Suscriptor digital

Venezuela tendrá cortes de luz cuatro horas por día

La medida se aplicará durante 40 días, tras años de falta de inversión en el sector energético
Daniel Lozano
(0)
22 de abril de 2016  

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Fuente: Archivo - Crédito: EFE

CARACAS.- Venezuela, el país con mayores reservas de petróleo del planeta, se quedará a media luz a partir de la semana que viene. El gobierno de Nicolás Maduro anunció la puesta en marcha desde el lunes de un programa de interrupciones del suministro eléctrico en gran parte del país, incluida Caracas: cuatro horas diarias sin electricidad al menos durante 40 días "si Dios lo permite", anunció el ministro Luis Motta Rodríguez.

"Es necesario tomar estas medidas debido a que no se está haciendo un ahorro consciente de la energía y hay que preservar los embalses hasta que se llenen por las lluvias. Es un sacrificio en beneficio y para protección del pueblo", afirmó el titular del Poder Popular para la Energía Eléctrica con evidente nerviosismo y entre llamados al patriotismo de los venezolanos.

El gobierno chavista esgrime la sequía que sufre Venezuela, y buena parte de América latina, como principal causa del racionamiento eléctrico, denominado oficialmente Programa de Administración de Cargas, en un nuevo ejercicio eufemístico que tanto gusta a la revolución. Motta señaló que se pone en marcha para "parar el descenso del Guri", el gigantesco embalse (11° del mundo) que surte al país caribeño del 70% de su energía.

Los cortes se realizarán por bloques rotativos: de 8 a 12, de 12 a 16, de 16 a 20 y de 0 a 4. A este racionamiento doméstico, que será anunciado previamente a través de la prensa, se pueden sumar las "fortuitas, las interrupciones realizadas con malas intenciones, sabotajes de apátridas", añadió el ministro, quien es general de la Guardia Nacional, para sostener el clásico argumento de la revolución que inculpa de los apagones a opositores, burguesía, iguanas o las amenazas externas.

La realidad es que Venezuela arrastra más de ocho años de una grave crisis energética, producto del abandono del sistema eléctrico nacional desde el gobierno de Hugo Chávez y a la corrupción que ha devorado cerca de 60.000 millones de dólares destinados a paliarla, según cálculos opositores.

En el centro de todas las miradas se sitúa el Guri, que de acuerdo con los expertos se encuentra a sólo tres metros del colapso por culpa de la sequía. Desde hace tres días llueve torrencialmente en Caracas y en el estado de Miranda, pero según Rodríguez las precipitaciones todavía no llegaron a las inmediaciones de la central hidroeléctrica y del embalse, que está ocho centímetros debajo de su nivel, frente a los 15 de los días previos.

Miedos

La revolución ha chocado una y otra vez contra una situación para la que no encuentra las recetas adecuadas. En 2010, el propio líder revolucionario impuso cortes eléctricos en Caracas, pero se vio obligado a dar marcha atrás ante las consecuencias que estaban provocando los apagones. Entre ellas el aumento de la inseguridad, uno de los factores que ayer salió de nuevo a colación entre ciudadanos temerosos por los cortes de luz en el tramo de la madrugada.

La medida afecta ahora a Caracas y a los 10 estados más poblados y más industrializados del país. Pero ya en la actualidad, en el interior de Venezuela se producen apagones de hasta ocho horas. Sólo en Valencia, la tercera ciudad del país, soportan desde hace semanas cuatro horas de recortes eléctricos sin previo aviso. La capital permaneció al margen de esta política de recortes, hasta ahora, por decisión política y para evitar protestas.

Todas las iniciativas desesperadas de Maduro para reducir el consumo eléctrico han fracasado hasta el momento. El "hijo de Chávez" decretó feriados los viernes para la administración, así como toda la Semana Santa pasada. También ordenó a centros comerciales y hoteles la autogeneración eléctrica durante ocho horas al día. Incluso aconsejó a las mujeres que dejaran de usar el secador eléctrico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?