Suscriptor digital

Créditos hipotecarios: las preguntas más frecuentes sobre los nuevos préstamos que lanzó el Central

Desde cuándo estarán vigentes, en qué bancos se pueden sacar y cuánto debe ganar quien quiera aplicar al préstamo son sólo algunas de los interrogantes
Silvia Stang
(0)
8 de abril de 2016  • 15:57

Los nuevos créditos hipotecarios que lanzó el Banco Central y cuyo capital será ajustado por la inflación despertó un gran interés entre los ahorristas, pero también generó muchas dudas. LA NACION respondió los interrogantes de los lectores en vivo a través de streaming en Facebook. Aquí, el video y un repaso por lo más relevante.

¿Qué es concretamente lo que se anunció?

El Banco Central creó una unidad de medida llamada Unidad de Vivienda y le puso un valor base equivalente a la milésima parte de lo que cuesta la construcción de un metro cuadrado, según un índice promedio de varias ciudades del país. Habrá depósitos bancarios a plazo fijo y créditos que estarán nominados en esas UVIs.

¿Cuánto vale esa UVI?

Al 31 de marzo pasado y según lo anunciado por el Banco Central, 14,053 pesos. Pero lo importante, claro, es cómo se ajustará en el futuro porque de eso dependerá cuánto valdrán las cuotas para ir cancelando el crédito. Y esta actualización se hará con el llamado Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que, a su vez, refleja lo que pasa con el índice de precios.

¿Cuál es la ventaja del sistema?

Según lo dicho y según lo ejemplos aportados por las autoridades del Banco Central, la ventaja es que esto permitirá que las cuotas iniciales de un crédito sean significativamente más bajas que las de un crédito convencional. ¿Y por qué? Lo que explican es que hoy, al tener que cubrirse por la futura licuación que tendrá el valor de las cuotas debido a la inflación, los bancos fijan esas cuotas iniciales con un valor tan elevado que constituye una barrera para que muchos puedan acceder y para que, quienes sí lo logran, obtengan el monto que necesitan. Como la cuota es un determinado porcentaje del ingreso, hay que tener ingresos demasiado elevados para calificar.

¿Cómo se ve esto en ejemplos?

Para acceder a un capital de $ 300.000, dicen en el BCRA, hoy se necesitaría un ingreso familiar de por lo menos 20.583 pesos y la cuota inicial resulta de $ 6175 (se supone acá una tasa anual de 24%). Con el nuevo esquema, al mantenerse a través del tiempo el valor real que tiene la cuota, la inicial sería de $ 2417 y el mínimo ingreso requerido, de $ 8056. Otro dato que exponen los cuadros es que, con ese ingreso de poco más de 20.000 que en el sistema convencional se requería para acceder a 300.000, ahora podrían obtenerse casi 800.000, por qué? Porque por el valor de la cuota y al ser esta de 30% del ingreso, ésta resultaría de 6000 y pico de pesos.

¿Qué bancos participarán?

Hasta ahora, el Ciudad, Provincia, Macro, Santander, Galicia e Hipotecario.

¿Cuál será el fondeo?

Los bancos ofrecerán la posibilidad de hacer depósitos a plazo fijo de un mínimo de 180 días, que también estarán nominados en UVI y que, por lo tanto, también se ajustarán según la inflación.

¿Cuál es la relación con los ingresos, qué pasa si mi sueldo no sube como suben los precios?

Según el anuncio, en las condiciones del crédito estará la obligación del banco de ofrecer una prolongación del plazo en el siguiente supuesto: si la cuota aumenta del tal forma que supera en 10% lo que habría subido en caso de haberse seguido la evolución del Coeficiente de Evolución Salarial (CVS). En este caso, el banco estará obligado a dar al cliente la opción de un mayor plazo.

¿Cuál es el riesgo?

Hay un temor muy expresado hoy entre quienes recibieron la noticia y es la incertidumbre aún por el nivel de inflación futura. Si bien se sabía que Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, quería lanzar este sistema y estaba entusiasmado, muchos creían que el anuncio ocurriría cumplidas algunas condiciones: una inflación que se muestre con tendencia a la baja (no es el momento en medio de las correcciones tarifarias), la explicitación de las metas de inflación que guiarán la estrategia del BCRA para lograr la baja (algo que se hace esperar) y el lanzamiento del nuevo índice de precios por parte del Indec, que aún debe recuperar su credibilidad perdida. Hoy, el CER se actualiza con índices de inflación de jurisdicciones como San Luis y Capital y hace poco hubo justamente una polémica por cuál de esos dos indicadores se usa.

Así, un poco la conclusión es que el sistema podría permitir el acceso a más personas y a mayores montos para el crédito hipotecario. Pero, dadas las condiciones actuales, es esperable la cautela en los primeros tiempos para ir viendo qué pasa no sólo con la inflación, sino también con los salarios.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?