Cómo suena... Noel Gallagher

Foto de Ignacio Arnedo.
Foto de Ignacio Arnedo.
Entre la psicodelia suave y los himnos de Oasis
(0)
19 de marzo de 2016  • 20:38

El final del show de Noel resumió la encrucijada que a veces vive un artista frente a su propia obra: casi a modo de karaoke, los High Flying Birds ejecutaron "Don’t Look Back in Anger", clásico de Oasis y uno de los grandes himnos del brit-pop, mientras el Gallagher mayor se llamaba a silencio y cedía la interpretación coral al público (excepto por esa coda inmortal: "But don’t look back in anger...").

El show de Noel se dividió virtualmente en dos mitades: en la primera, se enfocó en el presente, los dos álbumes de su banda solista, y en ese rock mid-tempo con vuelo psicodélico que por momentos puede remitir tanto a Paul Weller como a los Traveling Wilburys. En la segunda mitad, el guitarrista cumplió con las expectativas de los fans de su antigua banda y tocó versiones más o menos entusiastas de Oasis: "Champagne Supernova", un comienzo de "Live Forever" y, entre otras, "Don’t Look Back...". En ese pasaje, los High Flying Birds suenan como una banda de pubs calibrada para estadios, y Noel cumple con ese ritual familiar para millones con oficio y gratitud.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?