Videos: la nueva generación

Con la guía de cineastas y realizadores que abrevan también en el cine publicitario, una nueva generación de videoclips argentinos logró posicionarse a la par de los más solicitados en los canales musicales; los protagonistas explican el fenómeno y Luis Alberto Spinetta nos adelanta, en forma exclusiva, sus dos nuevos trabajos, que pronto comenzarán a verse en pantalla
Fabiana Scherer
(0)
30 de noviembre de 2001  

Era hora. Luego de una larga década de intentos los videoclips locales finalmente lograron rotar de igual a igual con los extranjeros en los canales de música. De Y lo que quiero es que pises sin el suelo , de Catupecu Machu a El loco y Rubí de Babasónicos, pasando por Isla , de Leo García, Angelitos culones, de Memphis y Positiva , de Erica García, las producciones nacionales se mezclan y pelean cabeza a cabeza por los primeros puestos entre los elegidos por la gente.

"Hubo toda una generación que creció con el video clip. Es por eso que recién ahora está instalado. Ellos crecieron con MTV, con la televisión a full desde la mañana. Estoy convencido de que la música se percibe cada vez más desde las imágenes", explica Gianfranco Quatrini, responsable del video premiado de Catupecu Machu y de la mayoría de los clips de Divididos.

Será por eso que Charly Vazquez, el Director, Music & Tar de MTV Latin America, se anima a decir que son varias las discográficas que primero llevan su video a la señal y después el corte de difusión a la radio. "Quieren que empecemos a rotarlos para ir corriendo a las radios con el corte en la mano y con el plus de el video ya se puede ver ."

Para Santiago Del Moro, VJ de MuchMusic, que pueda pasarse un clip de Leo García después de la superproducción de Britney Spears no sólo tiene que ver con la evolución de los trabajos locales sino también con la desaparición de las tribus. "Los adolescentes de hoy son muchos más libres, se mueven sin prejuicios y exigen novedades todo el tiempo."

Aun con una distancia abismal en el campo presupuestario, los directores locales se las ingeniaron para lograr una narrativa y una estética propias. "Hay videos que van de 10 a 20 mil pesos, como mucho 30, y es imposible compararlos con la mayoría de los norteamericanos que superan los 500 mil dólares. Lo bueno de esto es que te obliga a agudizar el sentido de creatividad", comenta Pity Tallarico, responsable de Positiva ( Erica García ) y de un centenar de clips.

El caso de Tallarico puede muy bien servir de guía para entender el fenómeno actual. Desde el 93, el director de la productora publicitaria Film Planet les puso imágenes a las canciones de Soledad, Gustavo Cerati, Diego Torres y a la mayoría de los artistas del sello Surco, de Gustavo Santaolalla. "Básicamente hago publicidad y ahí tenés una serie de detalles a tener en cuenta, como lo que quiere el cliente y la agencia, y en un clip con un par de charlas con el músico y la compañía alcanza -cuenta Tallarico-. Habitualmente te dan gran libertad para trabajar."

Los realizadores de Tu vida empieza hoy, el primer clip de Vaquero, de Daniel Melero, Gonzalo Castro y Alejo Rosemberg aseguran que tuvieron libertad de sobra para presentar al músico como un empleado de fábrica. "Resulta interesante ver cómo se diferencia de la mayoría de los videos. Está registrado por las cámaras de un circuito cerrado, lo que permitió sortear con éxito los impedimentos presupuestarios." Según Pablo Flehner, director junto a Sebastián Sánchez de El loco y el aún inédito Deléctrico, ambos de Babasónicos, los condicionamientos existen. "En nuestro caso Adrián (Dárgelos) nos vino a buscar porque quería dejar de filmar él mismo los videos de su banda. Obviamente sabe que nosotros le vamos a dar un enfoque marketinero que les sirva. Nosotros trabajamos en publicidad y de esto sabemos. Con El loco quisimos renovar la imagen del grupo." En esta búsqueda, Babasónicos apostó por dos trabajos bien diferentes entre sí: por un lado, el de Flehner-Sánchez, y por el otro, el provocativo Rubí que hicieron Juan Cruz Bordeu y Beto Ponte y que estrenaron en el show del Gran Rex. "Es el anticlip -dispara Bordeu-. Lucas, el pibe que se masturba, representa el amor. Es un video con mucho amor, didáctico, una especie de conexión entre la música y la sexualidad." Para la dupla, lo más importante no es la polémica sino la situación de incomodidad que se consigue. "No lo digo por la masturbación, sino porque busco cambiar el foco de cómo se ve el video, son tres minutos y medio, sin cortes, con una sola imagen. Terminás pidiendo que acabe. Es un video que no podés verlo más de diez veces."

