La visita de Obama, una fuerte señal para la proyección regional de Mauricio Macri

Rafael Mathus Ruiz
Rafael Mathus Ruiz LA NACION
En su último año en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos decidió viajar a la Argentina por primera vez
Obama vendrá a la Argentina el 23 de marzo
Obama vendrá a la Argentina el 23 de marzo Fuente: Reuters
(0)
18 de febrero de 2016  • 15:00

NUEVA YORK.- El viaje a Cuba del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, será uno de los últimos de su presidencia, y, por lejos, el de mayor peso histórico. La última vez que un presidente norteamericano viajó a Cuba fue Calvin Coolidge, en 1928. Coolidge viajó en un buque de guerra.

Luego de visitar La Habana, Obama viajará con su familia a Buenos Aires. Esa pequeña gira marcará un hito en el nuevo capítulo en las relaciones de Washington con la Argentina y Cuba, y, también, con América latina.

En el pasado, Estados Unidos y América latina han tenido una relación más que compleja. Obama le ha dado forma a un nuevo vínculo, alejado de los paradigmas de antaño. Peter Schechter, director del Centro para América latina Adrienne Arsht del Atlantic Council, ha dicho que la política de Obama "no es colonialista, no es imperialista, sino que suena a asociación". La región, con todo, no es una prioridad para Washington.

La visita de Obama significa un fuerte gesto a Macri, y le da mayor sustento a su proyección como líder regional

Obama había dicho en reiteradas ocasiones que quería viajar a La Habana antes de dejar la Casa Blanca. El gobierno de Estados Unidos tenía como máxima prioridad ese viaje, pero la lentitud del cambio en Cuba tras el descongelamiento de las relaciones bilaterales, anunciado a fines de 2014, había puestos paños fríos a la histórica visita.

Obama irá a Cuba, pero la Casa Blanca se preocupó por aclarar que en la isla el "progreso es insuficiente" y que continuará teniendo "serias diferencias con el gobierno cubano".

Obama sumó a la Argentina a su gira. Su visita marcará el regreso de un presidente de Estados Unidos al país tras 19 años, luego de la histórica visita de George H.W. Bush durante la presidencia de Carlos Menem. Su hijo, el presidente George W. Bush, visitó el país en 2005 para la Cumbre de las Américas, una viaje que marcó el inicio de una era de desencuentros en la relación bilateral.

En Buenos Aires, Obama, su mujer, Michelle Obama, y sus hijas, Sasha y Malia, se reunirán con Mauricio Macri. La visita de Obama significa un fuerte gesto a Macri, y le da mayor sustento a su proyección como líder regional. En América latina, Obama ha ido ya cinco veces a México –el segundo destino más visitado después de Francia– y una vez a Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador y Jamaica. Este año podría también visitar Perú.

Macri es probablemente el líder más popular hoy en Washington
Peter Hakim (Dialogo Interamericano)

La Casa Blanca señaló que Obama y Macri conversarán sobre la agenda de reformas de Macri y derechos humanos. Además, Obama buscará profundizar esfuerzos para aumentar la cooperación en comercio, inversión, energías renovables y cambio climático. También estará en agenda la "seguridad ciudadana".

Por su parte, Ben Rhodes, uno de los principales asesores de Obama, dijo que Estados Unidos tuvo "relaciones problemáticas" con la Argentina durante el kirchnerismo y que Macri ha demostrado una intención de renovar la relación bilateral. "Ese será el propósito del viaje [de Obama]", dijo hoy Rhodes, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

"Macri es probablemente el líder más popular hoy en Washington", dijo a LA NACION Peter Hakim, presidente emérito del Dialogo Interamericano. "Estados Unidos está realmente feliz por la elección de Macri por el disgusto a la dinastía Kirchner, en particular a los ocho años de Cristina", agregó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?