Una casa con el espíritu de los años 50

Fiel representante del estilo de su época, esta casa recuperó la conexión con el jardín tan espléndidamente que puede ser inspiración para muchas obras de hoy
Cristina Solanet
Daniel Karp
(0)
14 de febrero de 2016  • 16:29

De la parsimonia del ingeniero Patricio Viggiano se deduce el temperamento necesario para un trabajo de reforma y restauración como el que requirió esta casa de 1954, proyectada por el arquitecto Hirsz Rotzait. Tres años le tomó recrear su pintoresca apariencia exterior con el techo mariposa y un clima interior cuya referencia más cercana podrían ser los sofisticados decorados de Mad Men. "¡Chapeaux!", dice tras describir por ejemplo la imponente pata de mármol tallado a mano de la mesa de comedor diseñada por el arquitecto polaco y la bóveda del techo que la corona. Y se apresta a contar cómo recorrió una a una las marmolerías de Buenos Aires buscando pedacitos de piedra para restaurar el piso original del living o cómo eligió las baldosas de la cocina que luego se pulieron al plomo "como debe ser". El resultado se impone; la casa que tenía destino de demolición, recuperó el esplendor de una época en que las cosas se hacían para perdurar en el tiempo.

Además de recuperar la valiosa arquitectura original, el ingeniero Patricio Viggiano realizó junto con la dueña de casa un cuidadoso trabajo de restauración y recreación del mobiliario.

Sin más referencias que los planos de Rotzait y los muebles que sobrevivieron al paso del tiempo, la estética de cada ambiente se reconstruyó con libros y revistas de la época. El MoMA de Nueva York (que tiene una exquisita colección de los 50) fue una valiosa fuente de ideas.

Si bien había varias piezas originales (los sillones del living, la mesa del comedor y algunas sillas y lámparas), el resto se consiguió en remates, casas de compra-venta y mercados de pulgas tanto del interior del país como en ciudades del exterior, además de rastrear meticulosamente en internet.

En todos los casos, se lustraron a muñeca las maderas, se retapizaron los muebles y se recuperaron y cromaron herrajes.

Cocina: efecto retro

* Los muebles de cocina se hicieron a nuevo: son módulos con puntas redondeadas en madera de jacarandá, siguiendo la línea del comedor.

* Sobre la pared pintada de blanco se colocó un revestimiento de paños de vidrio cortados a medida que dan un tono verdoso, similar a los azulejos vítreos de la época.

* El piso de baldosones graníticos negros está enmarcado con juntas de acero inoxidable cada cuatro piezas de 50x50. Fue pulido al plomo.

Qué se hizo

* Manteniendo la distribución y la estética original se ampliaron las aberturas y se hicieron nuevas ventanas.

* Se restauró el piso de mármol del living-comedor, se volvió a hacer el deck del jardín de invierno y se hizo nuevo el piso granítico de la cocina.

* La escalera caracol del living se reconstruyó completa igual que la chimenea de chapa de hierro, en la que se alteró su simetría para una mejor integración en el ambiente.

* Toda la cocina fue diseñada desde cero tomando como referencia general el estilo y la materialidad de la década del '50 y en particular de los muebles existentes en otros ambientes de la casa.

Texto: Lucrecia Álvarez.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios