Suscriptor digital

Cartas de los lectores

(0)
6 de mayo de 2016  

La situación laboral

Prioridades

Enorme fue mi sorpresa al enterarme de que las centrales obreras rechazaron la invitación de las comisiones legislativas de Presupuesto y Legislación del Trabajo para explicar a los diputados las razones de su reclamo respecto de la ley antidespidos. Son los mismos jefes sindicales que organizaron la concentración del viernes pasado... pidiendo ser escuchados a este respecto. En mi opinión, han perdido la oportunidad para que muchos otros ciudadanos (muchos más que los que lograron congregar en la protesta) se hubieran enterado de sus reclamos. Y también perdieron la casi inexistente credibilidad que tenían, dejando al descubierto que no es la defensa de los derechos de sus representados su primerísima prioridad.

María Laura Piola

DNI 5.638.442

Doble indemnización

Acabo de recibir un mail de un empresario brasileño. Me pregunta si es verdad que el gobierno argentino está a punto de promulgar una ley en la que duplican la indemnización a los trabajadores en caso de despido, porque si finalmente deciden "reestructurar" su empresa y aquello fuese cierto, deberían apurarse a hacerlo. Le contesté que la propuesta no es del Gobierno y que el Presidente no comparte la iniciativa. Con profunda tristeza veo que los opositores no se resignan y siguen obstruyendo la gestión, a sabiendas de que no benefician a nadie y que solamente piensan en ellos. Esta sola consulta, recibida por un abogado, de los miles que hay en la ciudad de Buenos Aires, da la pauta de que el Presidente tiene razón. Invito a los que se dicen defensores de los trabajadores a reflexionar sobre sus conductas y propuestas. Dejen gobernar. Ya lo hicieron demasiado y así nos ha ido.

Hernán Odriozola

DNI 20.597.554

Desprecio perverso

Dieciséis mil sillas de ruedas tiradas, amontonadas. ¿Y esto era el modelo del gobierno "nacional y popular"? Frente a este perverso desprecio por las carencias de los discapacitados, de los ancianos y de toda la sociedad, como contrapartida: funcionarios y cómplices convertidos en multimillonarios. Por suerte, los argentinos reaccionamos a tiempo. Salimos de un modelo que nos acercaba peligrosamente al precipicio bolivariano de Chávez y Maduro. Nos salvamos por muy poco.

Roque A. Sanguinetti

roquesang@yahoo.com.ar

Senda hacia la paz

Hace unos días se realizó en nuestro país, en la UCA, una actividad de gran mérito, el Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e interreligioso, con la consigna "Una senda hacia la paz". Más de 60 panelistas de buena voluntad y probada capacidad se unieron bajo la dirección de representantes de distintas religiones. Se buscó analizar las posibilidades y estrategias que permitan el crecimiento del espíritu que nos une, intentando disminuir tensiones y crear más vínculos de respeto y amor. Bajo las propuestas de monseñor José María Arancedo, el rabino Abraham Skorka y el doctor Sumer Noufouri se desarrolló este congreso por el respeto a la diversidad constructiva.

En un mundo tan convulsionado y un país tan enfrentado, es un ejemplo que no se debe dejar de lado y que merece nuestro aplauso.

Dr. Eduardo Leibovich

Presidente

Lic. Marcelo Aptekman

Secretario

Organización Judía de Diálogo Interconfesional (OJDI)

Las ayudas al campo

Hizo bien Macri al sacar las retenciones al trigo, maíz, un poco al "yuyo"... los campos marginales, que por el impuesto no podían producir, se ponen a trabajar. Se trata de agricultores de menos recursos y que no tenían sus tierras la fertilidad de los que aun podían sobrevivir con retenciones. Empieza a llover y llover, y estos campos marginales se inundan. ¿Qué podemos hacer?, pregunta el Gobierno. Dos cosas: primero, prestarle dinero del Banco Nación y después aumentar la nafta y gasoil el 30%, que el 50 por ciento es impuesto. Lo que les dimos por retenciones, lo recuperamos con impuesto. El pobre chacarero inundado sabe que para poder volver a producir Macri le está dando un salvavidas de plomo, pagar al banco oficial los créditos y pagar más su costo de producir. Siempre los gobiernos (y éste no sería la excepción) son socios del campo en las buenas, pero cuando su socio perdió todo no mira al campo, sino que mira a los inversores que están por venir. Estoy viviendo en España. Los ingresos del trabajador son muy superiores al argentino, pero la leche, la manteca, el pan... producidos en Alemania se venden en una cadena de supermercados alemana en España, al mismo precio "que el granero del mundo", la Argentina.

Se puede todavía, pero falta un poco de materia gris con el campo y con el productor de menos recursos, que también es un pobre. Macri, que toque de vuelta el timbre en el campo.

