Suscriptor digital

No cedió el déficit fiscal en marzo

El rojo en las cuentas públicas se disparó hasta los $ 31.719,5 millones
Javier Blanco
(0)
23 de abril de 2016  

La ilusión de un déficit fiscal en leve caída que habían generado los resultados del primer bimestre del año se hizo añicos ayer, al conocerse que el desequilibrio entre ingresos y gastos alcanzó los 31.719,5 millones de pesos en marzo. Ese nivel es similar al del mismo mes del año pasado, aunque la comparación se vuelve difícil porque cambió el modo de contabilizarlo.

El rojo financiero, es decir, la misma cuenta pero luego de agregar los pagos realizados por la deuda, fue significativamente menor, al totalizar $ 11.832,2 millones, lo que obedece a la nueva contabilidad adoptada desde comienzos de año que no incluye como ingreso genuino a las rentas percibidas de otros entes públicos (como el Banco Central y la Administración del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses) pero si las computa en el saldo cálculo del saldo general.

Los datos dan cuenta de un panorama muy complejo para las finanzas públicas, a pesar del rebalanceo en ingresos y gastos que puso en marcha la administración Macri para intentar ir saneando gradualmente las cuentas públicas.

De esta manera, el primer trimestre del año cerró con un déficit fiscal primario de $ 49.644,8 millones, y uno financiero de $ 34.566 millones de pesos, según los datos que dio a conocer ayer el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas.

Las cifras no hicieron más que confirmar las sospechas que tenían algunos analistas respecto de los auspiciosos datos de enero y febrero. "Esto confirma que esos números no servían para hacer proyecciones, como habíamos alertado. Ahora, con la trayectoria del gasto comenzando a normalizarse y pese a un comportamiento en los ingresos mejor al esperado, lo que queda a la vista es que el déficit mantiene su inercia y la pelea por ponerlo en caja será dura", evaluó la economista Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein & Asociados.

Los analistas sostienen que las cifras del primer trimestre tuvieron algo parecido a un maquillaje porque el Gobierno "venía reduciendo gastos a fuerza en muchos casos de 'pisar pagos'. Pero más temprano que tarde la realidad emerge", consideró Amílcar Collante, del Centro de Estudios del Sur (Cesur). Collante venía advirtiendo de ese deterioro al observar que la asistencia del BCRA al Tesoro, que había sido nula desde que comenzó la actual gestión y hasta el 10 de marzo, desde entonces había comenzado a dispararse.

El economista Gabriel Caamaño Gómez, de la Consultora Ledesma, advierte que "el proceso de consolidación fiscal necesario para superar sustentablemente el desequilibrio heredado se está dando a un ritmo mucho más lento que el esperado". "La parte genuina del ajuste fiscal del primer bimestre -prosigue- dependió mucho más del recorte en la inversión pública que de ajustes en el gasto corriente. Y la mejora del resultado financiero no deja de ser engañosa, ya que siguen utilizando las rentas obtenidas y recurriendo en forma significativa al financiamiento monetario." Así, "a pesar del frenazo en la obra pública y el retraso en algunos pagos, el déficit emergió a la luz", concluye.

El informe oficial detalló que en marzo el gasto primario llegó a $ 38.776 millones, mientras los ingresos sólo alcanzaron los $ 29.860,1 millones. La grieta reabierta al respecto preocupa, dado que a la inflexibilidad de la baja en el gasto se puede agregar "el impacto que la recesión tenga sobre la recaudación en los próximos meses, lo que debiera convertirse en un incentivo para reactivar", dice el economista Manuel Oyhamburu.

Fin del apagón estadístico

El segundo semestre del año terminará definitivamente con el apagón estadístico del Indec. El 15 de junio, como se anunció semanas atrás, el organismo estadístico difundirá el primer dato de inflación. Además, el 23 de agosto publicará el primer informe sobre el mercado laboral (empleo, desempleo y tasa de actividad) y el 28 de septiembre llegarán por fin los números de la pobreza y la indigencia en la Argentina, que no se publican desde 2013.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?