Ingeniería creativa

Lejos de enfrentar al marketing con la creatividad, en el videoclip ambos van de la mano. "No hay que perder de vista que la llegada del clip al negocio de la música llegó como una herramienta de marketing; después , que lo utilices para tratar de comunicar algo, es otra cosa", asegura Eduardo Martí - Dylan para los íntimos-, amigo del flaco Spinetta y responsable de la mayoría de sus videos, entre ellos los inéditos Tonta luz y El enemigo (ver recuadro). "Dentro de ese amplio espectro hay artistas que tienen una gran ingeniería creativa. Trasladado a la Argentina, existe la necesidad de hacer cosas que tengan cierta personalidad. Con Luis siempre tratamos de trabajar con imágenes propias. Esto es lo que más falta en los videos locales que están muy pendientes de lo que llega de afuera."

Sobre este mismo punto, Adrián De Rosa, jefe de producción de MuchMusic y videasta, cree que los clips más interesantes provienen de las bandas independientes. "Se acercan más al videoarte, a lo experimental. La renovación real, tanto local como en el exterior, pasa por los grupos indies -explica-. Pero lamentablemente estos destellos de originalidad son absorbidos rápidamente."

Para Quatrini, el clip es una publicidad de cuatro minutos. "Dentro de eso yo trato de contar algo, transmitir una idea y si después de que viste un video mío, te quedaste pensando, perfecto, logré lo que quería. Trato de expresarme artísticamente, pero tengo presente que es un instrumento de marketing. Me ha pasado con algunos videos que me dijeran que no lo iban a enviar a la tele porque no era eso lo que querían para sus artistas, y yo lo respeto, porque es parte de las reglas del juego."

La imagen es la misma

Potenciar la canción, ayudarla a mostrarse en el campo visual, ésa es la idea actual del videoclip, y ya no la mera repetición en imágenes de lo que dice la letra. "Si contás una historia o superpones imágenes no importa. Lo importante es que haya un criterio -señala Tallarico-. Yo parto de una historia que no necesariamente va a llegar al espectador, pero es muy clara para mi. Como dijo Francis Ford Coppola, ser director consiste en tomar más de cien decisiones en un día y creo que sólo lo podés hacer si tenés en claro el concepto estético. Eso sí, como dice Santaolalla, lo que contás en la canción no lo digas en la imagen. Por ejemplo, con Positiva pensé quién puede decir que está todo bien, alguien que está en el espacio, no acá. Ahí nació el concepto del clip, como un tributo a 2001 Odisea del Espacio. Si hasta le choriamos un par de tomas."

Partiendo de la idea de que Spinetta es un mundo en si mismo, para Martí cada clip del Flaco es único. "El siempre sabe lo que quiere y esto excede la canción, abarca el campo visual. Lo que creemos es que un video debe reflejar el espíritu de las letras, debe tratar de encontrar una situación atractiva y que esto funcione como un hilo conductor para lo más importante, la canción."

