Cinco malbecs orgánicos para no dejar pasar

Cada vez hay más vinos argentinos que provienen de viñedos en los que no se emplean agroquímicos; una lista para adentrarse en este mundo cada vez más transitado
Sebastián Ríos
(0)
29 de abril de 2016  • 00:51

Basta pasar revista a los últimos lanzamientos para confirmar el avance de los vinos orgánicos en la Argentina. Es cierto que muchas bodegas comienzan a ver hoy los frutos de haber reconvertido hace unos años sus viñedos hacia esta forma más sustentable de vitivinicultura, y así estrenan sus relucientes certificados de vino orgánico o biodinámico. Como también es cierto que muchas otras se animan a reorientar su ya establecida producción orgánica, originalmente destinada al mercado de exportación, hacia el consumidor local que comienza a prestarle cada vez más atención a esta categoría de vinos. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de un vino orgánico?

"Un vino orgánico es aquel en cuya elaboración no se utilizan productos agroquímicos: ni fertilizantes químicos, ni pesticidas, ni herbicidas, ni fungicidas, etcétera. Por eso, se dice que los vinos orgánicos (¡como los grandes vinos!) nacen desde el viñedo. Los productores buscan resaltar lo más natural de la uva y tienen en cuenta que es la tierra la que le regala la uva, por eso hay que cuidar el ambiente donde se producen", explica Francisco "Pancho" Barreiro, periodista especializado en vinos y creador de la Feria de Vinos Orgánicos , cuya tercera edición se realizará del 18 al 20 de agosto en La Botica del Ángel.

"Después, en la bodega, los vinos orgánicos también reciben cuidados importantes, desde la limpieza de cada rincón sin químicos hasta la prohibición de agregar cualquier producto aceptado en otros vinos, como por ejemplo los metasulfitos", completa Barreiro. Algunos vinos, además de ser orgánicos, son biodinámicos, lo que significa que incorporan las prácticas agronómicas formuladas por Rudolf Steiner (el mismo de la pedagogía Waldorf y la medicina antroposófica), que además de prohibir el uso de agroquímicos y de promover la aplicación de compost para fertilizar los suelos, contemplan el empleo de preparados biodinámicos (en base a plantas medicinales, minerales y guano) y el de un calendario lunar, que dictamina cuándo se deben realizar las distintas tareas en el viñedo (como, por ejemplo, la cosecha).

¿Qué vinos orgánicos probar? A continuación, una breve lista de malbecs que además de cumplir con la consigna son deliciosos.

Chakana Estate Malbec 2014

Chakana Wines

Con su última añada, la 2014, este malbec mendocino (más precisamente de Agrelo, Luján de Cuyo) estrena su certificación de vino orgánico, mientras espera obtener una segunda certificación que confirma el uso de prácticas de la biodinamia. El malbec se destaca por sus aromas a ciruela y a anís, taninos amables y un largo final de boca. Su precio es de 170 pesos.

Esmeralda Fernández Malbec Orgánico 2015

Bodegas Esmeralda

Hasta ahora orientada solo hacia el exterior, la producción de vinos orgánicos de esta bodega se reorienta al consumidor local con el lanzamiento de este malbec elaborado con uvas de Tunuyán, Mendoza. Un gran, gran malbec, con toda la fruta de esta cepa en un vino súper bebible ( drinkable, como le dicen ahora). Su precio es de 270 pesos.

Colomé Estate Malbec 2013

Bodega Colomé

Del norte, de la bodega argentina en funcionamiento más antigua, llega esto potente y a la vez elegante blend de malbecs de altura que combina uvas de distintas fincas ubicadas en la porción salteña de los Valles Calchaquíes. Si bien la bodega no certifica sus vinos como orgánicos, los cultivos lo son (e incluso hacen uso de prácticas biodinámicas). Su precio es de 275 pesos.

Animal Malbec 2015

Ernesto Catena Vineyards

También este Animal estrena en su última añada la certificación de orgánico que confirma el camino de esta bodega en donde la biodinamia es parte del día a día. Un malbec intenso, con mucha fruta, bien gastronómico, elaborado con uvas de Tunuyán y La Consulta (Mendoza). Su precio es de 230 pesos.

Alpamanta Natal Malbec 2014

Alpamanta Estate Wines

De viñedos establecidos en Ugarteche, Luján de Cuyo (Mendoza), y cultivados en forma orgánica y según las prácticas de la biodinamia llega este malbec que se ubica en un rango de precio donde no abundan los buenos vinos orgánicos. Aromas a ciruelas y cerezas, a especias también, es un vino fresco y de taninos amigables. Su precio es de 135 pesos.

Esta lista de sólo cinco vinos, claro está, no alcanza para dar cuenta del creciente mundo del vino orgánico. Vos, ¿qué vinos orgánicos probaste? ¿Te gustaron?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.