Suscriptor digital

Malcorra ordenó cambios en la Cancillería para rodearse de gente de su confianza

Reemplazó a miembros de su gabinete y designó embajadores en destinos clave
Martín Dinatale
(0)
11 de marzo de 2016  

Tres meses después de asumir en su cargo, la canciller Susana Malcorra se dispuso a hacer algunos cambios estructurales en el Palacio San Martín, que van desde reemplazos en su gabinete hasta la designación, en los últimos días, de nuevos embajadores en algunos destinos clave.

Ayer se supo que Malcorra desplazó al jefe de Gabinete de su cartera, Eduardo Suárez Salvia, y está buscando un reemplazo avalado por la línea interna del radicalismo. A la vez, la canciller incorporó a dos ex ejecutivos de Telecom de su confianza en el organigrama del Ministerio de Relaciones Exteriores y definió el destino de al menos seis nuevos embajadores.

Según pudo saber LA NACION, la decisión de Malcorra de sacar de su equipo a Suárez Salvia tiene que ver con darle mayor espacio a la línea radical dentro de la Cancillería. Además, la enfrenta con el secretario de Planeamiento Estratégico de la Jefatura de Gabinete, Fulvio Pompeo, que había sugerido el nombre de Suárez Salvia.

Sin embargo, desde la Casa Rosada se aclaró que la decisión había sido consensuada. Ayer se especulaba con que Pedro Villagra podía ser designado como el reemplazante de Suárez Salvia, pero no había nada confirmado.

A la vez, Malcorra incorporó a su equipo a Patricio Benegas y a Carlos Saimorai, dos ex Telecom que estarán en el Área de Cooperación Internacional y en el manejo administrativo de la Cancillería. Esta última medida de la canciller responde claramente a su estrategia de sumar en su equipo a la mayor cantidad posible de gente de su confianza.

Por otra parte, Malcorra definió ayer que Juan Arcuri será el embajador argentino ante la OEA, que Estanislao Zawells irá a la embajada en Turquía, que Ernesto Pfirter (hermano de Rogelio, el embajador en el Vaticano) será embajador en Cuba, que el radical Marcelo Bassani estará como auditor interno, que Cristina Boldorini irá como embajadora en Dinamarca y que Carlos Zim viajará a Suiza.

La Cancillería decidió además que todavía no se designará a ningún embajador en Venezuela y quedará allí el encargado de negocios. Es una señal política del gobierno de Mauricio Macri, que desde un primer momento se enfrentó al gobierno de Nicolás Maduro al denunciar en la cumbre de presidentes del Mercosur la falta de libertades y la situación de los presos políticos en el país.

"Creemos que la embajada en Venezuela está bien representada ahora y no vemos que haya que hacer cambios allí", dijo un destacado funcionario de la Cancillería al evaluar una decisión de tinte político con impacto diplomático.

Susana Malcorra

Canciller

Los cambios impuestos por la canciller en su gabinete y en embajadas de países clave responden, en su mayoría, a decisiones de tinte político y, en algunos casos, personal: así como designó a nuevos funcionarios cercanos a la línea del radicalismo, también incorporó a su entorno a ex empleados de Telecom

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?