Suscriptor digital

La música en las manos de los músicos

Esta semana se anunció la recuperación de los másters de discos que pertenecieron al sello Music Hall
Sebastián Ramos
(0)
28 de febrero de 2016  

"Es un gesto de justicia." "Se ha recuperado parte de nuestra historia." "Se trata de un logro que rescata buena parte del patrimonio cultural del país." Las frases se repitieron una y otra vez en el ámbito de la música popular argentina, desde que se dio a conocer esta semana que el Instituto Nacional de la Música (Inamu) recuperó las licencias de alrededor de 1500 discos de tango, folklore y rock argentinos para devolvérselas a sus autores, luego de más de dos décadas embargadas debido a la quiebra presentada por el sello Music Hall, en 1993.

León Gieco, Gustavo Santaolalla, Charly García, David Lebón, Raúl Porchetto, Pipi Piazzolla (en nombre de su abuelo, Astor), Miguel Cantilo, Billy Bond y Miguel Mateos fueron algunos de los que agradecieron públicamente la "recuperación" del catálogo que perteneció a Sicamericana, la sociedad anónima que editaba discos a través de Music Hall y Sazam.

¿Por qué tanto alboroto? Es que Music Hall fue uno de los sellos argentinos más importantes y, desde su fundación en los años 50, se convirtió en el competidor más serio de las discográficas internacionales, produciendo y hasta grabando en estudios propios discos de música popular. En su catálogo se encuentren obras cumbre del tango de los 50, del folklore de la década dorada del 60 y del rock de los fundacionales años 70 y 80.

Hace más de un año que las autoridades del Inamu estaban detrás de este catálogo que había quedado en suspenso tras la quiebra del sello y finalmente lograron hacerse acreedores de la totalidad luego de ofertar la suma de $ 2.750.000. "Si se tiene en cuenta que es por los derechos de 1500 másters, es una suma ridícula: terminamos pagando algo así como 1600 mangos por máster, apenas el costo aproximado de 10 horas de grabación en un estudio", asegura Diego Boris, presidente del Inamu.

Sin dudas el mayor valor de esta cruzada se encuentra en la música que había estado de "rehén" durante tantos años, como bien señaló el periodista Alfredo Rosso. La lista del catálogo que volverá a las manos de sus autores incluye los siete primeros discos de León Gieco, los dos primeros de Serú Girán, las únicas grabaciones de PorSuiGieco, buena parte de la discografía de Arco Iris, todos los discos de Pappo's Blues y Billy Bond y La Pesada, una decena de álbumes de Leopoldo Federico, otros tantos de Astor Piazzolla, Eduardo Falú y Aníbal Troilo, discos de Pedro y Pablo, Zas, Nito Mestre y material fundamental de Waldo de los Ríos, Alberto Podestá, Daniel Toro, Hugo Díaz, Isaco Abitbol, Los Carabajal y Zamba Quipildor, entre otros.

"Desde que se dio a conocer la noticia, nos llamaron coleccionistas para decirnos que tenían en su poder cintas de la época en caso de que fuéramos a hacer alguna reedición de determinado material, gente que trabajaba en el sello que se ofreció a darnos más información y varios herederos de músicos no muy conocidos, del interior, que se acercaron para saber si entre el catálogo estaban los discos de sus parientes", cuenta con sorpresa Boris.

"Tenemos el último inventario que se hizo en 1995, confirmado por el síndico responsable, pero en estos días tenemos que ir al depósito del juzgado a ver con qué nos encontramos. Por un lado no sabemos si el material está en buenas condiciones o no. En algunos casos ni siquiera si realmente está allí, ya que antes de la quiebra llegaron a ofrecer másters de los discos por 1000 dólares y no sabemos si los vendieron o no. Pero, por otro lado, por ahí también podemos encontrar más material del que está inventariado. Gente que trabajó en el sello nos dijo que probablemente haya grabaciones sin clasificar que nunca fueron editadas", se entusiasma.

-¿Cuál fue el mayor obstáculo que encontró el Inamu para poder comprar este catálogo?

Boris: -Lo más difícil fue quebrar el escepticismo que existía sobre la posibilidad de que esto se solucionara. Muchos músicos habían intentado recuperar su obra a través de abogados y nunca habían podido, ya que tenían que comprar todo el catálogo junto. Además, hubo también dos ventas fraudulentas, una en México y otra en Paraguay. Y así apareció gente que decía tener los derechos de esos discos, pero en realidad las ventas fueron declaradas fraudulentas, inclusive por la Corte Suprema. Había mucho mito alrededor de este material. Por suerte, con el apoyo de los músicos, pudimos superarlo.

Las voces de los interesados

  • Diego Boris

"Es un orgullo poder firmar la sesión de estos discos, dar la licencia a los músicos para que ellos decidan cómo publicarlos"

  • Miguel Mateos

"Esta recuperación habría sido imposible si se intentaba de manera individual; por eso celebro la intervención de un cuerpo colegiado, como éste (Inamu)"

  • Billy Bond

"Estoy contento de poder juntarme con los másters de mis discos y tener el derecho sobre lo que hice en mi vida. Eso me pone muy feliz y, al contrario de lo que todo el mundo piensa o intentará hacer con su material, voy a hacer lo que prediqué siempre: trataré de que los discos lleguen al público de manera gratuita o pagando lo menos posible. Esos discos ya no me pertenecen, le pertenecen a la historia argentina"

  • Gustavo Santaolalla

"En mi nombre y en el de todo Arco Iris estamos muy felices de este momento histórico en el que se han recuperado esos másters que durante tantos años no pudieron ver la luz, y a los que tanto tiempo les dedicamos nosotros para hacerlos. Es loable el trabajo que ha hecho el Inamu: recuperar una parte de nuestra historia"

  • Alfredo Rosso

"Hay una riqueza incalculable que ha estado dormida, en una especie de limbo legal todos estos años. Cada vez que en mis programas de radio me tocaba pasar uno de estos discos, bajados de donde se podía, yo decía que estaba pasando un rehén. Porque esta música, que es parte de la tremenda riqueza artística de nuestro país, estuvo de rehén muchos años. Que estos másters vuelvan a sus legítimos dueños, a los músicos, me gustaría que sea un precedente para que ocurra también en otros sellos que tienen retenido el material de nuestros artistas"

  • Pipi Piazzolla

"Me enteré de la recuperación del material hace un mes y estoy muy sorprendido. Ahí está Lo que vendrá, un disco muy importante de mi abuelo que ya con el nombre estaba avisando lo que se venía. Vamos a hacer lo que hacemos siempre con la música de mi abuelo: reeditarlo de la mejor manera posible, hacer vinilos y todo eso para que la gente lo pueda disfrutar"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?