Lollapalooza 2016: Die Antwoord, entre el misterio y la locura

Ninja de Die Antwoord a pleno mosh
Ninja de Die Antwoord a pleno mosh Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
La banda sudafricana se presentó por primera vez en la Argentina
Dolores Moreno
(0)
19 de marzo de 2016  • 23:38

La banda de electro rap Die Antwoord se presentó en el Lollapalooza 2016 , apenas caída la noche y antes de que las gotas invadieran el aire. Integrada por Ninja, Yo-Landi Vi$$er y DJ Hi-Tek, supo saltar a la fama luego de que se difundieran sus inusuales videos que fusionan un sonido electrónico y oscuro con chillidos agudos y una estética trash. Esa mixtura hipnotizó al público que sorprendido trató de entender de qué iba ese hip hop con sonidos étnicos. Es que ellos cantan en afrikáans, inglés y xhosa. Y también se disfrazan con capas de toalla con dibujos de colores y con máscaras de gato.

Vestidos de naranja flúo, el dúo sudafricano irrumpió en el escenario Perry junto al DJ y comenzó un show donde la sensualidad y el contacto con el público fueron protagonistas. "Hola motherfuckers", dijo Ninja antes de tirarse por primera vez sobre las cabezas de los seguidores. Después apareció la magnética Yo-Landi Vi$$er que es tan aterradora como estimulante. Con un registro vocal muy agudo, la oxigenada de pelo largo se mueve como un saltamontes. Va de un lado al otro y visto desde abajo se siente la energía que hay entre ellos, tienen total entendimiento escénico. Hay equilibrio entre sus acrobacias y sus raps que terminan con algo de dubstep.

Die Antwoord encendió la noche
Die Antwoord encendió la noche Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Die Antwoord en lengua afrikáans significa "La respuesta". Y ellos parecen buscarla provocando, después de que Ninja quedara en calzoncillos, las pantallas empezaron a proyectar penes gigantes de colores que hacían movimientos entre graciosos y pornográficos. Antes, un video mucho más dark con caras escalofriantes había dado una muestra del concepto con el que se los identifica. Así, entre bailes y agite, los sudafricanos -que se autodefinen como Zef, un movimiento que mezcla diversas culturas-, interpretaron varios de sus hits. Quizá el momento más celebrado fue cuando llegó "Ugly Boy". También sonaron "I Fink U Freeky", "Fatty Boom Boom", e hicieron un repaso de sus tres discos $O$ (2009), Ten$Ion (2012) y Donker Mag (2014).

Para terminar, y después de intentar decir algunas palabras en español, Ninja tomó carrera y volvió a saltar sobre miles de personas que, empapadas, los sostenían mientras él seguía cantando con la camiseta de la Argentina. Así entre pasos e incomprensión, los sudafricanos fueron una de las revelaciones del festival.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?