Claudio Divella, el reconocido fotógrafo que hizo los clips de Leo García, Morrisey, Nadie salva e Isla, ve a su trabajo como en forma más conceptual. "Más cerca del videoarte. El video es un formato que te permite jugar -agrega-. Tanto en mis trabajos, como en otros, se está apuntando a una realización de autor, con un estilo que se transmite de un clip a otro."

Aún no alcanzará para hablar de una industria del video, pero lo cierto es que, estimulado por gente del cine, la publicidad y un puñado de veteranos realizadores, el clip de factura nacional está listo para ganar cada vez más pantalla.

Las bandas argentinas que prometen invadir la pantalla

Recién estrenado. Rock de las venas, el primer corte del nuevo trabajo de los Ratones Paranoicos, comenzó a rotar en la pantalla chica. "Es la gráfica del disco trasladada al video", sintetiza Laura Varsky, para explicar el trabajo realizado junto a Matías Vigliano -ambos diseñadores gráfícos-. Con el objetivo de cambiar la imagen de la banda llevaron el planteo gráfico a una plataforma digital. "La letra es la columna vertebral -comenta Vigliano-; a cada párrafo le damos un acompañamiento gráfico, respetando el concepto de la tapa del disco." Con este clip, los Ratones intentarán ganar nuevos seguidores.

A quienes les fue muy bien en esta tarea es a Memphis y a sus Angelitos culones, que gracias al éxito del Mono Mario consiguieron rotar con mayor frecuencia en Much Music y en MTV.

Otros de los que buscan llamar la atención desde el vamos son los de Turf con Loco un poco, el primer clip de su nuevo CD que los chicos de Doma tienen que entregar hoy a la discográfica. Este grupo, que nació hace dos años y que se hizo popular por intervenir y alterar la imagen y el significado de los carteles de señalización, intentarán desde Loco un poco " combinar lo fílmico con la animación y agregarle un toque de experimentación", adelanta Tommi Doma (prefiere mantenerse en el anónimato, como parte de un grupo de guerrilla gráfica, tal como la denominan). Después de Turf, posiblemente Doma (uno de sus integrantes quedó como finalista en el concurso de MTV para hacer un video de Radiohead) haga dos clips, también de animación, para Geo Rama y A Tirador Laser.

Por su parte, Flehner y Sánchez ya tienen fecha para presentar Deléctrico , el nuevo corte de Jessico , de Babasónicos. Será el 8 de diciembre en el show que la banda dará en Cemento. "De 22.30 a 1 se pasarán todos los videos del grupo -anticipa Flehner-, como si fuera una collage de imágenes. El cierre será con el estreno." Otro de los trabajos de la dupla es Viajera indómita, de los marplatenses de Altocamet. Claudio Divella, en tanto, continúa con Leo García, ya en posproducción se encuentra Mar, el tema que da nombre al disco y que, según el realizador, es el más conceptual de todos. Los uruguayos de La vela puerca, una de las apuestas de Universal para el año próximo, contará con Tallarico para la dirección de su video.

"A veces me parezco a Capussotto"

Luis Alberto Spinetta comenta sus dos nuevos clips, que pronto llegarán a la pantalla, y el 22 vuelve a Obras para presentar Silver Sorgo

  • Ahí está el Flaco, en una playa lejana, atado a su destino, cantando aquello de madre de la vida/ por favor ilumina a la gente/ o todo verdor y creación y tu amor se perderán ... Se trata de El enemigo, uno de sus dos nuevos video clips, filmados en septiembre en California, una semana antes del atentado terrorista a la ciudad de Nueva York, con un equipo de producción mínimo: él, su amigo del alma y director de ambos trabajos, Eduardo Martí, Raúl Bottazzi (asistente, actor, hombre orquesta) y una estudiante taiwanesa, Wei Huang, a la que contactaron en Los Angeles.
  • En exclusiva para Vía Libre, Luis Alberto Spinetta accedió a contestarnos un cuestionario, vía e mail, para hablar de estos trabajos que recién comenzarán a rodar por las señales de música en quince días. Pero hay más novedades para este boletín: el Flaco acaba de confirmar la presentación porteña de su último álbum, Silver Sorgo . Será el 22 de diciembre, en el Estadio Obras (con butacas en el campo) y contará con los Geo Rama como teloneros. Como invitado especial, Dante Spinetta subirá a cantar un par de temas con su viejo.

