Suscriptor digital

Cómo piensa Guillermo Barros Schelotto: su crítica al bielsismo, el elogio a La Volpe y su top 3 de técnicos

Guillermo, cerca de Boca
Guillermo, cerca de Boca
El Mellizo, nuevo DT xeneize, era el único candidato para reemplazar a Arruabarrena en Boca; no es la primera vez que el club lo busca; sus opiniones sobre el mundo de los entrenadores
(0)
1 de marzo de 2016  • 13:28

Agosto, 2010. Guillermo Barros Schelotto descansa en la Argentina antes de reincorporarse a Columbus Crew. Es jugador. Piensa como jugador. Ser entrenador es un deseo que descansa en algún lugar de su razón, pero que no tiene intenciones de despertar. Sin embargo, su idolatría en Boca hace pensar a los dirigentes que sería una buena opción para tomar el mando en una situación caliente. Perdón, no le ocurrió en una o en dos situaciones calientes, sino en tres. Así lo cuenta el Mellizo en el clásico 100x100 de la revista El Gráfico.

Me encantaría dirigir a Boca y a Gimnasia, es un reto profesional del más alto nivel y a mí me gustan esos desafíos profesionales

-¿Te asustaste cuando Ameal te ofreció ser el DT de Boca?

-No, si era la tercera vez que me lo proponían. La primera fue cuando renunció La Volpe (fines de 2006). Después, me llamó Pompilio antes de viajar al Mundial de Clubes, porque había decidido no renovarle a Russo (fines de 2007). En ambos casos les dije que sentía seguir jugando, así que no me asusté ni me tomó de sorpresa. Cuando sea técnico me encantaría dirigir a Boca y a Gimnasia, es un reto profesional del más alto nivel y a mí me gustan esos desafíos profesionales, pero todavía soy un jugador.

-¿Por qué creés que en Boca insistieron tanto con vos como técnico? ¿El paraguas del ídolo?

-Sin duda que lo primero que cuenta es mi pasado en el club. Después, quizás por charlas en esos diez años o alguna actitud que he tenido en un vestuario o un entrenamiento y que desconozco, ellos creen que soy potencialmente un buen técnico; tal vez me vean como un posible líder, no lo sé.

Guillermo, cerca de Boca
Guillermo, cerca de Boca

Marzo, 2016. Guillermo Barros Schelotto descansaba hasta hace horas en la Argentina a sus 42 años luego de su breve paso por el fútbol italiano. Es entrenador. Tiene experiencia y un estilo marcado como entrenador. Al igual que como en aquellas oportunidades, Boca lo volvió a buscar en medio de un clima enrarecido por el despido de Rodolfo Arruabarrena, y su llegada, al final, se resolvió rápidamente. No había hablado recientemente del club xeneize y su única reacción frente a los rumores fue una sonrisa al comentario de una señora en Ezeiza: "¿Venís a Boca? Síii". Pero, ¿cómo piensa el Mellizo como entrenador? ¿Qué sistema prefiere? ¿Qué opina de los estilos? ¿Qué DT lo marcaron en su etapa como jugador?

Guillermo, acompañado por su hermano Gustavo, asumió su primer compromiso como entrenador a mediados de 2012 en Lanús, club en el que permaneció hasta diciembre de 2015. La experiencia fue más que positiva. Su equipo logró un estilo, fue protagonista en varios campeonatos y hasta se consagró campeón en la Copa Sudamericana 2013. Su esquema predilecto es el 4-2-3-1 (el mismo que utiliza ahora Marcelo Gallardo en River). ¿Cómo se adaptaría esa formación al plantel de Boca? Cubas-Gago podrían ser los volantes y Tevez jugaría más atrasado, en la posición en la que triunfó en Juventus.

Según trascendió, Tevez propuso como reemplazante del Vasco a Marcelo Bielsa. Como el Loco se negó, recomendó a Jorge Sampaoli, de la misma corriente ideológica. ¿Qué piensa Guillermo del bielsismo? "(A Bielsa) le diría que es un gran técnico, que tiene una táctica como la del Ajax del 95, pero que sería mejor para el jugador que fuera más simple en algunas explicaciones, que no se complique tanto en la comunicación. Bielsa es una persona honesta, profesional, un técnico convencido de su idea, ofensivo; pero, según mi opinión, podría corregir eso. Tal vez también sea algo frío con el jugador, pero a mí eso no me interesa, porque yo sé que el técnico es el jefe, el que indica el camino que debemos recorrer. Yo puedo ser amigo de mis compañeros, pero de tu jefe es difícil ser amigo, porque después tiene que tomar decisiones antipáticas", describió en aquella entrevista el Mellizo, quien fue dirigido por el Loco en la selección argentina.

¿Cuál es la incidencia, hoy, de un técnico en el equipo? El 50%, porque el equipo juega como dice el técnico

Sin embargo, en la misma corriente de entrenador, Guillermo resalta el trabajo de La Volpe, con quien se conoció en Boca, en 2006. Vale destacar que cuando el Bigotón llegó a Boca, el Mellizo ganó la regularidad que había perdido en la era de Alfio Basile. Y su elogio no es menor, ya que lo ubica entre los tres mejores entrenadores que tuvo: "Carlos Bianchi, Carlos Griguol y Ricardo La Volpe, en ese orden". ¿Qué aprendió de cada uno? "Es difícil explicar qué tomé de cada uno. En general tengo un buen recuerdo de los tres", contó a LA NACIÓN en la misma época.

Guillermo compartió plantel con Carlos Tevez entre 2002 y 2004. Ahora, podría dirigirlo. ¿Qué lugar ocupa Tevez en la historia de Boca, según su opinión? Lo ubica entre los cinco ídolos del club: "Maradona, Palermo, Riquelme, Tevez y Serna. Sé que están Gatti, Rojas, Rojitas, pero no los vi jugar".

Así piensa el Mellizo.

jp/ph

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?