Un cuarto femenino y romántico para una recién nacida

Una cuna con dosel sintetiza todo lo que la mamá de Justina quería para el cuarto de su primera hija mujer: tonos suaves y detalles inolvidables
Javier Picerno
Magdalena Rodríguez Ballester
(0)
23 de mayo de 2016  • 11:22

El estudio Prágmata tenía dos premisas claras: que el cuarto acompañara el crecimiento de Justina y que les diera lugar a la mecedora de Rosana, a la cómoda que había sido de su marido cuando era chico y a una cuna heredada.

Esos muebles, de madera lustrada, se renovaron laqueándolos en blanco. El asiento de la mecedora se retapizó y los tiradores de la cómoda se reemplazaron por unos de cerámica en los tonos del cuarto.

Las hileras de banderines, que convergen en lámpara colgante, ayudan a bajar virtualmente la altura del techo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.