Suscriptor digital

Proponen dar de baja al conector de audio tradicional en celulares y tabletas

El clásico conector mini plug de 3,5 mm
El clásico conector mini plug de 3,5 mm
Intel y varios fabricantes ven al USB-C (reversible) como el reemplazo del clásico mini plug de 3,5 mm; Apple haría lo mismo con su puerto Lightning en el próximo iPhone
Ricardo Sametband
(0)
28 de abril de 2016  • 00:00

¿Será que después de, literalmente, más de un siglo de uso, el conector de audio dejará de usarse en los smartphones y las computadoras? Hablamos del jack, el mini plug, el conector de audio analógico de 3,5 mm, el pituto metálico que se inserta en el conector del teléfono (y de cualquier computadora) o de audio. Si Intel, algunos fabricantes de celulares y -dicen- Apple se salen con la suya, el clásico conector de auriculares pasará lentamente a retiro.

Es una tecnología centenaria: nació con la telefonía fija, y la necesidad, en las centralitas manejadas por personas, de tener un cable que pudiera hacer las conexiones entre un teléfono y otro rápido y fácil. La primera versión es de 1878. Con el tiempo incorporó tamaños: los molestos de 2,5 mm que no entran en ningún lado; los estándares de 3,5 mm (en uso al menos, desde mediados del siglo pasado), los más grandes, de 6,4 mm, son reconocibles para cualquier músico.

Unos Philips Fidelio M2L con conector Lightning
Unos Philips Fidelio M2L con conector Lightning

Por su edad es una tecnología muy confiable y económica (y como conector reversible no le gana nadie,) pero su condición analógica le juega en contra. Alguna vez fue monoaural; luego estéreo; después incorporó una tercera función (revelada en cada muesca del metal) para sumar un micrófono y permitir los manos libres en los celulares. Pero hasta ahí llegó.

Es analógico, y eso trae limitaciones. Y en los celulares ocupa un espacio que los fabricantes consideran precioso, sobre todo cuando ya hay otro conector (el USB) que permite usarlo para ofrecer audio; el conector donde se inserta el mini plug pone limitaciones también al grosor mínimo que puede tener un dispositivo.

Dicen que el iPhone 7 de Apple prescindirá del conector de audio tradicional y sólo usará el Lightning (el puerto de carga y datos) para sus auriculares; hoy ya se puede usar para eso, pero la novedad sería la ausencia total del conector de audio analógico.

¿Serán los primeros? No: muchísimos fabricantes han hecho algo así en los últimos años para sus teléfonos, incluso antes de los smartphones y cuando los celulares comenzaron a incorporar la reproducción de MP3 como función especial. Samsung y Alcatel, entre otros, trajeron a la Argentina varios teléfonos con esta característica, célebres por ser propietarios de cada marca.

La semana pasada, además, la firma china LeEco presentó tres smartphones que son los primeros en usar el puerto USB reversible (el USB-C) para el audio, como publicó Engadget, y que no incluyen un conector mini plug convencional.

Los teléfonos de LeEco usan el puerto USB-C para el audio
Los teléfonos de LeEco usan el puerto USB-C para el audio Crédito: Gentileza Engadget

¿Qué ventajas tiene? Primero, que es un estándar: un auricular con conector USB-C debería funcionar en otro teléfono con esa misma ficha sin problemas. Segundo, que el USB-C puede entregar más energía que el mini plug convencional, por lo que se pueden agregar funciones a un auricular, o darle más potencia con un amplificador.

Lo negativo: que delegan en los auriculares la conversión de esa información digital a los impulsos analógicos que moverán el diafragma en cada una de las bocinas. Eso hace que los auriculares con USB-C sean, al menos por ahora, más caros que unos auriculares analógicos comunes. Ya hay varias marcas como JBL o Philips con auriculares con puertos Lightning o USB-C.

Pero si eso era algo que parecía particular de un par de fabricantes de smartphones, ahora es Intel quien se sube a esta idea, que en un foro de desarrollo en China propuso crear un estándar de audio por USB-C. El audio por USB es posible hace tiempo, pero Intel quiere sumar más funciones de audio, asegurar que no haya problemas de detección de accesorios, etcétera.

Un adaptador de USB-C a audio analógico (en este caso, con salida para auriculares y entrada para micrófono)
Un adaptador de USB-C a audio analógico (en este caso, con salida para auriculares y entrada para micrófono)

¿Para qué? Además de aprovechar el espacio que ocupa en un teléfono o tableta, para permitir audio multicanal, cancelación de ruido y sumar otros sensores. En Anandtech, por ejemplo, sugieren que los auriculares podrían tener sensores para monitoreo de actividad física.

En definitiva se trata de hacer algo similar a lo que sucedió con el HDMI y los cables RCA para el video, con la diferencia de que aquí se trata de un conector que tendrá mucho más uso (y abuso), como saben quienes han falseado el conector de audio de tanto insertar y sacar el mini plug; y que si eso sucede el contacto afectará a todas las funciones del dispositivo. El otro problema es que no se podrá cargar el teléfono o la tableta y escuchar música al mismo tiempo.

Es algo que la industria deberá resolver. Pero todo indica que en los próximos años el mini plug pasará a retiro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?