Suscriptor digital

Cabernet sauvignon vs. cabernet franc: vos, ¿de qué lado estás?

Con algunos puntos en común e interesantes diferencias, estas dos variedades tintas ofrecen excelentes exponentes de factura local; aquí, etiquetas para probar, comparar y disfrutar
Sebastián Ríos
(0)
1 de abril de 2016  • 00:35

Como miembros de una familia de esas que uno conoce de toda la vida, el cabernet sauvignon y el cabernet franc son primos hermanos que hoy se confunden en las góndolas de supermercados y vinotecas. Superpuestas unas con otras, las etiquetas de cabernet nos traen al paladar el recuerdo de su aroma a pimiento rojo y de sus taninos firmes. Esta descripción elemental se ajusta mejor al más familiar de los cabernet, el sauvignon, una de las cepas tintas más populares en nuestro país (después del ubicuo malbec, por supuesto), pero que en los últimos años ha debido escuchar su nombre en boca de críticos, enológos, enófilos y periodistas con otro apellido: ¡franc!

Celebrado como el "nuevo tinto estrella" por publicaciones de la talla de Decanter, el cabernet franc argentino no ha parado de cosechar premios y altos puntajes en los últimos años, opacando así a su primo de apellido sauvignon. Lo cierto es que hoy hay excelentes exponentes de ambos lados de la familia para probar, comparar y -por sobre todo- disfrutar, con la salvedad de que los sauvignon son mucho más numerosos (hay 15.858 hectáreas plantadas de esta cepa contra 749 de franc en la Argentina) y, por lo tanto, es más fácil obtener de éstos buenos exponentes a precios más bajos.

Pero, ¿qué podemos decir de unos y de otros? "Diríamos que son primos hermanos que comparten el mismo nombre, pero tienen apellidos diferentes", responde Rodolfo "Opi" Sadler, enólogo de Mascota Vineyards. "El más osado, rebelde y atrevido es el sauvignon, cuyo apellido proviene de sauvage, pero que más que salvaje diría que es poco domesticado al principio. A los típicos aromas a pimiento rojo que se pueden apreciar al principio, se suceden los de fruta roja como la cereza, los herbáceos del pasto recién cortado, luego el pimiento verde y también algo de especias; cada uno de esos aromas trata de sobresalir y anteponerse en forma tumultuosa al siguiente, muchas veces atosigando a nuestros sentidos hasta sacarnos una gran sonrisa. En boca cambia la historia, el chico despeinado se transforma en un señorito: buena entrada de boca, con taninos recios pero muy delicados, un gran partido para una buena madurez y vejez, si pensamos que nos acompañe durante un tiempo de guarda."

¿Y el franc? "Su primo hermano es un poco más estirado (prejuicioso, hubiera dicho mi abuela), y como su nombre lo indica, peinado a la gomina con traje y corbata. Posee aromas francos, que se presentan como si fueran capas: pimiento rojo, pimiento asado, aromas de casis (que con el tiempo da licor de casis), muchas especias (clavo de olor), con una intensidad aromática que nada tiene por envidiar a su primo. En boca los franc son amplios, sedosos, con un medio de boca espectacular y con un final muy divertido donde se aleja de sus buenos modales para darnos mucha picardía", define Sadler.

Pero, ojo, advierte Fernando Buscema, director técnico de Bodegas CaRo y director del Catena Institute of Wine: "La distinción entre ambas variedades, en muchos casos, es muy sutil. En caso que coseches en buena madurez (no sobremadurez), en ambos encontrarás mezclas de notas espaciadas (pimienta negra, clavo de olor), junto a notas de frutos rojos y de pimiento rojo asado (más en sauvignon que en franc). En mi caso, las mayores diferencias las encuentro en la densidad en boca, donde el sauvignon tiende a ganarle al franc".

