Polaco Goyeneche, el hincha más emblemático del histórico Platense?
  • Sportivo Gardelitos (La Quiaca). Un equipo del extremo norte del país toma el nombre de una banda de rock local.
  • S.A.M.E.E.P (Resistencia). Es un club relativamente nuevo, formado a partir de la iniciativa de los dirigentes y trabajadores de la empresa estatal S.A.M.E.E.P. (Servicio de Agua y Mantenimiento Empresa del Estado Provincial). La mayoría de los jugadores del plantel de primera división son trabajadores de dicha empresa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?