Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, ahora se propone reinventarla

La idea imperante en la actualidad es descentralizar la Red y hacer que tenga más privacidad, menos controles de gobiernos y corporaciones, y mayor confiabilidad
Quentin Hardy
(0)
12 de junio de 2016  

Los científicos se proponen reinventar la Web
Los científicos se proponen reinventar la Web Crédito: NYT

SAN FRANCISCO.- Hace veintisiete años, Tim Berners-Lee creó la World Wide Web (red mundial) como un recurso para que los científicos obtuvieran información fácilmente. Desde entonces se ha vuelto el medio más poderoso del mundo para el conocimiento, las comunicaciones y el comercio, pero eso no significa que Berners-Lee esté contento con todas las consecuencias.

"Controla lo que la gente ve, crea mecanismos para la forma en que la gente interactúa", dijo de la Red actual. "Ha sido maravilloso, pero espiar, bloquear sitios, cambiar el propósito del contenido de la gente, llevarlo a los sitios equivocados, eso socava por completo el espíritu de ayudar a la gente a crear."

Por lo que el martes 1° de este mes, Berners-Lee se reunió en San Francisco con otros científicos computacionales de primer nivel -incluyendo Brewster Kahle, jefe de la organización sin fines de lucro Internet Archive y activista de Internet- para hablar de una nueva etapa para la Red.

Hoy, la World Wide Web se ha convertido en un sistema que a menudo es sujeto de control de gobiernos y corporaciones. Países como China pueden bloquear ciertas páginas Web de sus ciudadanos, y servicios en la nube como Amazon Web Services tienen una poderosa incidencia. Por lo que los científicos computacionales se preguntaron qué podría suceder si lograran dominar nuevas tecnologías para crear una red más descentralizada con más privacidad, menos control de gobiernos y corporaciones, y un nivel de permanencia y confiabilidad.

"Las historias nacionales, la historia de un país, ahora sucede en la Red", dijo Vinton G. Cerf, otro fundador de Internet y principal evangelista de la Red en Google, en una entrevista telefónica antes de pronunciar un discurso para el grupo de científicos. "La gente cree que hacer digitales las cosas significa que durarán por siempre, pero eso ahora no es cierto", apuntó.

El proyecto está en sus primeros tiempos, pero los debates mostraron cómo la orientación que ha tomado la World Wide Web en los últimos años ha provocado una profunda ansiedad entre algunos tecnólogos. Las revelaciones de Edward J. Snowden de que la Red ha sido utilizada por gobiernos para espiar, y la comprensión de que compañías como Amazon, Facebook y Google se han convertido en quienes controlan el acceso a nuestra vida digital aumenta la preocupación.

El martes 31 de mayo Berners-Lee y Kahle y otros cambiaron ideas en un evento llamado Decentralized Web Summit, respecto de nuevas maneras en que las páginas de la Red podrían ser distribuidas sin el control estándar de una computadora que actúe como servidor, así como maneras de almacenar datos científicos sin tener que pagar tarifas por almacenamiento a compañías como Amazon, Dropbox o Google.

También aparecieron los esfuerzos por crear mayor privacidad y responsabilidad, agregando más encriptado a varias partes de la Red y archivando todas las versiones de una página. Tales esfuerzos harían más difícil censurar contenido.

"Edward Snowden mostró que inadvertidamente construimos la mayor red de vigilancia del mundo con la Web -dijo Kahle-. China puede hacer que sea imposible para la gente leer cosas allí y unos pocos proveedores de servicios son los organizadores de facto de la experiencia de cada uno. Tenemos la capacidad de cambiar todo eso."

Mucha gente ve los servicios online de Internet y la Red como una misma cosa, pero son muy diferentes. Internet es una infraestructura de red, por la que dos máquinas pueden comunicarse por una variedad de caminos y una red local de computadoras puede conectarse con otras redes. La Web, en cambio, es un medio popular para acceder a esa red de redes. Pero por el modo en que se crean, manejan y nombran las páginas, la Web no está plenamente descentralizada. Si se hace que deje de funcionar un cierto servidor, determinada página ya no está disponible.

Sistemas de censura como el gran Firewall de China eliminan el acceso a mucha información para la mayoría de su pueblo. Los gobiernos y las compañías pueden tener buena idea de quién lee qué páginas viendo qué sucede con las direcciones de Internet.

En algunos sentidos los esfuerzos por cambiar la tecnología para la creación de la Red son una especie de historia de maduración. Berners-Lee creó la World Wide Web cuando trabajaba en CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, como herramienta para los científicos. Hoy, la Web sigue funcionando con tecnologías del Viejo Mundo.

Está el caso de los pagos. En muchos casos la gente paga por cosas online ingresando información de su tarjeta de crédito, lo que no es muy distinto de entregar una tarjeta a un comerciante para que registre los datos.

Abrir nuevas opciones

En la sesión, los científicos computacionales hablaron de cómo nuevas tecnologías de pago podrían incrementar el control individual sobre el dinero. Por ejemplo, si la gente adoptara el llamado sistema de registro contable en el que se utilizan monedas digitales, un músico podría potencialmente vender discos sin intermediarios como iTunes de Apple. Sitios noticiosos podrían tener un sistema de micropagos para la lectura de un solo artículo, en vez de depender de los avisos en la Web para obtener dinero.

"Los ingresos por avisos son el único modelo para demasiada gente en la Red ahora -dijo Berners-Lee-. La gente supone que el consumidor tiene que hacer un acuerdo con una máquina de marketing para obtener cosas «gratis», aunque se horrorice de lo que sucede con sus datos. Imagine un mundo en el que pagar por cosas fuera fácil de ambas partes."

El Internet Archive (Archivo de Internet) de Kahle, que existe sobre la base de una combinación de subsidios y honorarios por la digitalización de libros para bibliotecas, opera la Wayback Machine (Máquina de Muy en el Pasado), que sirve como registro de sitios discontinuados o versiones anteriores de páginas. Para hacer que eso funcione ahora Kahle tiene que buscar y capturar una página, luego darle una nueva dirección en la Red. Con el sistema distribuido adecuado, dijo, "el archivo puede tener todas las versiones, porque habría un registro permanente ubicado en muchos sitios".

Algunos de los participantes son partidarios de la privacidad extrema, que han creado métodos para crear sitios que no pueden ser censurados, usando criptografía. Cerf dijo que desconfía de la esa posición extrema, pero que piensa que el modo en que las monedas digitales registran permanentemente las transacciones podría usarse para hacer más responsable la Red.

Aun así no todos los principales actores concuerdan en cuanto a si la Red necesita ser descentralizada. "La Red ya está descentralizada -dijo Berners-Lee-. El problema es el dominio de un motor de búsquedas, una gran red social, un Twitter para microblogging. No tenemos un problema de tecnología, tenemos un problema social."

Un problema que, quizá, pueda ser resuelto con más tecnología.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?