Con el apoyo del gobierno, el rugby argentino se prepara para el Mundial 2027

Fuente: Telam
El presidente Mauricio Macri recibió a Agustín Pichot en la Casa Rosada y comenzaron a trazar los lineamientos para organizar el certamen ecuménico
Alejo Miranda
(0)
23 de mayo de 2016  • 22:05

La proyección internacional del rugby argentino avanzó un paso más luego de que se hiciera pública la intención del país de organizar el Mundial de Rugby de 2027, en una reunión que mantuvieron ayer el presidente Mauricio Macri y Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, el ente rector de este deporte.

Macri y Pichot sostuvieron un encuentro en la Casa Rosada del que también participaron José Torello, jefe del Gabinete de Asesores, e Iván Pavlovsky, vocero presidencial. "La decisión está en línea con el objetivo de promover grandes eventos deportivos que permitan posicionar al país para atraer turismo e inversión y estimular el desarrollo de obras de infraestructura que beneficien a la comunidad", expresó Macri a través de un comunicado de Presidencia de la Nación.

"Fue una primera reunión para hacer un plan a largo plazo. Lo más rescatable es que se habló de un proyecto a 10 años", le contó Pichot a la nacion. "Postularse para organizar un Mundial no se hace de un día para el otro, reviste una gran planificación. Parece mucho, pero 10 años no es tanto para eventos de esta magnitud".

4 postulantes hay para el Mundial 2023: Italia, Francia, Irlanda y Sudáfrica

El proceso todavía no comenzó y ni siquiera están los plazos fijados. De hecho, World Rugby está abocado a elegir la sede para el Mundial de 2023, para el que presentaron su postulación Italia, Francia, Irlanda y Sudáfrica. La decisión recién se conocerá en mayo de 2017.

El próximo paso para la Argentina ocurrirá cuando en octubre próximo, en ocasión del partido entre los Pumas y los All Blacks, en River, por el Rugby Championship, la cúpula de World Rugby visite el país y se reúna con el presidente Macri. "Servirá para que los dirigentes que no conocen la Argentina puedan ver cómo se vive un partido de rugby aquí y para seguir transmitiendo lo que es la Argentina. Soy un convencido que es un gran país", agregó Pichot.

La Argentina es un país increíble. La pasión de la gente, cómo se vive el rugby en los clubes, el fanatismo en todo el país, la hospitalidad para con el turista... Yo soy optimista. (Agustin Pichot)

Luego del éxito comercial y de venta de entradas que resultó el Mundial de Inglaterra 2015 y de las ganancias similares que se espera que arroje Japón 2019, la Argentina buscará seducir a World Rugby con otras armas. "Ése es el gran desafío. Estoy convencido de que organizar un Mundial no es sólo cuestión de plata, le tiene que quedar algo al país y a la región", dijo Pichot. "No se puede ni comparar con lo que fue Inglaterra 2015 en términos económicos. Es la discusión que hay que tener: si es todo ingreso o tiene que haber un balance con el desarrollo del rugby, como ocurrió con Nueva Zelanda 2011. América Latina es una zona por explotar y la Argentina es líder en la región. Con los Juegos Olímpicos de Río, el rugby va a llegar a más lugares en la región", agregó el dirigente.

Otro desafío para la Argentina es el área de infraestructura, con la necesidad de contar con estadios adecuados para un evento deportivo que es considerado el tercero de mayor relevancia en el planeta, detrás del Mundial de la FIFA y los Juegos Olímpicos.

A a nivel de organización y de infraestructura estamos muy bien. Habría que hacer obras para poner en condiciones lo que ya está construido. Tiene que ser una política de estado (Carlos Araujo, presidente de la UAR)

"A nivel de infraestructura, la Argentina hoy no está en condiciones de organizar un Mundial", reconoció Pichot. "Pero construir estadios, elefantes blancos que luego no sirven para nada, no es el modelo. Hay buenos estadios que no están en condiciones y habrá que aggiornar. San Lorenzo y Estudiantes están proyectando estadios nuevos, lo mismo que Boca... Si el rugby puede aportar un estadio chico, con tribunas temporarias como va a haber en Río 2016, bienvenido sea".

En su momento, la Argentina había expresado voluntad de organizar el Mundial de 2023, pero finalmente declinó de esta posibilidad.

La reunión entre Macri y Pichot dejó en claro que la organización de un Mundial de rugby excede al ámbito de este deporte. "Es un tema que involucra a toda la Nación", expresó el ex capitán de los Pumas. "Tenemos que trabajar mucho con otros organismos para capitalizar la experiencia de otros eventos internacionales, como el Moto GP o el Dakar. La realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud y el plan de organizar el Mundial FIFA de 2030 también van a aportar experiencia en el armado del proyecto".

Pichot había trabajado también, junto al Comité Olímpico Argentino, para que la Ciudad de Buenos Aires, entonces gobernada por Macri, consiguiera la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018.

Aunque todavía falte mucho, ya asoman posibles competidores en la puja por organizar el Mundial 2027. Estados Unidos, que bajó su postulación para el 2023, ya anunció interés. Según el Daily Telgraph de Sydney, Australia también adelantó cierto interés. Pichot agregó que los que quedarán al margen del 2023 seguramente insistirían.

Primero fue el ingreso en el Rugby Championship en 2012, luego el desembarco en el Súper Rugby con los Jaguares este año. De concretarse, la organización del Mundial 2027 será un nuevo hito para el rugby argentino.

am/jt

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.