Suscriptor digital

Tras ser procesado, el oficialismo destituyó a Echegaray de la AGN

Michetti y Monzó firmaron anoche la resolución; el juez Bonadio avanzó contra el ex funcionario en una causa por falso testimonio y violación de secreto
Gabriel Sued
(0)
3 de junio de 2016  

Echegaray en los tribunales, en 2013, cuando todavía era el jefe de la AFIP
Echegaray en los tribunales, en 2013, cuando todavía era el jefe de la AFIP Fuente: Archivo

El oficialismo avanzó ayer con la remoción de Ricardo Echegaray de la presidencia de la Auditoría General de la Nación (AGN), luego de que el juez federal Claudio Bonadio lo procesó por los delitos de falso testimonio y violación de secreto durante su gestión al frente de la AFIP.

"El procesamiento nos da la herramienta legal que necesitábamos para poder sacarlo de la Auditoría", dijo la vicepresidenta Gabriela Michetti, después de conocida la resolución judicial contra Echegaray. Según Bonadio, el ex jefe de la AFIP incurrió en esos delitos al denunciar en 2014 a Alfonso Prat-Gay como parte de una maniobra de lavado de dinero por medio de la cuenta que tenía Amalia de Fortabat en el HSBC de Suiza.

"No vamos a perder ni un minuto para redactar la resolución que le quita esa responsabilidad, que debe ser ejercida por alguien que reúna otras condiciones éticas", agregó la vicepresidenta sobre el titular de la AGN. Echegaray anticipó que resistirá la medida, que calificó de "irregular, ilegal, nula e ilegítima". El PJ, que impulsó la designación del funcionario, también cuestionó el procedimiento, por lo que la decisión podría derivar en un enfrentamiento político.

La remoción se concretó anoche por medio de una resolución conjunta de Michetti, presidenta del Senado, y del presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó. Los funcionarios demoraron ayer algunas horas la firma del documento a la espera de la notificación formal del juzgado de Bonadio y finalmente avanzaron en el trámite cerca de las 22.

Video

La decisión se produjo también luego de que anteayer quedaron expuestas una vez más las diferencias que había generado en el oficialismo la designación de Echegaray. Elisa Carrió cuestionó duramente a Michetti por haber firmado la designación, el 5 de enero. "Yo jamás hubiera entregado mi conciencia para ser vicepresidenta y hubiera puesto mi renuncia antes de designar a un delincuente como Echegaray", dijo Carrió.

Sin nombrarla, ayer Michetti pareció responderle al defender su decisión. "Hubiéramos estado incumpliendo la ley si no lo designábamos, porque la responsabilidad de nombrarlo al frente de la Auditoría es del partido de la oposición. Ahora podemos negarle este cargo en esta institución tan importante de la República", afirmó.

Objeción peronista

Brazo técnico del Congreso, la AGN es el máximo órgano de control de Estado y, por mandato constitucional, su presidencia le corresponde a la principal fuerza de la oposición, hoy el PJ. El partido cuestionó ayer la destitución. "Para resolver, las presidencias de las cámaras legislativas requieren que el auto de procesamiento esté firme. Es imprescindible una ratificación judicial de cámara", dice un comunicado del consejo nacional del PJ, presidido por José Luis Gioja. De sólo dos párrafos, el texto no hace una defensa de la figura de Echegaray. En caso de destitución, el PJ será el encargado de nombrar al reemplazante.

La legislación deja espacio para diversas interpretaciones, por lo que la cuestión seguramente terminará en la Justicia. Michetti y Monzó van a fundar la decisión en el artículo 124 de la ley de administración financiera, que rige el funcionamiento de la AGN, que indica que "en caso de inconducta grave o manifiesto incumplimiento de sus deberes los auditores podrán ser removidos por los procedimientos establecidos para su designación".

Los presidentes de las dos cámaras del Congreso sostienen que las conductas que el juez le atribuye a Echegaray en el procesamiento constituyen una "inconducta grave" y que para la remoción sólo basta la firma de ellos dos, porque ése es el procedimiento establecido en la misma ley para la designación del presidente de la AGN.

Echegaray sostiene en cambio que se necesita un dictamen previo de la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas, enlace entre el Congreso y la AGN. Argumenta que esa comisión tiene entre sus facultades, según su reglamento interno, la de "dictaminar sobre la remoción de los auditores generales" y presenta como cita de autoridad un fragmento de un manual de derecho parlamentario de Eduardo Menem.

Ahí se indica que antes de decidir la destitución el auditor cuestionado debe tener la posibilidad de ejercer su derecho de defensa ante la comisión mixta. Un dato importante: en una decisión resistida por el oficialismo, el 29 de abril el Frente para la Victoria impuso su mayoría y se quedó con la presidencia de ese organismo.

Apenas se publique la resolución de Monzó y Michetti, Echegaray va a presentar un recurso de reconsideración para que se revea la medida. Si no prospera, el ex jefe de la AFIP presentará una acción de amparo con un pedido de medida cautelar en los tribunales en lo contencioso administrativo.

Los argumentos contrapuestos

Nombramiento

El nombramiento de Echegaray en la AGN había sido resistido desde un sector del oficialismo, en particular la Coalición Cívica, pero se concretó porque no había entonces un procesamiento en su contra

Revés judicial

Ayer, la situación cambió a partir del procesamiento que el juez Bonadio dictó en contra del ex jefe de la AFIP; con ese fallo, el oficialismo consiguió el argumento legal para avanzar en la remoción del ex funcionario kirchnerista

Sentencia firme

Echegaray afirma que para que su remoción sea posible es necesario que el procesamiento esté firme, es decir, que sea confirmado por un fallo de cámara; se ampara en ese argumento para resistir en el cargo

Disputa política

Si la remoción finalmente se confirma, el PJ estaría en posición en tanto principal fuerza opositora en el Congreso, de nombrar a un reemplazante; ayer, sin embargo, el peronismo acompañó a Echegaray y se plegó a su rechazo a la remoción, con lo cual se abre una pelea política

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?