Suscriptor digital

Ricardo Jaime se convirtió en el primer detenido del kirchnerismo por corrupción

El ex secretario de Transporte fue a prisión por la compra de trenes usados a España y Portugal, que en su mayoría era material inservible; el juez Ercolini consideró que había una "desproporción exorbitante" entre el precio pagado y su calidad
Gabriela Origlia
(0)
3 de abril de 2016  

Crédito: Gabriela Origlia

CÓRDOBA.- Al grito de "ladrón", "corrupto" y "devolvé la que robaste", el ex secretario de Transporte del kirchnerismo Ricardo Jaime salió esposado y con un chaleco antibalas de la delegación de la Policía Federal de esta ciudad. Eran las 13.20 de ayer cuando subió a un móvil de Gendarmería y emprendió el viaje por tierra a la Capital Federal. Así se transformó en el primer detenido de la era K por presuntos hechos de corrupción.

El lunes a primera hora declarará ante el juez Julián Ercolini, quien ordenó su detención por el pago de comisiones para la compra de trenes usados a España y Portugal en 2005.

El ex funcionario -que ya tiene tres condenas por causas vinculadas con la corrupción- está investigado por el delito de malversación de caudales públicos que contempla una pena de hasta diez años de cárcel.

"De las constancias del expediente surge que los fondos abonados por el material rodante adquirido eran de desproporción exorbitante en relación a su calidad y funcionalidad real, lo que hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas y que justamente debían proteger el patrimonio estatal", dice la orden librada por Ercolini.

La orden de detención se explica en que Jaime ya tiene tres condenas (intento de robar una tarjeta suya en un allanamiento, por recibir coimas por parte de empresarios a los que debía controlar y por su responsabilidad en la tragedia de Once) y en que cuenta con posibilidades de eludir la acción de la Justicia.

En la causa también quedó preso Manuel Vázquez, supuesto testaferro de Jaime. Cuando Gendarmería lo fue a buscar a su casa en San Isidro, estaba escondido en un placard. No sólo habría sido parte de las maniobras, sino que -según señala el juez- "obtuvo beneficios para sí y para terceros en el marco de su intervención como asesor del organismo en las gestiones vinculadas a la suscripción de los contratos".

Además están citados a indagatoria Juan Pablo Schiavi, sucesor de Jaime en Transporte, quien debe presentarse el viernes 8; el presunto testaferro Ignacio Julián Soba Rojo debe declarar el jueves 7 y Ricardo Domingo Testuri, convocado para el lunes 11. Los tres tienen prohibido salir del país.

Si bien el área dependía del entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el ahora diputado no está imputado en esta causa.

El viernes por la noche el Juzgado Federal 1 de Córdoba, a cargo de Ricardo Bustos Fierro, fue alertado sobre la inminente llegada de un exhorto con carácter de urgente.

Horas después, Ercolini giró la documentación para que, "a partir de las 7.30" del sábado se procediera "en simultáneo" a allanar los domicilios de Villa Carlos Paz y de la capital provincial "para proceder a la detención" de Jaime y su traslado inmediato, "en carácter de incomunicado", a la Capital Federal.

El 25 febrero de 2005 el gobierno kirchnerista firmó con España y con Portugal un acuerdo sobre cooperación en materia ferroviaria. La cifra de los vagones y locomotoras que se importaron y a dónde se destinaron nunca se conocieron con exactitud. Según la Auditoría General de la Nación (AGN), fueron unas 600 unidades, de las que funcionan unas pocas. El resto es chatarra.

Ayer a la mañana, mientras iba a entregarse al edificio de la Federal en barrio Nueva Córdoba, Jaime defendió en declaraciones a Cadena 3 la compra: "Algunos de esos trenes están circulando", dijo y mencionó el Tren a las Sierras de esta provincia, "que se reparó a nuevo". Sobre el resto afirmó que "no se habrán reparado. Dejé la función pública hace siete años".

Insistió en no conocer cuál es "la acusación en sí" y reiteró que los acuerdos los firmaron las cancillerías y fueron refrendados por los presidentes. En el caso de la Argentina, por Néstor Kirchner. "No sé si habrán citado a los funcionarios de la comisión nacional que hicieron el relevamiento de los coches a adquirir", añadió.

"Me enteré por los medios, hablé con mi abogado y estoy yendo a presentarme, como lo he hecho siempre", indicó por teléfono a LA NACION. En diálogo con este medio, su abogado, Andrés Marutian, calificó de "rídiculo" que el juez haya "mandado a buscarlo a la casa de su madre, de 93 años y a lo de su esposa, cuando tenía su domicilio claramente constituido".

Ratificó que Jaime tenía pasaje aéreo para viajar hoy a la Capital Federal ya que el martes debía presentarse ante el juez Sebastián Casanello por una causa abierta por la compra de una moto de agua para su hija en 2005.

"Si Ercolini tenía tanta urgencia -agregó Marutian- lo debería indagar rápidamente."

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?