Suscriptor digital

Cumplió 80 años la horticultura en el país

Desde 1936, se fomenta el cuidado de la naturaleza, la jardinería y la huerta
María Manuela Ántola
(0)
16 de mayo de 2016  

En 1936, el arquitecto Alberto Prebisch construía en el centro de Buenos Aires el icónico Obelisco, un terremoto sacudía San Luis, se estrenaba la primera versión cinematográfica de El conventillo de la Paloma y Julia Bullrich de Saint fundaba la Sociedad Argentina de Horticultura (SAH).

"Fue una visionaria. Se dio cuenta de que si conocés algo lo cuidás más. Entonces creó la SAH: si la gente aprendía más sobre la naturaleza y el medio ambiente, iba a ocuparse de cuidarlos más. Y la gente viene a eso: a aprender qué hacer para cuidar la naturaleza", explica 80 años después su presidenta, Sonia Benvenuto de Blaquier.

Empezó a participar en la SAH a los 31 años. "Siempre me gustó la naturaleza. Pero me empezó a importar más y quería saber el nombre de las plantas de mi jardín y qué necesitaban. Hice todos los cursos de la sociedad. Me fascinó esa parte desconocida de lo que me rodeaba. Después sentí que tenía que compartir todo ese conocimiento", cuenta.

Y eso, según dice, es lo que les pasa a los 1100 socios de la SAH, una entidad sin fines de lucro que fomenta el conocimiento y el desarrollo científico, artístico y ecológico de la horticultura. Tiene más de 1,3 millones de seguidores en Facebook. "Somos modernos -bromea Sonia-. Las redes sociales nos ayudan mucho a difundir las actividades y mucha gente se acercó a través de ellas."

Los cursos son presenciales y online y los temas van desde el arreglo floral, la jardinería y la huerta hasta la clasificación de las especies. Desde 2002 se dicta una carrera terciaria, Diseño de Paisaje, que dura dos años y medio. También editan desde 1944 la revista Horticultura.

La SAH tiene también su actividad solidaria. "Colaboramos con los sucesivos gobiernos de la ciudad de Buenos Aires en el relevamiento de las plazas y la donación de los rótulos con los nombres de las especies o trayendo especialistas", como cuando salvaron los ficus de Recoleta.

El salón del segundo piso de la SAH, en el barrio de Recoleta, está teñido de otoño. Ocres, verdes y borravinos se combinan en las plantas expuestas en la muestra que hacen los socios el primer lunes de cada mes, entre marzo y diciembre. También hay flores y ramas, cada una con su nombre botánico bien claro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?