El tour de Guillermo Vilas por París: se divirtió con ex rivales y habló del futuro de su hija en el tenis

Dos ganadores argentinos de Roland Garros
Dos ganadores argentinos de Roland Garros Crédito: GuileVilasOK
A casi 40 años de ganar allí, fue a Roland Garros,les mostró los secretos del tour a su hija mayor
José Luis Domínguez
(0)
7 de junio de 2016  • 13:15

PARIS.- Las ganas de ver tenis pesaron más que el inesperado fresco de la primavera parisina, que el cielo plomizo y la llovizna que dominaron el panorama durante dos semanas. A casi cuatro décadas de su único título aquí, Guillermo Vilas pasó por Roland Garros para seguir los últimos días de acción en el segundo Grand Slam de la temporada. No fue un viaje más, porque hacía un buen rato que no visitaba el torneo -en otros tiempos era un habitué en el palco central- y porque esta vez lo acompañaron Phiangphathu Khumueang, su esposa tailandesa desde hace casi tres semanas pero con la que formó pareja hace casi 15 años, y Andanin, su hija mayor, a la que busca inculcarle los secretos del universo de las raquetas. Es, también, un reencuentro con amigos de otros tiempos, ex rivales convertidos en compañeros de la vida, con los que se han compartido años de circuito a despecho de rivalidades. Tiene bien ganado, además, su lugar dentro de las leyendas: como integrante del Salón Internacional de la Fama del Tenis, fue invitado a compartir la ceremonia de presentación de Amélie Mauresmo dentro del Hall of Fame en el estadio Philippe Chatrier, al lado de Ilie Nastase , Gustavo Kuerten y Billie Jean King, entre otros.

"Estaba con otras cosas, no estaba como para venir aquí. Estoy ocupado entrenando a mi hija. Más que nada, estaba tratando de hacerle entender a Andanin cómo es esto, trabajando en esas cosas que yo hacía para mí, y que a veces quizá no funcionan para otras generaciones. A mí me encantó venir acá y ver este torneo, en el que tengo tantos amigos. Yo sabía que iba a venir a divertirme a mi manera, necesitaba estar acá. Me cambia un poco la cabeza volver a París", cuenta en el comienzo de la charla con LA NACIÓN en el amplio salón de jugadores; Phiang le acerca un café y una gaseosa light.

Con su hija Adanin en el Philippe Chartier
Con su hija Adanin en el Philippe Chartier Crédito: GuileVilasOK

-¿Estás viviendo una luna de miel?

Sí, mirá... en realidad con ella ya vivimos varias veces una luna de miel, hemos hecho muchos viajes juntos. Andanin también empezó a entender más el tenis; a mis otras hijas también les gusta, siempre van a ver los partidos. Ellas se sientan conmigo. Por ahí las más chiquitas son unas vagas terribles, je. Pero juegan, y es muy lindo. Tengo una familia con la que me divierto, la paso muy bien, estoy contento.

-¿Cómo encontraste Roland Garros?

Muy bien. Hubo algunos cambios. Sacaron un par de canchas, están haciendo un edificio nuevo, hay cosas interesantes. Este es un país que va para adelante, es un país de tenis. De aquí salieron muchas ideas que están en el tenis.

-Bueno, también hubo algunas críticas porque falta un techo para la cancha central?

Sí, está bien, pero hay que entender que? Acá están inundados, pudieron jugar al tenis porque las canchas las elevaron después de la primera inundación, hace varias décadas. Estamos jugando en un lugar que es muy lindo, pero tienen un problema con el clima, el agua, y lo tratan de sortear.

-¿Te gusta el tenis que viste estos días?

Sí. Estoy buscando cosas para que mis chicas aprendan, me dedico bastante a eso. Y el tenis que hay ahora es un tenis muy bueno. Han mejorado mucho. Yo lo veo bien. Hay un grupo que viene de atrás para ver si tropieza alguno en el grupo principal; son jugadores que están muy prendidos y que buscan su oportunidad. Por eso creo que veremos varias caras nuevas próximamente.

Con Pat Cash
Con Pat Cash Crédito: GuileVilasOK

-¿Y lo que ves de tenis femenino qué te parece?

Bueno, la verdad es que no es algo que me gustó de primera. Pero yo estoy con ellas, que van a tener que aprender a jugar como las que son buenas, las que dejan huella. Acá vimos un partido fantástico, el de Serena y Putintseva (en cuartos de final), que se vio un tenis espectacular. A mí me pareció impresionante. Lo que sí, un partido con esa intensidad no es algo que todas puedan jugar, pero ellas encontraron cómo hacerlo. Están muy claras para competir, hay una mejoría en cuanto a calidad y cantidad. Yo veo en el tenis de las mujeres que tienen cosas muy positivas, y en el de los hombres veo cosas que ya conocía, pero que ahora las hacen cada vez mejor. El tenis se está poniendo muy interesante.

-¿Qué tenés planificado a mediano plazo con Andanin?

Ella ya ha ganado algunos torneos juveniles. Eso es bueno. Ya cuando una jugadora empieza a tener trofeos, crece, empieza a darse cuenta de lo que pasa, de lo que puede hacer, para luego pasar a lo que uno quiere llegar, a otra etapa. Está jugando cada vez mejor, tiene un muy buen físico para su edad? Tiene que ir de a poco, tiene 12 y ya juega entre las de 14. De mi lado, está todo bien armado, mi mujer está contenta de que Andanin juegue al tenis, tengo un buen equipo para trabajar, así que está todo pensado.

Con Boris Becker
Con Boris Becker Crédito: GuileVilasOK

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?