    -No son muchos los videos que filmaste en la última década y ahora te despachás con dos de golpe.

    -Más vale decir que filmé muy pocos videos en todas las décadas. Primero elegimos El enemigo , que tiene una idea muy aplicable al mundo real. La realidad de una sociedad apaleada, como la nuestra, que sigue sin poner en funcionamiento el mecanismo de la fraternidad, y se ha vuelto reaccionaria y dañina, llevada por el crimen de las dictaduras y la corrupción de las democracias. Tonta luz , el segundo clip, es una historia absurda, que decidimos hacer sobre la marcha. Es una yapa con la que nos dimos el gusto. Ambos temas tienen la ventaja de no ser extensos, lo cual resulta ideal para un presupuesto como el que teníamos.

    Para Spinetta, trabajar con su amigo Martí Dylan es un acontecimiento familiar y extraordinario . "El deseo por mejorar y crear algo nuevo nos sigue retando a pelar lo mejor de nosotros. Hemos trabajado juntos desde 1973 en un sinnúmero de fotos, filmaciones y hasta hemos compuesto música. Siempre tenemos que ponernos en sincro y una vez que logramos entender las ideas con las que vamos contando, sólo avanzamos a concretar como por arte de magia . Nuestro sentido de ver cada ocurrencia debe ser exhaustivamente puesto a punto, para llegar a considerar algo como estético y así que sea posible y que se filme."

    El Flaco y su guitarra, en la playa, amarrado entre el cielo y la tierra sólo por cuatro elásticos, esa es la síntesis de El enemigo. A un costado, la enigmática Wei Huang ("mira el horizonte con un toque de imperturbable, como buscando una verdad proveniente del futuro"). Pero la clave está en el lugar. "El paisaje pertenece a Baja California, o sea, Baja México, en la Bahía de San Quintín. El cuerpo de esta zona de la playa se va perdiendo hacia el norte en una serie de volcanes inactivos, ya romos por la acción de los tiempos, que se van sumergiendo en la lejanía. En el 2000, cuando conocí ese sitio gracias a Raúl (Bottazzi), una tarde, de pronto vi que la playa se había puesto fluorescente, creando colores en tornasol que nunca antes había visto y le comenté: aquí hay que venir a filmar un clip con Dylan (Martí). Me impactó la playa tremenda, creada por el océano mediante los incontables aluviones de la historia; además, no son esas las aguas color esmeralda que aparecen en algunos videos."

    Definido por Martí como un homenaje a Cassavetes, el otro clip, el de Tonta luz , portaba una idea tan simple como difícil de lograr: "Llevar el dramatismo de esa corta y demente canción al extremo de provocar risa. Por momentos parezco Capussotto, con mi falo-luz, cantando una melodía inconfesable. Este lo filmamos en la noche de L.A."

    -¿En el paso de la canción al clip, no se corre el riesgo de perder esas imágenes que sólo viven en la cabeza del oyente?

    -Lo sufrí con todos mis clips. Según la guita que tenés, ciertas visiones concretas deben ser desechadas. Uno arranca, a veces, de una idea que exigiría la guita que gasta Aerosmith y no es posible. Si uno logra un video genial con muy poco, es más acorde con una especie de ecología creativa, inclusive con un minimalismo más posta.

    - Qué te interesa explorar en un video.

    - Todas las canciones gozan de salud y requerimiento artístico, no tengo que pensar que le voy a poner una inmensa bola de imágenes a algo que no tiene peso, como sucede con la mayoría de videos carísimos que se ven. Siempre pienso que estamos haciendo un cortometraje para una música que ya tiene su propia película en la letra y los tonos.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?