Aimar y su pasión por la literatura: “Para mí fue todo un desafío sentarme a escribir”

Participó del libro Pelota de Papel, una obra en la que personajes del fútbol escribieron sus cuentos; Mascherano, Cavenaghi, Valdano y Sampaoli, otros que se sumaron a esta movida solidaria
Diego Morini
(0)
25 de mayo de 2016  • 10:00

Nunca le escapó a los desafíos Pablo Aimar. Por eso cuando Sebastián Domínguez, el defensor de Newell’s, le propuso participar de Pelota de Papel, el libro de cuentos escrito por futbolistas no lo dudó. En especial cuando supo que todos los que participaron de la idea por ejemplo Javier Mascherano, Jorge Valdano, Eduardo Sacheri y Fernando Cavenaghi, entre otros tantos, donarían sus derechos de autor para la Fundación Sí y para Proderechos, de Uruguay. "Para mí fue todo un desafío sentarme a escribir, incluso, cuando me lo ofrecieron, les dije, mejor hagamos un partido a beneficio... Pero bueno, mirá vos, salió algo diferente, con una calidad bárbara. Esperemos que a la gente le guste".

-¿Cómo fue la experiencia de escribir?

-Me escribieron Seba (Domínguez) y Juanqui (Jurado) para invitarme a participar de este proyecto de Pelota de Papel, en el momento me pareció imposible que me saliera algo y fue muy complicado. Primero fueron tres líneas las que escribí y ahí ya sentía que había contado todo el cuento. Pero me ayudó mucho Ariel Scher y así salió algo.

-¿Te habías propuesto antes escribir algo?

-No, nunca. No creo tener el don de hacerlo. Hay gente que puede en 300 páginas contar algo espectacular y otros que no podemos hacerlo. Conocer tus limitaciones es bueno.

-¿Sos lector?

-Sí, me encanta hacerlo. Incluso, el día que fuimos a cenar con la gente que participó del libro, escuché muchas sugerencias para leer. Estuve con Sacheri (Eduardo), a quien admiro y que leo siempre que puedo. No sólo a él, sino a todo autor que me interese.

-¿Es una actividad que sumaste cuando terminaste de jugar?

-No. Quizá leo menos ahora que antes. Porque cuando jugaba, en los viajes, en los hoteles o en las concentraciones, es donde más tiempo hay para leer. Ahora leo también, pero cuando jugás, tenés tanto tiempo...

-¿Por qué te parecía imposible hacerlo?

-Yo digo que futbolista somos todos, el que alquila la cancha, el que se compra los botines o la venda nueva. Todos son futbolistas los profesionales y los amateurs. Pero me parece que para escribir no se puede ser amateur. No podés largarte a escribir sin saber. Uno lee "Una sonrisa exactamente así", de Sacheri… ¡Qué te vas a poner a escibir... Qué voy a contar después de eso!

-¿Te quedaste conforme con lo que hiciste?

-Sí, porque me sentí feliz de hacerlo.

-Es otro legado que dejó Aimar

-Ahora tengo que plantar el árbol. Pero esto que hice en Pelota de Papel, ¿cuenta? Me parece que no. Cuatro páginas escribí. Yo quería escribirlo a mano así ocupaba más en el libro.

dm/tb

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.