Suscriptor digital

El BCRA jugó fuerte para que no se dispare el costo de los futuros

Por segunda vez en un cierre de mes, vendió más de US$400 millones de las reservas; busca evitar que el pico de demanda haga subir la divida y le encarezca esa obligación
Javier Blanco
(0)
30 de abril de 2016  

El BCRA volvió a abrir la billetera
El BCRA volvió a abrir la billetera Fuente: Archivo

El Banco Central (BCRA) volvió a jugar fuerte ayer, como lo viene haciendo cada cierre de mes, para evitar que la cuota de la hipoteca de los futuros de dólar que generó la errática política cambiaria de la gestión anterior, genere un salto en el tipo de cambio justo en el día en que se define a qué valor deben liquidarse esos contratos y, por ende, eleva la magnitud del esfuerzo monetario que debe hacer para pagarlos.

Dicho objetivo se volvió prioritario para la gestión que encabeza Federico Sturzenegger en los últimos meses, dado el monto que habían acumulado las coberturas vendidas, concentradas en diciembre, marzo, abril y junio, tomando en cuenta el devenir electoral y los planes (de shock cambiario o ajuste gradual con despegue desde los 100 días) que dejaron trascender oportunamente los dos candidatos (Macri y Scioli) que llegaron a la compulsa final.

De esta manera cada cierre de mes se repite un pico de demanda (muchos de los que habían tomado esa cobertura buscan ahora pasarse al billete) tal que desbalancea a la plaza cambiaria dado que la oferta privada no alcanza para abastecerla. Allí puntualmente, aparece el BCRA como oferente. "El propio Sturzenegger lo había dicho ayer (por anteayer) al presentar el plan monetario. El día que cierra el mes desaparece la oferta privada y aparece demanda extra por trasvasamiento de los futuros", explica Amílcar Collante, del Centro de Estudios del Sur (CeSur).

El BCRA suplió ayer ese faltante volcando al mercado unos US$ 424 millones, cifra apenas inferior a marzo cuando los vencimientos por atender eran aún mayores. Sin embargo, aquella vez obligó por normativa a los bancos a recortar su posición de divisas para forzar en esa fecha la oferta privada y bajar el costo de la intervención en reservas, mientras aguardaba la efectivización del acuerdo con los holdouts. Ahora con ese paso dado, se animó a abrir la billetera sin obligar a una ayuda.

Lo concreto es que el mercado operó algo más de US$ 700 millones en el día y "el dólar de referencia (C3500) quedó fijado en $ 14,2582 con ventas del BCRA haciéndose notar desde el inicio", describió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. A su vez en futuros se negoció el equivalente a US$ 985 millones (entre MAE y Rofex) de los cuales unos US$ 410 millones se renovaron en posiciones a vencer en los próximos meses, mientras que buena parte del resto derivó a la demanda del dólar.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?