Un cuarto femenino y romántico para una recién nacida

“Tenía dudas con la mesa porque pensé que la beba, tan chiquita, no la iba a aprovechar. Pero ella la ama; la usa todo el tiempo”Javier Picerno
1 de 6

Una cuna con dosel sintetiza todo lo que la mamá de Justina quería para el cuarto de su primera hija mujer: tonos suaves y detalles inolvidables

23 de mayo de 2016  • 11:22

El estudio Prágmata tenía dos premisas claras: que el cuarto acompañara el crecimiento de Justina y que les diera lugar a la mecedora de Rosana, a la cómoda que había sido de su marido cuando era chico y a una cuna heredada.

Esos muebles, de madera lustrada, se renovaron laqueándolos en blanco. El asiento de la mecedora se retapizó y los tiradores de la cómoda se reemplazaron por unos de cerámica en los tonos del cuarto.

Las hileras de banderines, que convergen en lámpara colgante, ayudan a bajar virtualmente la altura del techo.

TEMAS EN ESTA NOTA