Suscriptor digital

Echan a Boudou del Golf Club de Mar del Plata por deudor moroso

El ex vicepresidente debe casi dos años de cuotas sociales en la exclusiva institución, en la que se crió y que supo frecuentar
Darío Palavecino
(0)
6 de marzo de 2016  

MAR DEL PLATA. Se crió e inició en esos links con fenomenal vista a la Base Naval y Playa Grande. Allí pasó de aquellos primeros golpes a ser un jugador discreto. Hace algunos años que dejó de pisar esas canchas y otros tantos que se olvidó de pagar las cuotas mensuales. Considerado deudor moroso, el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou acaba de ser dado de baja como socio del Mar del Plata Golf Club.

La comisión directiva de la centenaria institución marplatense tomó esta medida a raíz de la falta de pago, situación sostenida durante casi dos años, según pudo confirmar LA NACION. "Era una suma más que importante", confió la fuente sin dar más precisiones.

Emplazada en lo más alto del frente de costa de Playa Grande y con una cancha de 18 hoyos que suele ser un durísimo desafío incluso para los profesionales más encumbrados, la "catedral del golf argentino" -como la bautizó el reconocido Roberto de Vicenzo- es también un espacio de reuniones sociales.

Mucho antes de emprender la carrera política que lo llevó a ser titular de la Anses, ministro de Economía y vicepresidente de la Nación, Boudou supo compartir con familiares y amigos no sólo las partidas en este campo de estilo escocés, sino también ser parte de comidas y celebraciones organizadas en la institución. Aunque pocos recuerdan que haya venido a jugar o a ser parte de alguna actividad desde que compartió con Cristina Fernández la fórmula presidencial que resultó ganadora en 2011.

Fuentes del club explicaron a LA NACION que la decisión de desvincularlo no llegó junto a la de otros socios que también mantenían una condición de mora. "No es sorpresa para ninguno lo que debe porque junto a la cuota del mes en curso figura el total de la deuda pendiente", se destacó.

La situación de irregularidad que afrontaba Boudou era ya motivo de comentarios. E incluso se hacía referencia a cierta paciencia de las autoridades del club por el cargo que ocupaba en el gobierno. La drástica determinación de darlo de baja llegó, entonces, cuando ya había abandonado la función pública.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?