Suscriptor digital

Cinco razones para ver Creed, el regreso de Rocky

La película de Ryan Coogler ya se estrenó en nuestras salas y aquí les listamos algunos motivos por los cuales no hay que dejarla pasar
Milagros Amondaray
(0)
8 de febrero de 2016  • 21:27

*1. El emotivo comeback de Sylvester Stallone

Pasaron nueve años desde la última vez que Sylvester Stallone interpretaba, en la sexta entrega de la saga, al querido Rocky Balboa. Tuvo que aparecer Ryan Coogler para presentarle a Stallone una propuesta que no solo iba a implicar el regreso del personaje que irrumpió en 1976 sino también una reversión enteramente comandada por el realizador independiente. En consecuencia, tanto el guión (co-escrito con Aaron Covington) como la dirección del film ya no iban a caer en manos de "Sly" sino del cineasta que se gestó por fuera de lo mainstream.

Lo cierto es que Coogler dio en el clavo, ya que abordó el universo Rocky intentando eludir los clichés intrínsecos de la saga - o del subgénero de boxeadores a secas - y dándole a Stallone emotivas secuencias donde Rocky se detiene a recordar el pasado y todo el tiempo vivido sin Adrian. Por su excelente interpretación, Stallone ya obtuvo el Globo de Oro (cuando definió a Rocky como "su mejor amigo" en el discurso de aceptación) y el Critic's Choice Award, y es el favorito para llevarse el Oscar a mejor actor de reparto el 28 de febrero. Quién lo hubiera dicho.

*2. Michael B. Jordan en la piel de Adonis Creed

Si Michael B. Jordan deja de tomar algunos desvíos innecesarios en su corta carrera - como el fallido relanzamiento de Los cuatro fantásticos o la misógina comedia That Awkard Moment - no va a pasar mucho tiempo hasta que se convierta en una verdadera estrella. El joven oriundo de California lo tiene todo: carisma, versatilidad y capacidad para comandar una película por sí solo. Un ejemplo de esto fue su magnética actuación en Fruitvale Station - la ópera prima de Ryan Coogler que marcó la explosión de ambos -, en la cual interpretó al fallecido Oscar Grant III, quien murió en el año 2009 como consecuencia de la brutalidad de las fuerzas policiales.

En Creed, el papel de Adonis Johnson (el hijo de Apollo que viaja a Filadelfia para pedirle a Rocky que lo entrene) no solo no le queda grande sino que además se convierte en el compañero ideal para Balboa, dado que ambos se incentivan a dar pelea mutuamente incluso por fuera del terreno pugilístico. Dato: algunos quizás recuerden a Jordan por su interpretación del pequeño Wallace en la extraordinaria serie The Wire.

*3. Ryan Coogler, un director que promete

Creed presenta un gran número de secuencias en las cuales se percibe el enorme talento de Ryan Coogler. El realizador podría haber apostado a la vieja fórmula de Rocky - fórmula que funciona, aún con sus desniveles - y a una dirección sobria e imperceptible para que la historia tenga peso por sí misma. Sin embargo, ya desde el inicio, con una pelea filmada en un virtuoso plano secuencia, advertimos que estamos ante un realizador que le rehuye a lo perezoso y que intenta revitalizar el material que tiene en manos. Tanto Fruitvale Station como Creed son dos proyectos por los cuales Coogler peleó para que tuvieran luz verde y el compromiso se le nota en cada plano.

"Al estudiar cine aprendí que la clase de película que quería hacer tenía que ser extremadamente personal para mí y la historia de Rocky, por ejemplo, me recordaba mucho a mi papá" expresó el cineasta, quien retrata el espíritu de Balboa desde otro ángulo: "En Creed no lo vemos a Rocky peleando como antes y, sin embargo, lo reconocemos porque su esencia está ahí, en la pantalla, su fortaleza todavía persiste". El próximo paso en la carrera de Coogler es Black Panther, la adaptación del cómic de Marvel que originalmente iba a ser dirigida por su amiga y colega Ava DuVernay.

*4. Tessa Thompson, la figura femenina

Cuando se aborda una narrativa liderada por dos presencias masculinas tan fuertes como las de, en este caso, Rocky y Adonis, el personaje femenino siempre corre peligro de no estar del todo delineado y de encontrarse supeditado a los deseos del hombre. De todas maneras, Coogler, como ya había hecho con la talentosa Melonie Diaz en Fruitvale Station, convocó a una actriz prometedora y la hizo brillar con un papel bien esbozado que logra ser independiente a Adonis, y que nunca se convierte en su apéndice.

En Creed Thompson interpreta a Bianca, una cantautora con un impedimento físico que no solo opera como confidente de ese joven que quiere triunfar por mérito propio sino que también deja al descubierto sus anhelos y deseos de superación igual de válidos e importantes que los de su pareja. Así, las escenas en las que Thompson (quien estuvo magnética en Dear White People) y Jordan comparten el amor por la música son un respiro necesario dentro la dinámica de entrenamiento-enfrentamiento que propulsa al film.

*5. Los guiños a la saga de Rocky

Desde el vamos, Creed fue concebida como un spin-off que ineludiblemente iba a apelar al factor nostalgia. A pesar de esta decisión, el arma secreta del film es que las alusiones a la saga de Rocky - aquellas alusiones microscópicas, claro - no están expuestas de manera grotesca. Coogler incluye en su film detalles como el restaurante Adrian's donde Rocky y Adonis entablan su primera charla, afiches de memorables peleas de pesos pesados de Filadelfia, e incluso la infaltable inclusión del Mighty Mick's Boxing.

Asimismo, a Jordan se le dio la posibilidad de tener su propio montaje de entrenamiento á la Rocky, pero en este caso aggiornado de un modo que no vamos a spoilear en esta nota. Los guiños a la saga creada por Sylvester Stallone son precisos, necesarios y no atentan contra la historia de Adonis, un joven que quiere abrirse camino sin que el apellido de su padre se convierta en una cruz en ese recorrido para nada exento de resonantes caídas.

*El trailer de Creed: corazón de campeón:

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?