Airbnb lanza una herramienta para que los vecinos puedan quejarse

Fuente: Archivo
Ruidos molestos y actividades sospechosas ahora serán analizadas directamente por la plataforma de alquiler
(0)
6 de junio de 2016  • 12:53

El mayor portal de alquileres temporarios del mundo, que ya acumuló 80 millones de reservas en casas particulares en 190 países ( y que tiene a Buenos Aires como una de las ciudades con más ofertas en América latina), acaba de lanzar una herramienta para que los vecinos puedan elevar su queja de forma anónima. Cualquier descontento con cómo un vecino maneja su departamento y cómo se portan sus inquilinos puede ser elevado a la gerencia que se encargará de analizar cada caso.

En la sección "vecinos", se abren cuatro grandes puntos: problemas en espacios comunes (cómo se maneja la basura, por ejemplo), seguridad personal y delictiva, preocupaciones de carácter general sobre la actividad del anfitrión y fiestas con ruidos molestos (esta última seguramente sea útil durante los Juegos de Río, para lo que se publicaron 25.000 anuncios de alquiler).

Más allá de la música fuerte y otra queja circunstancial, esta opción será decisiva para aquellos que sub alquilan departamentos, una práctica muy común en Europa y Estados Unidos. En Nueva York, por ejemplo, solo está permitido sub alquilar un departamento por un máximo de 30 días y estando presente en el mismo. En la realidad, la mayoría lo pone en alquiler para hacer dinero cuando viaja.

"Vecinos" también será un arma favorita de quienes no estén conformes con el recambio continuo de personas y para quienes sean especialmente sensibles a los ruidos molestos. Ahora tendrán una forma de oficializar su reclamo, más efectiva quizás que golpear el techo con una escoba.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.