Suscriptor digital

Angelina Galiteva: "El futuro es eléctrico, integrado, más limpio y wireless"

Angelina Galiteva, en el ITBA
Angelina Galiteva, en el ITBA Crédito: Gentileza ITBA
La experta estadounidense en políticas ambientales y sustentables asegura que es realista pensar en un escenario 100% de energías renovables; la clave, el prosumidor
Laura Rocha
(0)
21 de abril de 2016  • 00:06

"El futuro es eléctrico, más limpio, integrado y wireless. Contamos con los recursos renovables y la tecnología correspondiente para dar energía al planeta. El desafío se encuentra en cómo los instalamos, es decir, cómo hacer desde el punto de vista técnico para instalar las redes de energías renovables." Este es el mensaje que Angelina Galiteva dejó tras su paso por Buenos Aires en una charla organizada por el ITBA y la Embajada de los Estados Unidos. LA NACION entrevistó a esta experta en energías renovables, eficiencia, políticas ambientales y sustentables para el sector público y el privado, y fundadora y presidente de la Comisión Directiva del Renewables 100 Policy Institute, una organización con sede en California dedicada a la promoción de soluciones basadas en energías renovables.

-¿Cree que es realmente posible un escenario de 100% energías renovables?

-Absolutamente. Lo fundamos porque lo creemos. Nosotros dijimos "vamos a la Luna"; no dijimos vamos a la Luna en un 20%, 30%. Y lo hicimos. En el sector energético no queda otra posibilidad que movernos hacia el 100% de renovables, especialmente si queremos ir en la dirección de los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del acuerdo de las Naciones Unidas. Se necesita reconfigurar las redes y los almacenamientos. Nadie dice que va a ser fácil, pero es más valioso y eficiente que el statu quo.

-¿Cree que el Acuerdo de París es suficiente?

-Es un buen paso porque ha creado una buena base. Pero no sólo es el Acuerdo de París [que empezará a firmarse mañana], también es el G7 que llama a reducir emisiones al 70% para 2040, lo que es muy ambicioso. Todos saben que tenemos que llegar ahí, a estar libres de carbono para 2100. Esa es la meta y lo único que debemos es establecer el plan y la ejecución más inteligente para lograrlo.

-¿Y de qué forma se consigue?

-Podemos hacerlo de una manera muy costosa o podemos hacerlo de una forma más inteligente y trabajar entre todos. Debemos trabajar de modo horizontal, no en forma vertical, incluyendo e integrando al consumidor. Puedes generar, puedes almacenar, puedes moverte en un auto eléctrico, ayudarnos en la red. Entonces si hay una situación en que los consumidores están produciendo de más, que no desperdicie esa energía, que la comparta.

-¿Entonces el prosumidor [productor-consumidor] es la clave?

-Sí, el prosumidor. Se necesitan generadores de energía, se necesitan distribuidores y podemos tenerla en cada casa, en un auto o en la generación de los techos. Tenemos que tener las redes interconectadas para que esa energía pueda llegar a todos, y es por eso que hay que desarrollar y mejorar las conexiones de la red. Con una red integrada esto es posible.

-¿Y qué pasa con el nivel de consumo? ¿Si sólo hacemos un reemplazo existe una verdadera solución?

-Por definición se consume menos. Aquí no sólo tenemos que hablar del sector eléctrico o de energía, también tenemos que hablar del transporte, porque generan entre el 30% y el 40% de los gases de efecto invernadero, por eso es que como comunidad global tenemos que manejar ese tema. En California, por ejemplo, cada uno tiene su auto o tal vez dos o tres autos por familia. Necesitamos una rápida transición hacia combustibles limpios, de otra forma sólo estaremos atacando una pequeña parte del problema. Otro tema extremadamente crítico es la eficiencia energética.

-¿Cómo podemos hacerlo?

-Lo primero que tenemos que hacer es empezar con las construcciones. Tipos de construcción, de ventanas, de iluminación, de calefacción. Nosotros, por ejemplo, tenemos una ordenanza para construir Zero net energy homes para 2020 lo que significa que para ese momento cada ciudadano debe producir más energía que la que consume. Así cada uno debe tener instalada en su casa alguna forma de generación de energía y alguna forma de almacenamiento. Nosotros no podemos inspeccionar cada casa, pero si algún vecino quiere vender la casa no puede hacerlo si no cuenta con sistemas eficientes en materia de agua y de energía. Todo esto hace que se vaya mucho más allá, que empiecen a generarse sistemas de reuso de agua, que sea eficiente el uso de la electricidad. Y todo esto puede generar ingresos; entonces una casa puede ser una nueva fuente de ingreso de dinero.

-¿Qué se puede hacer en metrópolis y ciudades en países emergentes, como en Buenos Aires?

-Es un poco más difícil la cuestión de las inversiones, pero empezaría con la reconstrucción, renovación de edificios, y cuando se trata de una construcción nueva el techo se vuelve un panel solar; la ventana es un elemento que deja pasar la luz solar también. Tiene que crearse un mercado, tiene que legislarse y ponerse en práctica para que esto pueda pasar. Tenemos las tecnologías; si creamos el mercado para poder intercambiar estas tecnologías, será posible.

-¿Cómo será un mundo abastecido al 100% con energías renovables?

-Hay algunas regiones en el mundo en donde ya se opera con el 100% de energías renovables. Por ejemplo Costa Rica, pero también en ciudades de Dinamarca y de Alemania, que son capaces de producir más de lo que consumen. El futuro será eléctrico, integrado, más limpio y wireless. E incluye menos consumo y más calidad de vida. También hay que analizar el agua como recurso; las renovables también dan una respuesta a eso. Yo creo que 100% renovables es el futuro realista, lo que tenemos es la alternativa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?