Suscriptor digital

Pumpas XV, inclusión y pasión

Jorge Búsico
(0)
16 de junio de 2016  

No es necesario recurrir al diccionario para verificar de qué se tratan las palabras inclusión y pasión. Quizá sea más efectivo darse una vuelta para ver a los Pumpas XV, el equipo argentino de Mixed Ability, una especialidad que constituye una segunda etapa del Rugby Inclusivo, y de la que participan, por partido, 6 o 7 jugadores con discapacidad intelectual y 8 o 9 facilitadores, que aportan el juego y la filosofía de éste, tanto dentro como fuera de la cancha. Anoche, en otro acto de rugby en su más puro estado, Pumpas XV tuvo un nuevo encuentro, cotejando con el plantel superior de Belgrano Athletic, en la mítica cancha de Virrey del Pino de uno de los clubes fundadores del rugby argentino.

¿Por qué Pumpas XV? "Es una mezcla de Pumas con Pampas XV; se nos ocurrió que era representativo", cuenta Daniel Fernández, el hombre que en 2011 inició el Rugby Inclusivo en su club, Banco Hipotecario, y empujado por su hijo Joaquín, hoy de 15 años, quien nació con Síndrome de Down. La creación de un equipo tiene que ver con el hecho de que Fernández y el resto de los que integran este grupo maravilloso quieren viajar el año próximo a Vitoria, País Vasco, donde en agosto se disputará el 2° Mixed Ability Rugby World Tournament. Al primero, realizado en Inglaterra el año pasado, concurrió un grupo reducido de argentinos (Daniel, su hijo, los hermanos Viacava, de CUBA, entre otros), por lo cual debieron unirse al equipo de Italia.

Los integrantes de Pumpas XV iniciaron una campaña para recaudar fondos (donaciones, patrocinadores, lo que sea) en pos de ese viaje. Al no tener un lugar de entrenamiento, la solución apareció por la solidaridad y sensibilidad de un club: CUBA prestó sus instalaciones de la sede de Núñez, dos miércoles al mes. "Es fundamental generarle un sentido de identidad al equipo. El primer paso fue el lugar; ahora ya aprobamos nuestro escudo (el de Mixed Ability, con dos manos tomando una pelota de rugby, pero de color celeste, y abajo, la leyenda Pumpas XV en celeste y blanco) y nos falta definir la camiseta y los pantalones. Las medias son las que representan al club de cada jugador y facilitador", sostiene Fernández.

"Aquí encontré reunir mis tres pasiones: familia, rugby y docencia", sostiene Fernández, quien suma: "El enfoque del Mixed Ability no es desde la competición, sino desde el aprendizaje y la diversión. Es un punto de encuentro donde las familias pueden participar; es un entorno amable fuera de evaluaciones, pruebas psicométricas y terapias. Va mucho más allá". Fernández cuenta que en un partido uno de los chicos se angustió porque no veía a su papá del otro lado del alambrado y que uno de los facilitadores se ocupó de tranquilizarlo para que siguiera jugando.

La experiencia de Rugby Inclusivo empezó con sólo dos participantes. Hoy, con el Mixed Ability, suman unos 60. Al encuentro de anoche en el BAC viajó el mendocino Guillermo Palumbo (Los Tordos). Pumpas XV tiene lo que necesita la vida: inclusión y pasión.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?