Adolfo Prieto: precursor de una tradición crítica argentina

Daniel Gigena
(0)
5 de junio de 2016  

El viernes a la noche murió en la ciudad de Rosario Adolfo Prieto, crítico literario y profesor universitario. Había nacido en San Juan el 29 de junio de 1928. Trabajó como docente en varias provincias y en 1959 se instaló en Rosario. Durante la dictadura militar, luego de ser cesanteado en la Universidad Nacional de Rosario, emigró y fue profesor en varias universidades estadounidenses.

Prieto escribió libros que sentaron las bases de una historia social de la literatura nacional: Sociología del público argentino, La literatura autobiográfica argentina (uno de sus libros clave), Diccionario básico de literatura argentina y El discurso criollista en la formación de la Argentina moderna.

María Teresa Gramuglio señaló que en su obra Prieto prestó atención "a la formación del público, a los distintos circuitos de producción y de lectura, a las condiciones históricas, sociales y culturales en que arraigan elecciones formales y aun aspectos psicológicos de los autores". Esos autores estudiados por Prieto fueron varios: José Hernández, Roberto Arlt, Ezequiel Martínez Estrada. "No estudié con Adolfo, pero una vez escuché una conferencia en una de las aulas de la Facultad de Humanidades y todavía recuerdo la impresión que me produjo escuchar a alguien que hablaba mientras escribía -dice Sandra Contreras, investigadora del Conicet, desde Rosario-. Del mismo modo, tal vez, en que escribía mientras hablaba, en el sentido en que decía Borges que los buenos escritores son aquellos cuya mano no contradice su voz."

Los vínculos entre literatura y sociedad fueron observados con interés, y no sin acentos polémicos, por el grupo Contorno, que Prieto integró junto con otros intelectuales, como los hermanos Viñas y Noé Jitrik.

El año pasado, publicó un libro inesperado: Tiempos. Signos. Lugares (Editorial de la Universidad Nacional de Entre Ríos), un conjunto de 17 poemas escritos al margen de su periplo académico a lo largo de su vida. En todos ellos las figuras del viaje y de la lectura adquieren un relieve singular.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?