Suscriptor digital

Hubo protestas en La Habana y Miami antes de la visita de Barack Obama

Aseguran que el presidente de EE.UU. "está siendo cómplice de una dictadura"; hubo 200 activistas detenidos en Cuba
(0)
20 de marzo de 2016  • 19:31

A pocas horas de la llegada del presidente Barack Obama a Cuba opositores y activistas de las Damas de Blanco que protestaban contra el gobierno comunista fueron detenidos por agentes del Estado en La Habana. Mientras tanto hubo una marcha en Miami donde vive una densa población de cubanos expatriados.

La Habana

Al finalizar la habitual marcha pacífica a la salida de misa en la habanera Iglesia de Santa Rita, las Damas de Blanco intentaron caminar hacia otras calles fuera de su recorrido, donde se habían concentrado grupos afines al oficialismo que comenzaron a increparlas. Fueron acorraladas por agentes oficiales y grupos a favor del gobierno comunista al término de la protesta.

El incidente, que con diferente intensidad se viene repitiendo todos los domingos desde hace unas 46 semanas, se produjo a pocas horas de la llegada a la isla del presidente de EE.UU., Barack Obama, que dentro de su histórica visita a la isla se reunirá con miembros de la disidencia.

Los disidentes claman que son más de 200 los detenidos, entre ellos Berta Soler, líder de las Damas de Blanco.

La policía cubana, que no interrumpió la marcha ni el mitin de las Damas de Blanco, empleó la fuerza para conducir a varios hombres hacia autobuses cuando terminó. "Obama está siendo cómplice de un gobierno, de una dictadura", había dicho Maldonado a la agencia AFP una hora antes de ser detenido.

Un par de activistas fueron puestos contra una reja verja y esposados en medio de los gritos de "gusanos" (anticastristas) que les espetaba una muchedumbre de oficialistas.

Los manifestantes suelen ser arrastrados hacia los vehículos oficiales y liberados poco después. Ninguna autoridad en el lugar habló de momento con la prensa para explicar los motivos de las detenciones.

Miami

Entretanto, en Miami, centenares de exiliados cubanos se volcaron al barrio de la Pequeña Habana entre cánticos y carteles por una "Cuba libre" rechazaron la histórica visita del presidente Obama, a la que calificaron de "traición".

Tras concentrarse frente al monumento a los mártires de Gijón, los miembros del exilio, en su gran mayoría vestidos de blanco, iniciaron una caminata hasta La Casa del Preso Cubano entre críticas airadas contra las "concesiones unilaterales" hechas por Obama desde que EE.UU. y Cuba restablecieron relaciones diplomáticas.

Con carteles y consignas a favor de los derechos de la población civil cubana y la "resistencia civil", las organizaciones del exilio, el "convidado de piedra" en la normalización de relaciones entre ambos países, criticaron que la visita de Obama apunte más a un "viaje de negocios con el régimen".

"Desde el anuncio del cambio de política por parte de esta Administración se ha incrementado significativamente la represión en Cuba, nada ha cambiado", manifestó a Efe Silvia Iriondo, presidenta de Madres y Mujeres contra la Represión (MAR).

La exiliada destacó que la visita de Obama "legitima el régimen castrista" y que el momento actual no era el indicado para emprender una visita oficial, porque en Cuba no "habrá conciliación, libertad ni democracia mientras exista ese régimen".

"El legado del presidente de esta gran nación no debe ser un legado de relaciones ni intereses comerciales, sino de los valores de la libertad, la democracia y de los derechos", ahondó Iriondo, quien estimó que el mandatario estadounidense debió imponer "condiciones" antes de pisar suelo cubano.

Operativo de seguridad

Policías vestidos de civil tienen controlada la seguridad en la capital, mientras que cuadrillas de trabajadores de obras públicas pusieron a punto las deterioradas calles de La Habana.

A pesar de haber relanzado los vínculos bilaterales, Washington y La Habana aún mantienen profundas diferencias. Los 54 años del embargo económico impuesto por Washington continúan pesando sobre la isla caribeña, y su levantamiento es una de las condiciones que La Habana exige para normalizar por completo los vínculos.

"Son muchos años de desconfianza y no vamos a cambiar nuestro sistema, nuestros valores, aunque sí hay que mencionar que ya no hay invasiones, ni tensiones políticas", dijo Ileana Valdés, una enfermera de 55 años.

No estaba pactado un encuentro entre Obama y el líder de la revolución Cubana, Fidel Castro, pero el diario Juventud Rebelde mostró varias fotografías de Castro durante un encuentro con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ayer por la tarde.

Uno de los eventos más esperados es el discurso que Obama ofrecerá el martes y que será trasmitido en vivo por la televisión estatal. Ese mismo día, planea reunirse con un grupo de disidentes y luego asistir a un partido de béisbol entre el equipo Tampa Bay Rays y la selección cubana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?