Una casa con mirada moderna

Pensada para una familia con tres hijos y cierta saudade por Río de Janeiro, el estudio Gálvez-Autunno planteó una casa actual que pone el foco en lo natural
Daniel Karp
Josefina Serial De La Torre
(0)
28 de febrero de 2016  • 10:54

"La naturaleza fue siempre algo importante en nuestras vidas. Mi marido y yo nacimos a orillas del Paraná y vivimos ocho años en Barra de Tijuca, en Río, donde nuestros tres hijos pasaron gran parte de su infancia. El verde y la cercanía con el agua son para nosotros sinónimo de disfrute y recuerdos de buenos momentos en familia, por eso cuando volvimos a la Argentina quisimos que nuestra casa los integrara", cuenta Carolina.

Los arquitectos Manuel Gálvez y Santiago Autunno interpretaron ese deseo y lo plasmaron en el diseño: un patio en el acceso y tres pequeños jardines laterales vidriados de piso a techo crean vistas cruzadas en los ambientes públicos y le dan al verde el estatus de componente fundamental en el interior. "Pero el abordaje natural no se limita a la presencia de plantas: abarca también la elección de materiales orgánicos de calidad, como la madera que recubre los techos, el muro de entrada revestido en piedra San Luis o el piso del patio, realizado in situ con piedra binder", se explaya Gálvez.

Detalles de autor

* "La planta superior no llega a cubrir la galería, sino que está retraída. Esto permite tener un sector semi techado, una fachada trasera más liviana y más sol en el jardín, sobre todo en invierno".

* "Alrededor de la pileta colocamos mármol Travertino: es un material natural y nacional, queda muy orgánico porque se coloca con traba irregular y además al ser poroso, es atérmico. La gente escucha ‘mármol’ y se asusta, pero cuesta lo mismo que un buen porcelanato. La versión más económica y rústica son los tablones de largo variable.

* Se puede unificar el piso en interiores y exteriores usando Travertino con solo variar el tratamiento: adentro, pulido o apomasado; afuera, con un empastinado que tape los poros".

Texto: Bárbara Orlando.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios