Gustavo Grobocopatel: "Faltan las tres I: integración, innovación e inclusión"

El empresario agroindustrial valoró como positivas las medidas del Gobierno para el campo y vaticinó un aumento de la producción
Cristian Mira
(0)
9 de marzo de 2016  

Gustavo Grobocopatel hace una pausa en medio de sus viajes. La semana pasada, uno de los principales empresarios agroindustriales del país estuvo en Bariloche para presentar frente al presidente Mauricio Macri la empresa Frontec, un joint venture con Invap para desarrollar servicios para la agricultura digital. Hace unos meses estuvo en Colombia para asesorar en un proyecto de desarrollo agrícola en tierras que hasta hace poco estaban en conflicto con las FARC. Ayer visitó brevemente Expoagro para tomar contacto con productores y expositores.

-¿Cómo ve las perspectivas del campo con el nuevo gobierno?

-El Gobierno tomó medidas reparatorias que ayudan, aunque hoy la ecuación del productor está muy corta por la caída de los precios internacionales de los granos. Pero esas medidas, como la rebaja de retenciones, permitirán un aumento de la producción a 120 millones de toneladas (actualmente se producen unos 100 millones) por el incremento de la cosecha del trigo, del maíz y del girasol. Esto, además, ayudará a una mayor diversificación de los cultivos.

-¿Debería tomar otras medidas el Gobierno?

-Nos falta profundizar lo que llamo el camino de las tres I: innovación, integración e inclusión. Con la innovación tenemos que mejorar en los procesos de producción y en los productos en sí mismos. Con la integración, debemos fortalecer la vinculación con el mercado interno y la inserción en el mercado internacional. Y con la inclusión hay que hacer que más gente se suba al barco.

-¿En qué consiste esto último?

-Con el aumento de la producción, el campo va a generar más trabajo en el transporte, el comercio, los servicios y la industria. Éste es un primer paso.

-¿Mejorará el financiamiento por el arreglo con los holdouts?

-El financiamiento se debe destinar a infraestructura. La deuda se debe orientar a los bienes públicos. En este sentido estoy ayudando, participando en el Consejo de la Producción (integrado con otros empresarios en el ámbito del Ministerio de la Producción, que conduce Francisco Cabrera).

-¿Cuáles son las perspectivas para su empresa?

-Creemos que vamos a tener un crecimiento importante.

-¿Va a volver a sembrar?

-No. Estamos creciendo en el área industrial (con la empresa de agroquímicos Agrofina) y en el desarrollo de servicios. También tenemos planes de crecimiento en semillas. La semana pasada presentamos Frontec, una alianza con la empresa estatal Invap para vincular la agricultura con la tecnología de la información. Ya trabajamos con 50.000 hectáreas y en poco tiempo llegaremos a las 500.000.

-¿Y la asesoría internacional?

-La idea es exportar el modelo de producción argentino. No se trata de vender una máquina para que después no se sepa cómo usarla, sino el sistema de trabajo para luego vender los equipos y los servicios. De otra forma es como si vendiéramos autopartes, pero no el auto.

En Colombia presentamos un proyecto para desarrollar tres millones de hectáreas para producir soja, maíz y arroz en tierras que estaban en conflicto por la guerra con las Farc y ahora entran en zona de paz. En África asesoré a fundaciones que destinan fondos para ayudar a la agricultura. Y también estuve en la India y antes en Chiapas, México. Aquí, en Expoagro, me reuní con representantes del gobierno de Ruanda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.