Cuchillazos y disturbios en una reunión vecinal por Casa Amarilla

Una discusión por la venta de terrenos a Boca derivó en enfrentamientos en la sede de la comuna 4, en Nueva Pompeya; hay dos heridos, uno de arma blanca
Valeria Musse
(0)
6 de mayo de 2016  

El momento de descontrol en la sede de la comuna 4
El momento de descontrol en la sede de la comuna 4 Fuente: LA NACION

Las sillas volaban de un lado a otro. Se oían insultos. Y, en el medio del caos, dos personas quedaron tendidas en el suelo gravemente heridas. La violencia se apoderó de la sede de la comuna 4, en Nueva Pompeya, y fue la protagonista de lo que debería haber sido una simple reunión vecinal para manifestar las inquietudes en contra de la venta de los terrenos de Casa Amarilla al club Boca Juniors. Un joven militante recibió un cuchillazo en el cuello y otro hombre, hermano del actual senador del Frente para la Victoria Juan Manuel Abal Medina, fue golpeado. Denuncian la presencia de patotas que actuaron con un supuesto interés político.

Los funcionarios judiciales de la fiscalía descentralizada de Nueva Pompeya y Parque Patricios, Adrián Giménez y Marcelo Munilla Lacasa, analizarán el registro de las cámaras de seguridad del interior del inmueble de la comuna 4, ubicado en Del Barco Centenera 2906, con el objetivo de intentar identificar a los agresores. Además, obtuvieron la lista en la que figurarían todos los asistentes al encuentro, que se supone debían registrarse previamente.

Munilla Lacasa confirmó que se secuestró en el lugar la hoja de un cuchillo que podría haber sido utilizada para apuñalar a uno de los heridos, entre otros elementos.

Una de las víctimas fue identificada como Matías Scinica, de 25 años. El joven, militante de la agrupación Boca es Pueblo, recibió una puñalada en el cuello. El otro herido resultó ser Fernando Abal Medina, hermano del ex funcionario nacional y actual legislador. El hombre sufrió varios golpes cuando habría intentado calmar a los agresores y, como Scinica, fue trasladado al hospital Penna, donde hasta ayer permanecían internados.

A través de un comunicado, la organización Boca es Pueblo, conformada por socios del club de la Ribera y vecinos de La Boca, contó que al momento de plantear el rechazo a la venta de los terrenos de Casa Amarilla "una patota que responde a un puntero de Pro y no integrantes de la barra comenzó a agredirnos física y verbalmente". Denunciaron, además, "la existencia de una zona liberada por parte de la policía, dado que no se explica su ausencia en un evento de estas características, llevado a cabo en un edificio público".

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, negó que Pro tenga una "patota" y aseguró que los incidentes se dieron en el marco de "gente que no estaba de acuerdo en un proyecto y que terminaron así". En diálogo con Radio 10, aseguró que habló con funcionarios de la Ciudad "para que investiguen a fondo".

Fuera de control

Video

El consejo consultivo de la comuna 4, que integra a los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya, convocó a una asamblea de vecinos. El objetivo de las agrupaciones vecinales de La Boca era reclamar la realización de un censo entre los habitantes de la zona para saber si están o no de acuerdo con la venta al club de fútbol de ese predio, conformado por cuatro lotes que suman 32.000 m2.

Semanas atrás, la institución que dirige Daniel Angelici aprobó e hizo efectiva la compra de ese predio por un monto de 180.600.000 pesos. La Corporación Buenos Aires Sur era la dueña de esas tierras.

Si bien Boca Juniors informó a través de un comunicado que el objetivo de este proyecto es "mejorar el espacio público de la zona, ampliar el circuito turístico y la construcción de una biblioteca y un teatro independiente", existen especulaciones acerca de que la intención de Angelici es erigir allí un nuevo estadio con más capacidad para los hinchas. En ese caso, no sólo recurriría a un referéndum entre los socios, sino que necesitaría la rezonificación del predio (hoy habilitado como zona residencial baja), potestad que tienen a cargo los legisladores porteños.

"Nos juntamos a plantear las irregularidades de esa cesión que privatiza esos terrenos. El lugar tiene que continuar siendo un espacio verde público, o, en todo caso, deberían construirse más viviendas", contó Matías Daglio, integrante de la agrupación Boca es Pueblo y testigo de los incidentes.

LA NACION intentó comunicarse con el titular de la comuna, Héctor Apreda (Pro), pero desde la sede indicaron que "estaba de licencia".

Natalia Quinto, de la agrupación La Boca Resiste y Propone, otra de las organizaciones presentes en los disturbios, dijo, cuando se dio cuenta de que habían acuchillado a Matías: "Pensé que se moría. Cuando quisimos salir para llevarlo al hospital los agresores no nos dejaban salir", señaló la mujer, y describió el episodio "como una locura".

Terrenos en pugna

El 11 de abril de 2005 comenzó la inscripción para el programa habitacional Casa Amarilla y/o Viví en tu Casa. En un principio, el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), propietario de las tierras, anunció la construcción de 1231 viviendas. Desde el Observatorio del Derecho denunciaron que luego de una acción judicial presentada por la Asociación Civil Casa Amarilla el gobierno acordó con esa entidad y la cantidad de viviendas descendió a 438.

"El trámite no sólo fue irregular porque la Ciudad era la que debía asignar las nuevas casas. Sino que además le permitió quedarse con el resto del predio", explicó Jonatan Baldiviezo, integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Las manzanas liberadas del Programa Casa Amarilla fueron cedidas al poder Ejecutivo en 2010. Y, a su vez, mediante el decreto N° 723/2010, el gobierno transfirió a la Corporación Buenos Aires Sur SE estos predios, ubicados entre la avenida Almirante Brown y las calles Arzobispo Espinosa, Palos y Juan Blanes.

Baldiviezo dijo que "siempre" hubo intenciones de ceder ese terreno para Boca. En 2014, el entonces legislador de Pro Oscar Moscariello presentó un proyecto de ley para rezonificar ese predio lindero a Casa Amarilla, que aún no tuvo resolución. El diputado era también el vicepresidente 1° del club.

Marcelo Ramal denunció en la sesión de la Legislatura de ayer que el ataque a los jóvenes de Boca es Pueblo fue perpetrado por punteros que responden a Pro que actuaron "en defensa de un negociado urdido entre Angelici y el gobierno de la ciudad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.