Estudian cambios en el impuesto a los bienes personales

Macri confirmó que modificarán el mínimo no imponible, que parte de $ 305.000
Diego Yañez Martínez
(0)
20 de febrero de 2016  

El presidente Mauricio Macri sostuvo ayer que el Gobierno evalúa subir el mínimo no imponible de Bienes Personales, que no se actualiza desde hace nueve años. La base a partir de la cual se empieza a pagar el tributo es 305.000 pesos, y cada vez más contribuyentes están alcanzados debido a la inflación.

"Estamos trabajando en subir el mínimo no imponible [de Bienes Personales], ya que entran hasta los que tienen una vivienda familiar. Eso está mal. Queremos ver cómo hacer para que no se encadene con el impuesto inmobiliario", dijo.

En una entrevista concedida a la radio Cadena 3, de Córdoba, el Presidente anticipó que en marzo van a proponer las modificaciones en el Congreso. Al respecto, informó que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, y el director de la AFIP, Alberto Abad, están trabajando en ese tema.

Por la falta de actualización de los valores de ingresos y de patrimonio que determinan obligaciones frente al fisco, cada año son más los ciudadanos que deben hacer su declaración ante la AFIP por el impuesto y, eventualmente, pagar esa carga. En 2010, por Bienes Personales se presentaron 606.000 declaraciones juradas, y en 2014, 907.000, según datos a los que accedió LA NACION.

El impuesto fue creado por una "emergencia" en 1991, aunque fue varias veces prorrogado. En su origen, el monto a partir del cual se empezaba a tributar era $ 102.300.

El dato no menor es que en esa época regía el 1 a 1 respecto del dólar. Por lo cual el valor actual es muy inferior al de entonces.

Las alícuotas del tributo son las siguientes: 0,5% para bienes de $ 305.000 a $ 700.000; 0,75% para aquellos cuyo valor se sitúa entre los $ 700.000 y los $ 2 millones; 1% para los que abarcan de 2 a 5 millones, y mayores a 5 millones, 1,25%.

Según datos oficiales, Bienes Personales representa sólo un 2% de la recaudación total de impuestos, por lo que la medida no tendría un elevado costo fiscal. En 2003 el ingreso por el gravamen llegó a su pico (2,22%), y luego su incidencia comenzó a disminuir hasta llegar al piso de la última década: 1,07% en 2012.

"No aporta mucho a la recaudación", indicó el tributarista César Litvin, del estudio Lisicki, Litvin & Asociados, quien remarcó además que se trata de un impuesto progresivo, algo que a su entender debería cambiar ya, porque "desincentiva la inversión".

Para el especialista, el debate hoy es si se cobran impuestos justos o no. "Tomar en un impuesto sólo bienes y no las deudas es un pecado original, y más si dejamos congelados los mínimos no imponibles", agregó.

Según se especifica en la ley de impuesto sobre bienes personales, los activos que están gravados son inmuebles, vehículos, obras de arte, bienes del hogar, saldos de cuentas corrientes bancarias, dinero en efectivo, moneda extranjera, acciones y participaciones societarias (en estos casos, el ingreso del dinero al fisco lo hacen las sociedades).

La medida, aunque celebrada, no tendrá un impacto directo en reactivar el mercado inmobiliario. "Me parece que va a ser un cambio positivo, ya que va a hacer que menos contribuyentes tengan que pagarlo. Sin embargo, no creo que tenga para nada un impacto fuerte en el sector", señaló José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, a LA NACION.

"Si se toma la valuación del mercado, debe pagar el tributo hasta alguien que tiene una cochera, y eso es totalmente injusto. Son US$ 20.000 al tipo de cambio actual. Cualquiera que sea propietario paga Bienes Personales. No tiene sentido", agregó Rozados.

Para tener una referencia del desfase de precios, desde 2007 los inmuebles duplicaron su precio en dólares y en pesos. Tras la devaluación, el aumento es más significativo. En abril de 2007, el dólar cotizaba a $ 3,09. Por lo cual el impuesto se gravaba sobre propiedades y bienes superiores a los US$ 98.705. En ese entonces, el valor del metro cuadrado de un inmueble a estrenar en Almagro -según datos de Reporte Inmobiliario- era de $ 4295. Hoy, asciende a $ 31.000.

El ex presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina Enrique Javier López coincidió en que la suba del mínimo no imponible no conllevará un cambio en el mercado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?