Así es la mansión de Michael Jackson que nadie quiere comprar

Desde hace nueve meses está a la venta por 100 millones de dólares; las imágenes aéreas del lugar fueron tomadas con un drone
(0)
25 de febrero de 2016  • 12:18

Tras la muerte de Michael Jackson , mucho se habló de la fortuna que dejaba, de las propiedades a su nombre, de los juicios millonarios, de sus hijos... Pasaron casi ocho años del adiós al Rey del Pop y todavía quedan pendientes. Uno de ellos, quizás el que más intriga genera, es el destino de la mansión que Michael tanto amaba, un verdadero paraíso al que llamó Neverland. Como si fuera un Disney propio, el artista construyó ahí un zoológico, un parque de diversiones y aún le sobraban muchas hectáreas para darse con el gusto de tener su propio bosque en su casa. Sin embargo, también fue la sede de una historia oscura para la megaestrella: fue allí donde se dijo que Jackson había abusado sexualmente de menores y aunque fue exculpado de los cargos en 2005, nunca quiso regresar a esa casa porque dijo que su paraíso había sido violado por ese caso.

Hace nueve meses que está a la venta y aún no hay ningún interesado. Es por eso que la empresa de inversiones Colony Capital, que ofrece por la propiedad 100 millones de dólares, está intentando nuevas estrategias para atraer compradores: filmó con un drone toda la propiedad desde el cielo y publicó en las redes sociales el video.

Michael Jackson compró Neverland en 1988 por 17,5 millones de dólares. Consta de seis habitaciones, 13 baños, dos casas de invitados, piscina, cancha de básquet y de tenis y un cine con capacidad para 50 personas. El terreno cuenta con dos lagunas y una línea de ferrocarril interna con su propia estación y ostenta un reloj de flores que dice Neverland. La propiedad ubicada en Los Olivos, California, se erige entre 67.000 sicomoros, al pie de una cumbre de 900 metros que Jackson bautizó Monte Katherine, en honor a su madre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.