Del "cara de sapo" Francescoli al "gordo" Salas: las picardías de los Barros Schelotto ante River

Guillermo le pega a un colaborador de Astrada, el profe Macaya
Guillermo le pega a un colaborador de Astrada, el profe Macaya
Guillermo, que hoy asumió en Boca, dirigirá contra los millonarios su segundo partido oficial, luego del debut de mañana ante Racing; un repaso por los cruces más recordados
(0)
2 de marzo de 2016  • 08:46

"Ese señor, que no se cómo se llama, me está insultando". La frase de Guillermo Barros Schelotto, durante la revancha de la semifinal de la Libertadores 2004 entre Boca y River, hacía referencia a Javier Sodero, quien formaba parte del cuerpo técnico de Leonardo Astrada. Y es, sin dudas, uno de los momentos más recordados de aquel cruce histórico. Sin embargo, la picardía del Mellizo (una más) había comenzado algunos minutos antes y terminó poco después, cuando hizo expulsar a Rubens Sambueza.

-Te expulsaron- le dijo Guillermo al futbolista de River.

-¿Qué?- respondió un atónito Sambueza.

-Que te expulsaron.

El comentario de Barros Schelotto provocó la ira de Sambueza, que increpó al árbitro Héctor Baldassi por una expulsión que no había existido. ¿Cómo terminó? Con la expulsión. "Esa noche Guillermo hizo lo que quiso", se quejó alguna vez un hincha millonario. Y su noche no se terminó allí. Al ser consultado por un periodista sobre el significado de haber ganado en el Monumental, respondió: "Se lo dedicamos a ellos, que hicieron quilombo en los dos partidos... Que hicieron quilombo en los dos partidos, pero no tienen pelotas para jugar finales como nosotros".

Esa era una de sus mayores virtudes como jugador: manejar situaciones límites, desafiar a los desafíos, sacar a cualquier rival. Ante River, rival contra el que dirigirá su segundo partido como entrenador de Boca el domingo a las 17 en el Monumental y el primero por el torneo de Transición, siempre dejó su sello. Aquí, algunas de sus picardías frente a los millonarios:

  • En el partido de ida de la misma semifinal, durante los primeros minutos, Guillermo se cruzó con Marcelo Salas en el campo de juego y le dijo: "Marcelo, ¿sos vos? Pero qué gordo estás". Esa misma noche, cuando se armó el forcejeo entre los futbolistas que provocó el arañazo de Gallardo a Abbondanzieri, el Mellizo le pegó una piña a Gabriel Macaya, el preparador físico de River.
  • Poco después, en el Clausura 2005, Boca vencía 2-1 a River en la Bombonera. Ante la falta de balones para demorar el juego, el DT Astrada se quejó: "Juez, ¿dónde están las pelotas?". Cerca de la escena, el Mellizo le respondió: "Andá a buscarlas adentro del arco de Constanzo". El 7 xeneize había marcado el primer gol de su equipo.
  • Dos remontadas con su estilo. En 2003, Boca caía 2-0 como local, pero, en el complemento, Guillermo marcó los dos goles de la igualdad. En 2007, el Mellizo ingresó en los últimos cinco minutos para intentar remontar el 1-0 a favor de los millonarios. Y así fue: en la última jugada, creó una acción dentro del área y fue derribado por Julio César Cáceres. El penal, ejecutado por Martín Palermo, decretó el 1-1 final.

Bonus track por dos

  • Cuando era futbolista de Boca, fue invitado al programa de Fernando Niembro en Fox Sports. Elio Rossi, que era parte del staff, quiso hacerle una pregunta y el Mellizo se quedó callado durante algunos segundos. Luego, le dijo en la cara: "Por una diferencia que tuve con vos, no quiero que me preguntes, voy a hablar solo con Fernando". El conductor, para sortear ese incómodo momento, dijo: "Bueno, te hago la misma pregunta yo". Tras otro breve silencio, Guillermo cerró: "No la escuché".

  • También hay una recordada picardía contra River de Gustavo, su hermano y ayudante. Sucedió en 1995, en el empate 1-1 entre Gimnasia y los millonarios en el Monumental. Ese día, Gustavo le hizo un caño a Enzo Francescoli y, luego, tuvieron un cruce de palabras:

-Che, ¿por qué no te comprás una sotana?- lo cargó Gustavo.

-Callate, que yo tengo dos palos en el banco- respondió Francescoli, en referencia al dinero que había ganado en su carrera.

-Está bien, lástima que con esos dos palos no podés cambiarte la cara de sapo que tenés.

jp/ph

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.