Suscriptor digital

¡A comer solitos!

Deborah Maniowicz
(0)
12 de abril de 2016  • 00:00

¡Buen martes!

Cuando Juli tenía tres-cuatro meses una amiga me preguntó si había escuchado sobre el método BLW ( Baby-Led Weaning, que en castellano se traduce como "alimentación autorregulada" o "a demanda del bebé") para empezar con la alimentación complementaria. Como no tenía la menor idea de lo que me hablaba me puse a buscar información.

Así aprendí que el objetivo de introducir alimentos a los 6 meses no es alimenticio (ya que hasta el año, los bebés que se alimentan con teta o leche maternizada de fórmula tienen cubiertos todos sus requerimientos nutricionales) sino didáctico: busca que el bebé desarrolle su autonomía, aprenda a coordinar y a digerir, conozca texturas, sabores y sensaciones.

El método promueve la "alimentación libre de papillas" y tiene varios postulados:

*Para arrancar, el bebé debe tener, como mínimo, 6 meses, pero hay que respetar sus tiempos y no forzar el inicio.

*Debe mostrar interés por los alimentos, ya que la clave para que las comidas se vuelvan un momento placentero es no apurar ni insistir (mucho menos obligar).

*Tiene que poder agarrar alimentos por su cuenta, llevárselos a la boca y mantenerse sentado (porque esto coincide con la maduración del sistema digestivo).

*No es necesario que el bebé tenga dientes ni cortar los alimentos en micro trocitos. Es el bebé el que decide qué cantidad se lleva a la boca. De hecho, cuanto más grandes sean los pedazos más fácil le va a resultar agarrarlos.

* El rol de los padres es poner al alcance de sus hijos alimentos variados y con un adecuado nivel nutricional.

*Y, quizás, el punto más polémico…. El bebé puede comer, incluso desde el comienzo, la mayoría de los alimentos. Lo ideal es empezar ofreciendo comidas de fácil masticado. El listado de los que deben estar regulados durante el primer año es muy corto: sal, azúcar, miel, frutos secos enteros, desnatados, pescados grandes, mariscos, carnes y huevos poco cocidos, algas, bebidas de arroz, alimentos con excesos de grasas y calorías vacías.

Tamaño de los bocados según la edad del bebé
Tamaño de los bocados según la edad del bebé

Con marido leímos esto y entramos en pánico. "Se va a atragantar", dijo él. "Si, si, yo pienso igual. Suena muy romántico pero no me animo", respondí. Así que a los cinco meses y medio cuando el pediatra nos dio el ok –y una listita que incluía banana, pera, manzana, pollo, carne, calabaza, papa y batata– empezamos como la mayoría: una banana pisada, que para nuestra sorpresa Julieta devoró.

Las comidas pasaron y cerca de los 8 meses nos animamos a probar con algo entero. Creo que lo primero fue una pera madura cortada en cuatro. Respondió tan bien que seguimos: calabaza en cubos, zanahoria y zucchinis en tiritas, fideos codito, tostadas con queso, muffins de papa y puerro y un interminable etcétera. Cuando nos quisimos dar cuenta Julieta había eliminado casi por completo las papillas.

Cerca de los 10 meses hubo un hecho bisagra. Estábamos de vacaciones en Uruguay en un restaurante mega pipí cucú, le pedimos a hija un lomo con puré de papa y ella decidió (¡justo ahí!) que iba a comer TODO con las manos, que "basta de cuchara", que "yo quiero decidir cuánta comida meterme a la boca y en qué momento y si te parece que es un enchastre no me hubieras pedido puré". ¿Qué significa TODO? Come arroz con la mano, fideos con la mano, polenta con la mano y así. Visualicen el enchastre en la que se convierte la casa y ella después de cada comida...

Para mi lo mejor del método es que Juli disfruta muchísimo de las comidas, todos podemos sentarnos a la mesa y comer lo mismo (salvo contadas excepciones). Además, al comer todos los alimentos por separado (en las papillas es común mezclar varias verduras), el bebé conoce texturas y sabores reales y no gustos que posiblemente nunca más vaya a comer. Por otro lado estoy convencida de que al comer sola se estimula mucho más y aprende a elegir qué comer y a regular la cantidad en función de sus ganas y necesidades.

Otra cosa! Juju nunca se ahogó y las pocas veces que se atragantó escupió sin dificultad el alimento.

Si usan Facebook y quieren saber más sobre el método les recomiendo que busquen grupos de BLW en Argentina y en el mundo que hay un montón y circula mucha información copada e infinitas recetas.

Les dejo acá algunas fotos de bebes felices que arrancaron con la alimentación complementaria siguiendo este procedimiento.

León, 7 meses
León, 7 meses

Mia, 7 meses
Mia, 7 meses

Dante Max, 6 meses
Dante Max, 6 meses

Juana, 19 meses
Juana, 19 meses

Isabella, 7 meses
Isabella, 7 meses

Sol, 9 meses
Sol, 9 meses

Francisca, 6 meses, segunda comida
Francisca, 6 meses, segunda comida

Santiago, 8 meses
Santiago, 8 meses

¿Conocían este método de introducción a la alimentación? ¿Alguna lo sigue?

Debbie

Notita: Les dejo el link a una entrevista al pediatra español Carlos González que salió ayer en La Nación y completa muy bien esto que les cuento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?