El cabernet franc, agrega Buscema, perdona menos que el sauvignon los errores cometidos en el viñedor: "En el caso de cosechar un poco verde, el cabernet franc es más botón: aparecen aromas de pimiento rojo y verde crudos muy intensos. Recuerdo claramente algunas metidas de pata en este sentido: el aroma se sentía desde el portón de la bodega, sin exagerar."

Para quienes tengan ganas de refrescar la memoria y comparar a estos primos hermanos, aquí van algunas recomendaciones (nuevas etiquetas y algunos clásicos). Empecemos por los sauvignon:

Perdriel Colección Cabernet Sauvignon 2010

Bodega Norton

De perfil clásico, por momentos austero, este cabernet elaborado con uvas provenientes de un viejo viñedo ubicado en Luján de Cuyo, Mendoza, es ideal para juntar en la mesa a distintas generaciones (padres e hijos) de amantes de esta cepa. Precio: 148 pesos

Marqués del Nevado Cabernet Sauvignon Reserva 2012

Bodega Goyenechea

San Rafael, Mendoza, ofrece excelentes cabernets, y este flamante Marqués del Nevado (que hasta el año pasado sólo se producía para exportación) es un amable embajador de su región. Fresco, levemente dulce y muy bebible. Precio: 153 pesos

Cafayate Gran Linaje Cabernet Sauvignon 2014

Bodegas Etchart

¡Acá hay algo de trampa! Este Gran Linaje esconde un 10% de tannat (también) cafayateño, lo que hace de este blend con base cabernet un tinto robusto, de gran volumen en boca, con taninos dulces y estructura firme. Precio: 180 pesos

La Mascota Cabernet Sauvignon 2011

La Mascota Vineyards

Rojo oscuro, de bordes levemente violáceos, es un cabernet muy elegante y complejo, en el que se pueden encontrar notas a pimiento asado, chocolate, mermelada de frambuesa y casis. Precio: 200 pesos

Casarena Owen´s Single Vineyard Cabernet Sauvignon 2012

Casarena Bodega & Viñedos

De color rojo oscuro, en aromas se destacan los frutos negros y el morrón asado; luego, en boca, este cabernet ofrece taninos dulces y una textura sedosa, con un paso ligero pero a la vez intenso. Precio: 360 pesos

Y en la otra esquina del ring, los franc...

TintoNegro Uco Valley Cabernet Franc 2013

TintoNegro

Con uvas de Los Chacayes, en el mendocino Valle de Uco, el dúo Sejanovich-Mausbach alumbra un franc de altura delicado y vertical, que hace hincapié en el lado mineral y floral de esta cepa. Se bebe (muuuy) fácil. Precio: 156 pesos

Casa Boher Cabernet Franc 2013

Cavas Rosell Boher

De un perfil amablemente herbáceo, se destacan en este franc las notas a eucaliptus que se entremezclan con las de frutos negros y las típicas notas especiadas de esta cepa; y, más atrás, los tostados que aporta el paso por barrica. Precio: 180 pesos

Salentein Numina Cabernet Franc 2013

Bodegas Salentein

Una seda o, también, una caricia al paladar. La característica fundamental de este franc es su textura; todo lo demás (color, aroma, sabor) confirma la delicadeza que se puede lograr con esta cepa. Precio: 300 pesos

El Esteco Fincas Notables La Colección N°5 Cabernet Franc 2013

Bodega El esteco

En la altura de Cafayate, Salta, el franc se nutre del sol y de la amplitud térmica para ofrecer una versión más potente de sí mismo. Concentrado, se destacan en este tinto de un rojo profundo sus notas a ají verde, a mentol y a frutas negras. Precio: 360 pesos

Angélica Zapata Cabernet Franc Alta 2011

Catena Zapata

Un clásico y, también, un pionero. La única etiqueta de cabernet franc con diez añadas en sus espaldas es un referente en la materia. Elegante y complejo, un franc con múltiples capas. Comparar sus diferentes añadas es un ejercicio memorable. Precio: 545 pesos

Ahora, dicho todo esto, vos, ¿de qué lado del cabernet estás?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?