Suscriptor digital

Analizan pinturas rupestres en Catamarca

Estudian su origen, sus componentes y cómo conservarlas
(0)
16 de febrero de 2016  

Analizan pinturas rupestres en Catamarca
Analizan pinturas rupestres en Catamarca Crédito: Gentileza http://www.turismocatamarca.gob.ar/

Un equipo multidisciplinario de arqueólogos, conservadores, químicos e historiadores analizan de manera mancomunada pinturas rupestres halladas en unas 30 cuevas de Oyola, en la Sierra de Ancasti en Catamarca.

Especialistas de la Escuela de Arqueología de la Universidad Nacional de Catamarca (UNC), del Instituto de Investigaciones sobre Patrimonio Cultural de la Universidad Nacional de San Martín (IIPC-Tarea) y del Centro de Química del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) efectúan trabajos de campo y de laboratorio. Buscan establecer la época en que fueron realizadas, el estado de los materiales y cómo podrán conservarse.

Fernando Marte, ingeniero químico y restaurador e investigador de Tarea, contó ayer a LA NACION que se investiga un batolito (masa de roca eruptiva, consolidada en la corteza terrestre a gran profundidad) de 2,5 kilómetros de diámetro que contiene una gran cantidad de cuevas, de las cuales unas 30 tienen dibujos.

"Un tema importante del arte rupestre es la relación entre lo que hay sobre la pared, en la cueva y la historia temporal", añadió Marte al indicar que "el estudio de microestratigrafías (de las paredes) se condicen con las estratigrafías (del sueño)".

Lucas Gheco, representante de la Escuela de Arqueología de la UNC, explicó a la agencia Télam que la investigación multidisciplinaria permitió conocer que las pinturas fueron realizadas con yeso y arcilla, materiales locales. "Además, se detectaron diferentes preparaciones de pinturas en tonos rojos y blancos, lo cual supone complejas técnicas de elaboración y cierta diacronía en la confección de los motivos."

Grabados

En el INTI se estudiaron pequeñas muestras tomadas de los grabados hallados en las cavernas. Los análisis químicos determinaron la presencia de óxido de hierro en coloraciones rojizas, típico de esa formación geológica, cactus como material aglutinante y oxalato de calcio en los pigmentos blancos.

El grupo de investigadores y científicos lleva varios años trabajando y compartiendo tareas de campo. "Vamos de campaña y nos reunimos asiduamente", sostuvo Marte al indicar que los primeros estudios los inició la Universidad Nacional de Catamarca y luego se fue sumando el resto de las instituciones.

"De las 30 cuevas que tienen pinturas rupestres, estamos enfocados en la número siete. Queremos entender bien la historia, cumplimos con protocolos de tomas de muestras y estamos por escribir estas investigaciones en publicaciones específicas", comentó Marte.

Una de las cuestiones por dilucidar es cuál será la mejor manera de preservar las pinturas rupestres una vez concluidos los estudios multidisciplinarios. Algunas voces coinciden en conservarlas en el lugar original.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?