Alfredo Ricardo Lanusse

alfredo.ricardo.lanusse@gmail.com

Celíaco a bordo

Con respecto a la carta del lector H. Martín García, quería agregar que la desidia de Aerolíneas Argentinas para con los celíacos que vuelan con la compañía no ocurre sólo con la capacitación de su personal, sino también con los productos que ofrecen en los vuelos de cabotaje o regionales. Mientras que al resto de los pasajeros de estos vuelos les suelen ofrecer un abundante sándwich, a los celíacos les brindan sólo una barra de cereal o un alfajor de arroz. En este sentido, sería bueno que la compañía sepa que los celíacos no podemos comer trigo, avena, cebada y centeno, pero que nada nos impide consumir un sándwich hecho con pan elaborado con otras harinas, como arroz o maíz, y que abundan en cualquier comercio o restaurante especializado. Solo es cuestión de decidirse a hacerlo, ya que tratar de manera igual a una persona no significa ofrecer un paliativo, sino brindar un producto sustituto.

Gonzalo Ranea Arias

gonzaloranearias@hotmail.com

Paros de médicos

Escuché por radio la entrevista a un representante de los médicos en huelga de la provncia de Buenos Aires, quien manifestó que los bajos sueldos y otras deficiencias en los hospitales provinciales datan de veinte años. Nadie mejor que yo para comprender de deficiencias y bajos sueldos en hospitales: trabajé en medios hospitalarios públicos y semipúblicos desde 1951 (practicante de vacuna) hasta 1996 (jefe de departamento). Pero pienso ¿después de 20 años de deficiencias, no podían esperar tan siquiera un año para realizar diez paros en cinco meses?

Enrique F. Labadie

DNI 4.501.622

Discapacidad

No es fácil sobrellevar una discapacidad motriz, peor aún cuando las autoridades te ignoran, por incapacidad o por desidia. Eso sucede en San Miguel. Soy sólo uno de los tantos que sufren las consecuencias. En el único estacionamiento para discapacitados frente al municipio colocaron dos volquetes. Le avisé a la entonces coordinadora de discapacidad y los sacaron una semana después. Posteriormente me encontré con el intendente, se lo comenté y me preguntó si me parecía mucho tiempo. El 20 de abril, frente a la Fundación Nano, que ayuda a personas no videntes, se encontraba estacionada una camioneta del municipio en el lugar para discapacitados. Hice la queja en el Departamento de Tránsito y me respondieron que ellos pueden estacionar en ese lugar.

Son solo dos ejemplos de la autodenominada gestión con valores, gestión que lleva ya más de ocho años.

Ignacio Javier Gómez

DNI 16.485.099

Escuelas palacio

Respecto del artículo sobre "escuelas palacio" de Virginia Mejía, se deslizó un pequeño error cuando afirma que nunca se cumplió el sueño de Petronila Rodríguez de tener su escuela en el actual Palacio Sarmiento (ex Pizzurno). Si bien es cierto que luego de ser inaugurado, el edificio pasó a ser sede temporaria de los Tribunales, la escuela, lejos de ubicarse "en una humilde casona de las cercanías" como asegura el artículo, funcionó como tal durante una década a partir de 1894 en la esquina del majestuoso edificio correspondiente a Charcas (hoy Marcelo T. de Alvear) y la actual calle Pizzurno.

Hoy en día se pueden apreciar fotos de esas aulas y sus alumnos en la sede del Ministerio de Educación.

Carlos A. Altgelt

DNI 4.359.798

Barrio sin luz

El hermoso barrio porteño de Villa del Parque está sin luz desde hace más de un mes y estamos viviendo una verdadera pesadilla. Los vecinos somos mansos y crédulos. Nos reunimos en las esquinas, nos solidarizamos con los afectados, hablamos con los operarios de Edesur cada vez que aparecen, les creemos lo que nos dicen y nos ponemos contentos cuando nos reintegran el servicio eléctrico, aunque a las 24 horas nos lo vuelvan a cortar por otros cinco días seguidos. Y así semana tras semana. Estoicamente hacemos todo lo que está a nuestro alcance: llamamos a Edesur y anotamos prolijamente los números de reclamo que ya se cuentan por decenas, hablamos al Ministerio de Energía y al ENRE cada tres horas, y cuando ya la paciencia se nos agota cortamos alguna esquina y convocamos a la televisión.

Aún así, nadie se hace cargo de nosotros. La empresa rompe veredas aquí y allá cambiando caños de manera infructuosa y desde el Estado nos consuelan amablemente asegurando que le cobrarán multas, sin entender que nosotros, los vecinos, lo único que queremos es tener luz y vivir dignamente. ¿Será mucho pedir?

Fernando Vázquez Mazzini

DNI 18.392.733

En la Red

Unicef: cuatro millones de chicos en la pobreza dejó el gobierno de Cristina Kirchner

"Menos mal que dice que son datos 2015, porque hay gente que recién ahora se «entera» de que hay pobres y cree que surgieron hace 4 meses"

María Eugenia Romeo

" Cuanta indignación ver todas esas mansiones autos, aviones, por favor que les saquen todo, y le devuelvan a estos niños y familias enteras que dejaron en el peor estado de pobreza"

Romina Miranda

"Ja ja ja , dejaron más pobres de los que encontraron, cumplieron con su cometido, era la única manera que se podían sostener en el gobierno"

Alejandro Roberto Agrelo

"Basta de quejas y ha ponerse a trabajar, es la única forma de solucionar las cosas"

Carlos Alberto Oliveira

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a:

cartas@lanacion.com.ar

o a la dirección:

Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Buenos Aires, Argentina

www.lanacion.com.ar

/lanacion

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?