Suscriptor digital

El clásico alfajor, listo para ir a la Bolsa

Havanna abrirá su capital en el mercado; obtendría hasta $ 250 millones
Florencia Donovan
(0)
12 de mayo de 2016  

Havanna, la tradicional empresa de alfajores que nació en Mar del Plata hace 69 años, abrirá su capital a la Bolsa. La empresa, que hoy es propiedad de DyG e Inverlat, una compañía inversora que tiene entre sus accionistas a ex banqueros como Carlos Giovanelli, Guillermo Stanley, Osvaldo Pieruzzini, Chrystian Colombo y Damián Pozzoli, espera recaudar entre 200 y 250 millones de pesos con su oferta pública inicial, según confiaron fuentes que siguen de cerca la operación.

"Efectivamente, la compañía se encuentra en proceso para salir a cotizar en la Bolsa", confirmaron ayer a LA NACION en la firma. "Sin embargo, hasta que la Comisión Nacional de Valores apruebe el prospecto presentado, por razones legales la compañía no puede dar mayores detalles al respecto", dijeron.

La empresa comenzó hace dos semanas a hacer un road show entre inversores privados. Puente estaría a cargo de llevar adelante la transacción y en dos semanas estaría todo listo para salir al mercado.

Quienes conocen en profundidad el mercado de capitales local aseveran que hay dos grandes incentivos para que las empresas busquen ahora financiarse vendiendo acciones. Por un lado, la gran expectativa sobre una recuperación económica está haciendo que los precios de las acciones que cotizan en la plaza local sean mucho más altos que en el resto de los países de la región en relación con las ganancias que ofrecen las empresas. El ratio de precio-beneficio ( price-earning, como se conoce en la jerga financiera) promedio de la Bolsa porteña es de 12 años: esto significa que, a los precios actuales, a un inversor le llevaría 12 años recuperar su inversión con las ganancias de la empresa.

Por el otro, la apuesta a que la Argentina podría volver a vivir, como en los años 90, un fuerte ingreso de empresas extranjeras comprando activos locales también pesa en la ecuación, ya que las empresas que cotizan en Bolsa tienen beneficios impositivos (sus accionistas están exentos de pagar ganancias de capital), que las hacen mucho más atractivas para los inversores. No es raro que antes de una fusión o un proceso de adquisición una empresa abra su capital a la Bolsa.

"No significa que Havanna vaya a venderse -explicó un operador de la City que pidió no ser identificado-. Pero es un incentivo más."

Pero Havanna, que tiene 212 locales en el país y más de 90 en el exterior, no es la única empresa con un plan de oferta pública. El grupo Supervielle anunció ayer que ofrecerá hasta 100 millones de nuevas acciones ordinarias clase B. Aunque, a diferencia de Havanna, el grupo financiero no sólo tiene previsto abrir su capital a inversores locales, sino también en Wall Street.

Desde enero de 2014, cuando salió al mercado Petrolera Pampa, que en la Bolsa porteña no hay una oferta pública inicial de acciones, según datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales. Entre 2005 y 2015 sólo entraron en el mercado 14 empresas, de las cuales tres fueron pymes. Y de esas 14, dos ya se deslistaron. Ahora hay gran expectativa de que la situación se revierta y el mercado pueda recuperar el brillo que supo tener. Entre 1991 y 1999, hubo 27 ofertas públicas iniciales en la Bolsa, muchas de las cuales fueron parte de procesos de privatizaciones. Pero hoy 14 de ellas no están más en el mercado bursátil.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?