Suscriptor digital

Holdouts: a no alarmarse por el 14 de abril

Es el día en que vence el plazo fijado entre el país y sus acreedores
Sebastián Maril
(0)
10 de abril de 2016  

El único obstáculo que impide a la República Argentina salir del default es un fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York que no ocurrirá hasta después de una audiencia que se llevará a cabo el 13 de abril en la Gran Manzana.

Un día después de la mencionada audiencia vence el plazo pactado entre la Argentina y el grupo de acreedores más duros, NML Capital, Aurelius Capital, Blue Angel Capital, Olifant y FFI Fund, para que nuestro país les pague $ 4635 millones antes del mediodía neoyorquino.

El pasado 2 de marzo, el juez federal Thomas Griesa falló a favor de la Argentina y ordenó levantar las cautelares que él mismo puso en 2012 y que han mantenido al país en default desde junio de 2014. Esta orden, sin embargo, no contempla el 14 de abril como fecha límite para saldar las cuentas con todos los holdouts, ya que fue acordada en privado entre la Argentina y el anteriormente mencionado grupo de acreedores.

Algo muy poco probable, pero posible, es que la Corte dicte sentencia el mismo 13 de abril e inmediatamente envíe el caso al Juez Griesa, quien, si es favorable a nuestro país, deberá ratificarlo para que la Argentina pueda así transferir los fondos pactados con los holdouts, incluyendo NML Capital.

De ocurrir así, la Argentina estará muy justa de tiempo para depositar los fondos el 14 de abril, invitando a NML Capital y los otros cuatro fondos a considerar dar de baja el acuerdo.

Difícil de cumplir

Para la preocupación de muchos, el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay, recientemente dejó claro que va a ser muy difícil cumplir con esta fecha, ya que los tiempos de las cortes norteamericanas juegan en contra de los intereses de nuestro país. Prat-Gay añadió que espera que NML Capital prolongue la fecha del acuerdo unos días para asegurar que no habrá inconvenientes con el pago y el acuerdo se mantenga vigente.

Pese a esto, no existen argumentos sólidos para que NML Capital anule el acuerdo, ya que es contraproducente para el "buitre número uno". Como el 14 de abril no es una fecha que forme parte del fallo del Juez Griesa, si la Corte de Apelaciones falla a favor de la Argentina el mismo 13 de abril o cualquier día posterior, el fallo del juez Griesa se mantendrá firme y sólo cobrarán aquellos que tengan un acuerdo vigente.

De no cumplir con los tiempos del acuerdo, la única penalización en que la Argentina incurrirá es pagar una tasa de interés más alta hasta que abone lo adeudado al grupo duro de acreedores. Pero de ninguna manera afectará la salida del default si la Corte de Apelaciones falla a favor. El juez Griesa levantará las cautelares con o sin un acuerdo vigente con NML Capital.

Sólo necesita un fallo favorable.

El autor es economista de Inversor Global

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?