Suscriptor digital

El Gobierno relanzará su gestión y se concentrará en los temas sociales

Evalúa una serie de medidas para después del cierre del acuerdo con los fondos buitre; incluye desde obras hasta créditos blandos para la vivienda
Jaime Rosemberg
(0)
27 de marzo de 2016  

Macri en la reunión de gabinete de esta semana, en la que se volvió a hablar del Plan Bicentenario
Macri en la reunión de gabinete de esta semana, en la que se volvió a hablar del Plan Bicentenario Fuente: LA NACION - Crédito: Presidencia

El objetivo declarado es dejar de hablar de la herencia recibida para concentrar energías en la "agenda del futuro". Pero el plan del Gobierno es más ambicioso: con la sensación de que el acuerdo con los holdouts está cerca y de que, con ello, se termina un período, el presidente Mauricio Macri ya planifica un relanzamiento de su administración y acelera una "segunda etapa de gestión".

Dentro de esa agenda, el Gobierno apuntará a proyectos que lo "acerquen a la gente", entre los que se incluyen un amplio plan de infraestructura, un programa de créditos blandos para la vivienda y la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Lo hará luego de cien días agitados, en los que debió abocarse a temas de coyuntura, como la salida del cepo cambiario, los conflictos salariales con distintos sectores y el comienzo de la reforma del Estado con miles de despidos, además del acuerdo con los fondos buitre.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña; uno de los coordinadores del "tablero de control de gestión", Mario Quintana, y el periodista y hoy funcionario Hernán Iglesias Illa se encargaron de pedir a cada ministerio (con énfasis en lo social) sus planes en el corto plazo.

El conjunto –un borrador de ideas y proyectos a los que accedió LA NACION y que, en muchos casos, tardarán meses en concretarse– es para algunos en la Casa Rosada un germen de "plan Bicentenario", en coincidencia con los festejos que en julio tendrá el país con motivo de los dos siglos de la Declaración de la Independencia, en Tucumán.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tiene en sus manos varios de esos proyectos con alto impacto. El primero es un ambicioso plan de infraestructura, coordinado con su par de Transporte, Guillermo Dietrich, y con José Cano, a cargo del Plan Belgrano de obras para diez provincias del norte argentino.

El segundo proyecto, menos difundido, es un plan de viviendas con créditos baratos, junto con Anses, el Banco Central y la Secretaría de Vivienda del Ministerio del Interior, que se anunciaría en los próximos días. Hace dos semanas, en la quinta de Olivos, Frigerio le anunció al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con quienes comparte la mesa de acción tripartita, que avanzará con la reforma política sobre la base de la Boleta Única Electrónica y la unificación del calendario electoral nacional, dejando para una segunda etapa la creación de un órgano autónomo para organizar los comicios.

El Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Carolina Stanley, aportó dos proyectos clave. El primero de ellos, la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) sobre la base de fondos asignados por el Banco Mundial, tiene como objetivo incluir al millón y medio de chicos que aún no reciben el beneficio instalado durante la gestión kirchnerista.

Con los fondos anunciados por el Presidente se irán a buscar a los menores excluidos del plan por falta de vacunas o asistencia a clases, requisitos para recibir la asignación. El segundo plan, que ya arrancó, es parte de la promesa de "igualdad de oportunidades para todos los chicos" hecha por Macri durante la campaña: los centros de primera infancia, coordinados con las administraciones provinciales, que abarca a los recién nacidos y hasta los 3 años de vida. La idea: asegurar en esos centros la "nutrición, la salud, el desarrollo y seguimiento" de chicos en su mayoría en situación de vulnerabilidad.

El ministro de Salud, Jorge Lemus, está más abocado a la difícil coyuntura que le toca en suerte. Con el seguimiento del otro coordinador del gabinete, Gustavo Lopetegui, y el dengue y el zika como problemas acuciantes, Lemus anunciará la semana que viene el plan nacional de vacunación, mientras desde su área prometen continuar por un tiempo con detalles de la "herencia recibida". Otro ministerio aún atado "al pasado" es el de Energía. Al ministro Juan José Aranguren le piden, con premura, anuncios que mitiguen el trago amargo que significaron durante el verano los aumentos en las tarifas mientras se sucedían los cortes de luz.

Otras áreas aportarán al plan con el envío de proyectos al Congreso, que el Gobierno espera aprobar en los próximos meses con mayorías similares a las conseguidas en Diputados para el pago a los fondos buitre. Desde el Ministerio de Modernización, que encabeza Andrés Ibarra, dan los últimos detalles a la anunciada ley de acceso a la información, en conjunto con la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. Ibarra fue otro de los ministros que pidieron a sus secretarios "acelerar los proyectos" en el área de Gobierno Abierto, como las declaraciones juradas de funcionarios, la publicidad de compras y contrataciones por Internet o el registro de audiencias del Presidente y sus ministros. Patricia Bullrich (Seguridad) presentará su proyecto de flagrancia para la penalización de delitos, y Esteban Bullrich (Educación) plasmará otro proyecto para aumentar las penas de quienes agredan a docentes en todo el país.

Para demostrar que no se trata sólo de palabras, el Gobierno ya decidió que el economista Eduardo Levy Yeyati, presidente del consejo de administración del Cippec, esté a cargo de una unidad especial de la Jefatura de Gabinete que colaborará en la "visión de largo plazo" del Gobierno y la articulación de los planes de cada ministerio. La designación oficial se daría en los próximos días.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?