Suscriptor digital

Benjamín Alfonso: "No nos conocemos muy bien todavía con mi fama de galán"

Crédito: Mariana Roveda.
A los 31 años, el modelo y actor de Educando a Nina reniega de su incipiente fama de galán. Pero con esos ojos... no le creemos nada.
Carla Lioi
(0)
14 de mayo de 2016  • 00:00

Dice que le gusta hacer sonreír a las mujeres. Eso sí le creemos.

P: Sos diseñador industrial..., ¿cómo hiciste el clic hacia la actuación y el modelaje?

R: Arranqué Ingeniería medio por un mandato familiar, y después me pasé al diseño. De hecho, hoy lo aplico en mi departamento, que es de los años 50 y lo reciclé todo. Yo trabajaba en una imprenta en Barracas y ahí empecé a tomar clases de teatro gracias a una sugerencia de mi psicólogo, y desde ahí no paré, me di cuenta de que era lo mío.

P: Te tocó interpretar personajes jugados..., ¿hay algún límite o estás dispuesto a todo?

R: Siempre me interesa superarme y llegar a un lugar que no conozco. Me gusta explorar nuevos personajes, ¡me encantaría hacer de superhéroe! Una vez, hice un casting para X- Men y no quedé; pero lo volvería a intentar.

P: ¿Cómo te llevás con tu fama de galán?

R: La verdad es que no nos conocemos muy bien todavía con mi fama de galán; en general, me considero una persona bastante sencilla. Los elogios los recibo más por las redes sociales que personalmente, todavía puedo caminar tranquilo.

P: ¿Qué es lo que te seduce de una mujer?

R: La sonrisa, sin dudas. Me encanta hacer sonreír a una mujer. Y después, muchas cosas: la cola, la espalda, el pelo, los hombros..., ¡todo!

P: ¿Estás en pareja ahora?

R: Ahora no, estuve dos años y medio de novio y, por distintas razones de la vida, terminamos. Fue la relación más linda que tuve, pero llegó a su fin, íbamos por caminos diferentes.

P: ¿Y cómo te pega la soltería?

R: Y..., estoy lidiando con eso. Todos los momentos de la vida tienen su lado mágico. Cuando estoy en pareja, soy fiel, y creo que no perdonaría una infidelidad; cuando estoy en pareja, pongo todo. Pero no reniego de la soltería, me gusta.

P: Y si te encara una chica, ¿te dejás seducir?

R: Todo depende de la situación. En general, si me entrás por el humor, es algo que funciona conmigo. Pero tampoco que me acorralen... O sea, yo soy intenso y está bueno que la mujer proponga, pero me gusta ser el que conquista.

P: ¿Lo último que le regalaste a una mujer?

R: Una buena comida, me gusta cocinarle o llevarle un postre rico. ¡Mi especialidad es el arroz con huevo frito y la fondue!

P: Cocinás, decorás, parece que sos buen "amo de casa"...

R: Sí, amo mi casa, me gusta que esté linda, y la decoré bastante con antigüedades y muebles de los años 50. Pero trato de reciclar y cuidar el medioambiente. Ahora estoy haciendo un mural con tapitas de botellas. En lo que más fallo es lavando la ropa, soy bastante de madera.

P: Y si te pescamos de entrecasa, imagino que hay menos ropa por ahí...

R: Si hace calor, me saco todo. Y en invierno uso mi pijama de Superman y pantuflas. Es más, si me olvidé de comprar algo en el chino, cruzo así... Me gusta mucho reírme de mí mismo.

P: Si recibís a una chica en tu casa, ¿también la esperás así?

R: Depende. Si es una primera cita, no; pero si es una "amiga con derecho a roce" o alguien con quien ya tengo suficiente confianza, capaz me lo dejo, porque... ¡tiene muuuucha onda mi pijama!, de verdad.

P: Lo que más te elogian en Instagram es tu lomazo. ¿Te cuidás mucho?

R: El deporte me ayuda; si bien trato de cuidarme, las tostadas con manteca y dulce de leche me vuelven loco. Pero incorporo granola, frutos secos o alimentos sin gluten que equilibren mi dieta.

P: Más allá de lo profesional, ¿qué cosas disfrutás de la vida?

R: Surfear es lo que más amo en el mundo, siento el contacto con la naturaleza y me hace estallar de alegría, me concentra..., es genial. Creo que puedo estar mirando el mar durante 5 o 6 horas sin cansarme. Ahora planeo diseñar tablas de surf para personas discapacitadas y que todos tengan la posibilidad de vivir esa experiencia.

P: ¿Hacés otros deportes extremos? Hace un tiempo fuiste parte de Fuerza Bruta...

R: Hago de todo: longboard, snowboard, wakeboard. Lo de Fuerza Bruta fue un punto de inflexión en mi vida, me cambió el cuerpo. Y ahora hago muay thai, que es boxeo tailandés.

P: ¿Es verdad que fuiste jardinero en Hawái al mejor estilo Desperate Housewives?

R: Sí, fui a surfear, pero tenía que trabajar para mantenerme, así que levantaba troncos y hacía jardines. Las vecinas me decían cosas lindas, me invitaban a comer. ¡Les parecía raro tener un jardinero en cuero, rubio y de ojos celestes! •

¿Qué te gustó más de este actor? ¿Qué más le preguntarías? También Las 10 miradas de la moda de Adolfo Domínguez y T omás Fonzi: "En mi modo de manejar no soy muy argento"

Por: Carla Lioi

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?