Trap lords: Hot Pxxr Gvng

Ahora mismo en Barcelona un grupo de gitanos está cambiando las reglas del hip-hop
(0)
22 de febrero de 2016  • 14:15

"Ahora, como es la vida, las cosas han cambiado…", dice Yung Beef, uno de los MCs de Pxxr Gvng, el grupo de trap con base en Barcelona que en el último año ha partido todos los parámetros: tocaron en el Sónar, firmaron con Sony, colaboraron con 808 Mafia (la crew de productores detrás de Waka Flocka Flame) e inundaron YouTube con decenas de hits –que tienen millones de views– en un mercado de rap tradicional donde los grandes nombres llevan años sin editar discos, tocando el mismo show de siempre pero para menos gente. "A los shows de rap en España ya no van chicas", dicen ellos. "Por eso nosotros no hacemos shows: hacemos fiestas en las que cantamos."

Pxxr Gvng se formó cuando Yung Beef y Khaled, de Kefta Boys, llegaron a Barcelona y vieron un recital de Corredores del Bloque, donde estaba D. Gómez, en el Razzmatazz en abril de 2013. Los tres MCs (todos clase 1990) fueron criados por gitanos en Granada y Madrid, y no tardaron en empezar a trabajar juntos. "Nuestros padres eran gitanos hippies, como Camarón", cuentan. "Escuchaban Jimi Hendrix, esas locuras, y eran los más modernos del barrio. Así hemos salido nosotros."

Steve Lean, el cuarto integrante, es un beatmaker de familia uruguaya que todavía era menor de edad cuando entró a la banda (acaba de cumplir 19). "Steve es el niño prodigio", dicen sus compañeros. En 2015 editaron Los pobres por Sony y, sin mánager, se convirtieron en lo más hot de la música en su país. Pero antes fueron tratados como escoria en la influyente escena de rap española. Aparecieron con la crisis, representando a los que paran en la plaza del Macba y se criaron escuchando tanto Non Phixion como el reggaetón de Noriega y Tony Touch. "La crisis es lo mejor que le ha pasado a la música de España", siguen ellos. "Ha despabilado a un montón de gente y los ha puesto a trabajar."

Más influenciados por El Pirri (un actor español que interpretaba marginados y murió a los 23) o Los Chunguitos que por Violadores del Verso, tradujeron el trap al castellano y, con un sonido cercano a la hip-hop clubber de Atlanta, trajeron de vuelta a las chicas soltando hits en YouTube de forma torrencial juntos, como solistas, en feats y también como Los Yumas o La Mafia del Amor, un proyecto con el que le meten a la bachata y al reggaetón. "Somos de la gente que menos prejuicios tiene. Sobre todo, ya no sobre la música", dice D. Gómez. "Te lo puedo asegurar."

Juan Ortelli

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.